Dos paisajes en acuarela, entre la ciudad y el paisaje

Cuadro en acuarela de una vista de Madrid

Cuadro en acuarela de una vista de Madrid

No hace mucho que he terminado dos cuadros en acuarela de dos paisajes de Madrid muy distintos entre sí. Se trata de un paisaje urbano por un lado y de un paisaje de montaña por otro. Ambos realizados con la técnica que suelo utilizar cuando pinto con acuarelas destacando al luz que hay en cada cuadro.

 

El primer cuadro es una vista de Madrid desde el lago de la Casa de Campo, un lugar al que muchos madrileños suelen acudir a realizar algún deporte o bien a pasear. Se contempla una vista muy bonita de Madrid. Se trata de un cuadro con una luz muy clara de mañana, quizás de una mañana de otoño o de invierno en la que se puede contemplar árboles sin hojas excepto los pinos y el color gris y azul muy claro predomina en toda la acuarela. El cielo y las nubes hacen que el ambiente sea más claro sumiendo a la ciudad en una neblina propia de esta época por las mañanas.

Cuadro en acuarela de la Sierra de Guadarrama

Cuadro en acuarela de la Sierra de Guadarrama

 

Por otro lado está el paisaje de la Sierra de Guadarrama, porque Madrid aparte de ser ciudad también es motaña y paisaje y a pocos kilómetros de la gran ciudad podemos encontrar lugares que aún a día de hoy permanecen inalterables. Esto es peculiar y a la vez cuesta creer a otras personas de otras provincias ya que la ciudad lo canibaliza todo y cuando decimos Madrid nos viene a la mente una gran ciudad pero no es así ya que como muestro en este segundo cuadro se puede apreciar al cumbre de La Maliciosa, una montaña muy bonita que adquiere su nombre debido al trabajo que cuesta coronar la cima.

La luz del otoño envuelve esta acuarela de tonos ocres y dorados que se proyectan sobre la montaña bajo un cielo lleno de nubes grises y azuladas. Es realmente espectacular el poder ver este tipo de escenas en la montaña y poder retratarlo.

Lo que me apetecía desde un momento era pintar una pareja de acuarelas del mismo tamaño de lugares cercanos entre sí pero con grandes diferencias.

Anuncios

Escenas de personas durmiendo en pintura

Durmiendo, oleo sobre lienzo

Durmiendo, oleo sobre lienzo

A lo largo de la historia del arte las escenas de personas durmiendo siempre han llamado la atención de los artistas. En mi caso también, tal y como comparto hoy aquí en un cuadro al óleo que he terminado recientemente y que desde el momento que presencié la escena pensé que había un cuadro en lo que estaba viendo.

Una mañana de verano mientras pasaba por la habitación de mi hijo de repente vi cómo dormía y la posición en la que se encontraba así como la luz de la habitación en ese momento y decidí pintarlo.

Se trata de una escena como muchas que solemos contemplar a menudo en la vida diaria y es que el movimiento impresionista se basa en esos momentos tan comunes con unas composiciones casi fotográficas en las que se retratan estos instantes fugaces que nos transmiten tantas cosas.

Henri de Toulouse-Lautrec, “La cama”

Henri  Toulouse-Lautrec, “La cama”

Como ejemplo de un artista perteneciente al movimiento impresionista podemos hablar de Henri Tolouse-Lautrec que pintó gran cantidad de escenas en las que aparecen personas de diversos tipos en la cama en diferentes actitudes envueltos en un ambiente muy bohemio y propio del París de aquella época.

Y es que las composiciones que se pueden lograr en este ámbito son muy variadas y realmente atractivas para cualquier artista ya que a nivel compositivo y a nivel estético es realmente tentador para cualquier pintor el poder realizar alguna escena de este tipo.

Joaquín Sorolla, "Madre", oleo sobre lienzo

Joaquín Sorolla, “Madre”, oleo sobre lienzo

También Sorolla retrató en otro ambiente muy diferente lleno de dulzura y calidez a su esposa Clotilde y a su hija recién nacida. Las dos, madre e hija en el lecho. Algo realmente espectacular con una luz blanca que inunda toda la estancia y que nos transmite esa calidez y ternura propia de la situación.

 

El mar cerca de Brighton, un estudio de John Constable

El mar cerca de Brighton,17x23 cms, John Constable, oleo sobre papel sobre cartón

El mar cerca de Brighton,17×23 cms, John Constable, oleo sobre papel sobre cartón

Hay algo que me gustaría compartir hoy en este blog y es la capacidad de síntesis que tuvo John Constable para representar algunos momentos del día y situaciones determinadas. Capacidad de síntesis y valentía al abordar estos temas tan particulares y modernos para la época en la que vivió Constable que lo hace sin duda un artista moderno y adelantado a su época.

