Monet y Pissarro caminos separados y unidos por el impresionismo.

Aunque el título de este artículo pueda extrañar lo cierto es que dos de los artistas más representativos del movimiento impresionista y grandes amigos fueron separados al final de sus vidas por el arte y el camino que cada uno decidió escoger.

Al comienzo del movimiento impresionista Claude Monet y Camille Pissarro tenían mucho en común acerca de la pintura y su modo de entender la pintura en aquellos años en los que estudiaban y pintaban el paisaje de Francia al aire libre. Sin embargo lo que parecía una amistad unida por el arte finalmente también por motivos artísticos se separaron.

Claude Monet

Claude Monet

Pissarro pensaba que había que evolucionar en el impresionismo y que había que realizar una pintura más moderna y con otros aires dándole la sensación de que se habían quedado estancados y criticaba duramente la pintura de Monet diciendo que no sabía pintar otra cosa y que su estilo no evolucionaba.

Camille Pissarro , El huerto en Éragny

Camille Pissarro , El huerto en Éragny

Fue entonces cuando Claude Monte inauguró la exposición de la serie de almiares y a la que acudió el propio Pissarro quedando absolutamente maravillado. Pissarro recomendó fervientemente a su hijo Lucien que visitara la exposición y dado que no pudo hacerlo su padre se enfadó con él diciéndole en una carta que rara vez podrá ver una exposición que merezca tanto la pena como esta.

Almiar, efecto de luz de tarde, Claude Monet

Almiar, efecto de luz de tarde, Claude Monet

Le costó un tiempo pero finalmente, Pissarro escribió una carta a Monet pidiéndole disculpas y mostrando su satisfacción por la exposición de los Almiares y dejando ver que quizás las series fueran en camino a seguir. Desde este momento Pissarro se ocupa de las series sobre todo de temas urbanos en París obteniendo el mayor éxito de toda su carrera, también recomendado por su médico ya que sufría problemas de vista y pintar al aire libre podría ser perjudicial al afectarle el sol de modo directo.

Camille Pissarro, Montmatre

Camille Pissarro, Montmatre

Monet continúa por otro lado con la series de la catedral de Rouen que tan reconocibles son para todo el mundo.

En muchas ocasiones como he comentado en este blog hay un camino marcado que hemos de seguir, no solo en la pintura sino también en cualquier labor que desempeñemos a lo largo de nuestra vida y a veces se toman senderos que nos hacen volver de nuevo al camino principal. Tomar el sendero equivocado para regresar es de personas sensatas y valientes.

Anuncios

Exposición de Velázquez en el Prado

DIEGOVELAZQUEZ1

Hoy voy a recomendar una exposición que se inauguró en el pasado mes de octubre y que permanecerá hasta el próximo mes de febrero de 2014. Se trata de un recorrido por la pintura de retratos de la familia de Felipe IV que Velázquez realizó en su taller. Se trata de una muestra en la que se exponen cuadros que han llegado de diferente museos y del propio fondo del Museo del Prado en la que nos muestra una variada mirada  a la familia real ya que en esa época el resto de las cortes europeas y coleccionistas privados demandaban la pintura de la familia de Felipe IV ya que querían conocer bien cómo era la familia real de uno de los países más poderosos del mundo en aquel momento y con gran cantidad de problemas tanto económicos como bélicos que hacían que España estuviera en un gran desequilibrio. Llaman la atención los trajes que portan los diferentes personajes de la corte donde parece que el negro y los colores sobrios dejan paso a unas telas con colores y adornos algo más alegres. Debido a la demanda de este tipo de pinturas Velázquez y todos los artistas que trabajaban para el tuvieron que satisfacer esta gran demanda de 

pintura española ya que era el único que realizaba en aquella época este trabajo ya que era el único con capacidad para retratar a toda la familia de Felipe IV al tener el favor del rey como pintor de corte. Una vez más Velázquez se convierte en un reportero gráfico de la época y en vez de utilizar una cámara de fotos utiliza su paleta y pinceles para recoger de primera mano algunos momentos muy importantes de la historia de España así como a sus personajes en este caso príncipes y reyes y gente cortesana y en otras ocasiones a gente de la calle de modo que nos ofrece una visión completa de la España del siglo XVII.

 

IMPRESIONISMO. UN NUEVO RENACIMIENTO


Hoy recomiendo una exposición que acaba de ser inaugurada en la Fundación Mapfre de Madrid y que lleva por título, “Impresionismo. Un nuevo Renacimiento”.
Y es que estos pintores de mediados del siglo XIX abrieron una brecha en el panorama del arte de la época siendo totalmente transgresores en la utilización de la luz y el color y la representación de motivos y composiciones poco habituales para la época, de ahí que mucha gente lo considerara una broma de mal gusto.

Uno de mis cuadro favoritos de pequeño formato es con el que comienzo esta entrada, se trata de “La urraca” de Monet.Tiene una luz que apabulla y lo mejor de todo como decía antes es el motivo principal determinado pro el título, una urraca ¿a quién se le ocurriría pintar una urraca en aquella época?.

Con esto quiero destacar lo extraño que podría parecer para la época que alguien retratara una urraca y le pusiera ese título al cuadro pero este cuadro va más allá, a mi parecer la urraca no es más que una excusa para pintar ese magnífico paisaje nevado que se ve alrededor, esas sombras azuladas sobre la nieve.

Por otro lado no puedo ocultar mi admiración por estos pintores y su influencia en mi pintura.

Rubén
www.rubendeluis.com

JUAN BAUTISTA MAÍNO

juan bautista maíno

El museo del prado presenta una expoición de uno de los artistas más desconocidos eclipsado por la influencia de la pintara de Velázquez o Zurbarán en el conocimiento de la pintura barroca de hoy día.

Se trata de Juan Bautista Maíno, uno de los pintores muy influyentes en la pintura del siglo XVII y preferidos de Felipe IV.Para todos los amantes de la pintura es una cita obligatoria asistir a esta exposición y ver que la pintura del barroco es algo más que Velázquez,  sin quitar mérito a éste por supuesto.

Saludos