Pero lo que más me atrapa de este tipo de estudios en óleo o acuarela como decía al principio es la capacidad de capturar el momento con pocas pinceladas, aquí es cuando menos es más y con pocas pinceladas se dicen muchas cosas. Quizás muchos de estos trabajos inacabados la mayoría poseen más frescura y espontaneidad y por eso mismo más verdad que un trabajo realizado de modo meticuloso en un estudio.

El mar en Brighton podemos ver como brilla en la zona de la izquierda y un velero a lo lejos corta el horizonte, no sabemos si estaría ese velero en ese momento allí pero Constable sabe que debe estar en su pintura para cortar la línea del mar y del horizonte y aportar al cuadro algo con lo que fijar nuestra mirada dentro de algo global, en este caso de las nubes y el mar que lo abarcan todo en el cuadro.

Sitúa Constable dos velas una más cercana y otra más lejana para ofrecer más sensación de lejanía de horizontes lejanos, infinitos y de pequeñez ante la naturaleza bajo esas grandes nubes y ese mar de plata que nos indican aire, preludio de tormenta quizás…..quien sabe….. pero lo cierto es que Constable es un genio , sólo un genio es capaz de decir tanto con pocas pinceladas. Es importante reseñar los trabajos rápidos, bocetos o estudios rápidos de los grandes artistas en los que se puede apreciar la esencia de cada artista y sobre todo lo que con su obra en general nos dicen. A pesar de ser trabajo de estudio, con el paso del tiempo estos trabajos han tenido mucho valor y los grandes museos que organizan exposiciones lo saben destacando este trabajo en todas las muestras que realizan y en muchas ocasiones siendo el motivo principal de la exposición.

La pintura de Dennis Miller Bunker

Fotografía del artista Dennis Miller Bunker

Fotografía del artista Dennis Miller Bunker

Hoy voy a dedicar unos momentos a recordar la figura de un artista que como tantos otros a veces ha pasado desapercibido para mucha gente sobre todo en lo que es la memoria colectiva en cuanto a arte se refiere porque cuando hablamos de Impresionismo siempre nos viene a la cabeza imágenes de cuadros de Monet, Renoir, Pissarro, Gauguin…..artistas franceses pioneros en este movimiento pero pocas veces nos acordamos de artistas impresionistas de otros países. Este es el caso de Dennis Miller Bunker que además de ser un artista norteamericano murió a la temprana edad de 26 años por lo que hace que su obra no sea demasiado extensa pero no por ello pierde valor ya que sus cuadros poseen una calidad increíble y los retratos que realizó de igual modo.

Este artista nacido en Nueva York y que pronto viajó a Francia, en concreto a París a estudiar en la Escuela de Bellas Artes donde realizó parte de su formación ya que la otra parte la realizó en Estados Unidos anteriormente. De París decidió viajar por los alrededores y conocer los lugares donde se había fraguado el impresionismo.

Me gustaría profundizar sobre todo en una serie de paisajes que he estudiado recientemente , algunos estudios, otros no, sobre paisajes realizados por este artista.

Aquí presento cuatro que me han gustado y me han llamado mucho la atención. En concreto más que el paisaje en sí representa lo que me llamó la atención fue la línea en la que enmarca el horizonte, muy alta en estos cuatro cuadros centrándose sobre todo en la superficie del paisaje. Parece que al contrario que muchos artistas que quedan eclipsados por los cuadros con grandes cielos en los que el celaje es parte fundamental del cuadro a Dennis Miller Bunker es atraído por cosas como pequeños arroyos, pozas o rincones que la naturaleza se encarga de hacer como juncos o arbustos, esto dice mucho de un artista que sin duda se fija en este tipo de pequeñas cosas que a la mayoría de las personas pasan desapercibidas.

Abajo expongo las cuatro obras para que se vean a la vez como si estuviéramos en una exposición o en un museo en la que poder ver las obras de un vistazo y hacernos idea de lo que el artista nos quiere transmitir, por eso recomiendo siempre que sea posible visitar los museos y exposiciones para poder tener una idea global de la obra del artista.

 

Acuarela al aire libre en la playa

Pintando una acuarela en la playa

Pintando una acuarela en la playa

Siempre he dicho que pintar al aire libre es una de las mejores experiencias para cualquier artista y aprovechando un viaje con mis hijos a la costa he aprovechado para pintar en algún momento libre alguna acuarela ya que es uno de los mejores modos de apreciar y percibir el ambiente en el que estamos.

Comenzando una acuarela de una marina

Comenzando una acuarela de una marina

No se necesita un material excesivo, sobre todo si se trata de acuarelas ya que con un pequeño estuche de colores de viaje, un pequeño cuaderno de acuarela y unos pinceles se puede capturar el lugar en el que nos encontramos a la vez que disfrutamos del entorno.

Acuarela terminada

Acuarela terminada

En este caso he pintado hoy una marina en un formato muy pequeño tipo postal. Unas pinceladas para poder mostrar lo que veo en ese momento.

Compartiendo experiencias sobre pintura con los más pequeños

Los más pequeños pintando sobre el lienzo que tenía empezado

Los más pequeños pintando sobre el lienzo que tenía empezado

Hace unos días me ofrecieron la posibilidad de ir a un colegio a mostrar un cuadro en el que estaba trabajando para mostrarlo a los más pequeños y que pudieran ver el proceso creativo y contestar a todas las preguntas que tuvieran ya que sienten gran curiosidad por este medio, de modo que sin dudarlo acepté y fui a pasar un buen rato en compañía de los más pequeños del cole.

Los niños siempre muestran mucha naturalidad ante cualquier cosa y el arte no iba a ser menos de modo que ellos no titubean a la hora de preguntar sobre cualquier cosa que les llame la atención, por ejemplo si sé pintar tal o cual cosa o aludiendo a la perspectiva preguntando o afirmando que los árboles del fondo son pequeños porque están lejos y las flores son grandes porque están cerca.

01

Estuve mostrando los materiales que suelo utilizar cada vez que pinto un cuadro, los tubos de pintura, los pinceles, la paleta de colores la trementina y demás cosas que suelo utilizar a la hora de pintar un cuadro y fue muy enriquecedor ya que los niños muestran  mucho interés por todo lo que les explicas y sobre todo muestran mucho cariño enseguida y se muestran muy receptivos enseguida.

Un cuadro de una acuarela de la Gran Vía de Madrid en cuatro pasos

Desde hace un tiempo muchos sois los que me enviáis mensajes pidiéndome que realice un vídeo en el que muestre la realización de una acuarela ya que es una técnica con la que mucho no os sentís cómodos.

Con acuarela se trabaja de un modo diferente al óleo, de claro a oscuro, al contrario que sucede con la pintura al óleo.

Dentro de la técnica de la acuarela cabe destacar que existen muchas posibilidades y hay total libertad para realizar este tipo de cuadros con otra técnica. Cada artista debe ajustarse y encontrar la técnica que le permita elaborar el trabajo que desea. Por mi parte muestro la que suelo utilizar que se ajusta a la técnica utilizada por acuarelistas desde hace siglos como John Sell Cotman o William Turner. No tiene porque ser esta pero dado el interés que suscita la técnica que empleo he pensado que os gustaría ver un vídeo en el que de modo sencillo se puedan apreciar en cuatro pasos cómo realizo una de estas acuarelas, en concreto una escena de la Gran Vía de Madrid.

  1. Primero como se puede apreciar en el vídeo realizo un dibujo a lápiz que se puede decir que es la base sobre la que pintaremos. No se trata de hacerlo muy perfecto, no coloreamos un dibujo a lápiz, esto sería una equivocación, se trata de realizar un pequeño bosquejo que nos sirva de guía para realizar una buena composición y añadir el color más adelante.
  2. Comienzo a añadir color pero de un modo muy sutil con mucha agua y poco color determinando las zonas con cada color para más adelante utilizar más pigmento
  3. En este paso se comienzan a añadir algunos detalles más, aún no demasiados pero se determina mucho más el color en cada zona y podemos ver mejor cómo será el resultado final, añadimos valores más altos de color con más carga de pintura en cada zona y voy creando las sombras y partes más oscuras del cuadro, algo determinante en el cuadro. Se puede decir que en este paso puede cambiar todo en el cuadro y en su resultado final.
  4. En el último paso se añaden todos los detalles con pincel mucho más fino y de detalle, añadimos todas las pequeñas cosas que determinan lo que pinto.. Por ejemplo en este caso los detalles de los edificios, los balcones, las nubes, los coches y así hasta crear un conjunto más homogéneo que adquiera consistencia.

Espero que este pequeño comentario junto con el vídeo haya sido de ayuda y os haya servido para ver de un modo más claro y concreto cómo pinto una de mis acuarelas.