Dos cuadros de Santander al oleo desde Somo.

No es la primera vez que pinto el mismo cuadro con diferente técnica. Hoy presento dos cuadros de una vista de Santander desde Somo realizados en óleo y acuarela.

Cuadro al oleo de un paisaje de Santander desde la playa de Somo.

Cuadro al oleo de un paisaje de Santander desde la playa de Somo.

La diferencia es evidente y salta a la vista en la ejecución de ambos cuadros en la técnica empleada, la acuarela aporta más suavidad en su tratamiento y el óleo más consistencia con una pintura con más materia. Aún así el paisaje es el mismo. Dos formas de mirar el mismo lugar algo distintas siendo la composición prácticamente igual, sin embargo nos inspiran cosas distintas.

Acuarela de Santander desde la playa del Puntal en Somo.

Acuarela de Santander desde la playa del Puntal en Somo.

Lo mejor por eso es verlas a la vez las dos pinturas y por eso he querido exponerlas aquí para ver las diferencias que cada técnica nos ofrece a la vez que nos aporta cosas distintas y nos evoca cosas diferentes también. De la ligereza y suavidad de la acuarela a la consistencia y el contraste del cuadro al oleo.

Dos cuadros de Gijón en acuarela

Presento dos acuarelas que he pintado recientemente de Gijón a raíz de un encargo que me han solicitado para pintar dos cuadros de la ciudad en gran formato vertical y horizontal.

El cielo en estos dos cuadros representa una parte fundamental de la composición general de los cuadros adquiriendo gran protagonismo en cada pintura.

Recientemente he recibido el encargo de pintar dos cuadros en acuarela de una medida bastante grande, 80×70 cms.

Dos cuadros que tienen como protagonista a la ciudad de Gijón. Dos rincones muy distintos de la ciudad pero muy conocidos en dos formatos diferentes también. En formato vertical y horizontal.

Por un lado he pintado una vista del puerto de Gijón en una vista horizontal del lugar con los barcos amarrados en el muelle siendo el reflejo tanto de la ciudad como de los barcos algo muy importante en el cuadro.

El siguiente cuadro que he pintado es un cuadro de una pequeña zona muy conocida de la playa de San Lorenzo con la iglesia de San Pedro al fondo y en un formato vertical.

La luz es otro elemento que distingue a estos dos cuadros teniendo el cuadro del puerto una luz de atardecer y el de la playa de San Lorenzo una luz de mañana de invierno.

El cielo es otro elemento a tener en cuenta en ambos cuadros ya que adquiere gran protagonismo en ambas pinturas.

Una vez que pinto cuadros en serie o parejas de cuadros de un tema similar o de una ciudad o un lugar determinado me gusta exponerlos a la vez ya que creo que tiene sentido el poder verlos a la vez para apreciar mejor el conjunto de la obra en general.

Dos cuadros al oleo de la Costa Brava.

Dos cuadros al oleo de dos marinas de la Costa Brava.

Al terminar los dos cuadros pensé que sería bueno observar las dos pinturas a la vez lo que me llevó a realizar un comentario sobre estas dos obras.

No hace mucho he realizado un par de cuadros que tienen como motivo principal dos calas de la Costa Brava.

Aunque en ambos cuadros la composición es similar hay diferencias de color y de tamaño en cada cuadro aunque mirándolos a la vez pensé que tenía mucho sentido el mirarlos a la vez debido a la estructura de cada cuadro con un punto de vista y una perspectiva similar observando la escena de arriba a abajo.

El mar y su color, la tranquilidad que ofrece en la escena a pesar de verse algo de oleaje en el cuadro más pequeño se hace patente en estas escenas en las que el color esmeralda y turquesa predominan. Las rocas en ambos cuadros con sus tonos ocres ofrecen también mucha luminosidad a las pinturas y en el caso del cuadro de Calella de Palafrugell la vegetación también aporta mucho colorido. En el cuadro de la cala de Aigua Xelida en Tamariú son los colores ocre y tierra que predominan junto a azul intenso del mar.

Cuando pinto cualquier tipo de paisaje siempre quiero recoger la luz y la atmósfera de cada lugar, recogerlo y plasmarlo sobre el lienzo y esta era la misión de estos dos cuadros, recoger un trocito de esos lugares en el Mediterráneo aportando mi visión sobre el lugar en cada pintura.

 

El mismo cuadro en oleo y acuarela.

Dos versiones del mismo tema utilizando una técnica diferente para cada cuadro.

Desde hace tiempo pinto este tema tan bonito y que trae a mi memoria tantos buenos recuerdos. Se trata de una vista de la ciudad de Santander desde Somo que hoy comento aquí y que recientemente he pintado en las dos técnicas que trabajo, acuarela y óleo.

A menudo me muevo por recuerdos, sensaciones, evocaciones del pasado, de lo vivido y esto hace la elección de un tema en mis cuadros. A veces un buen momento vivido resulta determinante para la elección de un motivo en un cuadro y a veces un mal momento por que no pero no es el caso y hoy muestro aquí dos cuadros de un tema similar desde la misma localización pero utilizando una técnica muy distinta lo que hace que el cuadro cambie mucho en cada caso.

La composición en ambos cuadros es muy parecida, los elementos en cada caso son prácticamente los mismos pero el tratamiento es algo distinto aunque cada vez se acercan más las dos técnicas, es decir, recuerdo que hace un tiempo las acuarelas y los oleos que realizaba distaban mucho unos de otros pareciendo estar pintados por diferentes personas.

Sin embargo ahora veo como la distancia se acorta y la similitud en el trazo y el resultado final se hace más evidente lo cual me gusta ya que creo que el objetivo es realizar una obra que sea consistente en tema y técnica y esto en apariencia sencillo no lo es.

En ambos cuadros he de indicar la importancia del cielo ya que adquiere gran protagonismo en ambas obras y está muy trabajado tanto en las nubes como en los colores del cielo.

Siempre es bueno poder combinar las dos técnicas y tener dos puntos de vista diferentes.

Cuadros de marinas de amaneceres y atardeceres.

Presento hoy dos cuadros que he realizado en dos periodos muy diferentes de mi vida. Los dos cuadros son dos marinas del Mar Mediterráneo pero la diferencia es la luz ya que son dos momentos del día muy distintos y extremos y aunque tengan alguna similitud entre sí son opuestos en el tiempo. El primer cuadro es un cuadro de una marina en el Mar Mediterráneo al amanecer y el segundo de un atardecer. Dos momentos del día para recordar.

Dos acuarelas de reciente creación

Dos marinas en acuarela recién terminadas

El mar y el cielo protagonistas de estos dos cuadros en los que la ciudad de Santander es el telón de fondo en el que se enmarcan estas pinturas

 

He trabajado recientemente en dos acuarelas de temas similares donde el mar es protagonista absoluto de estos dos cuadros realizados a través de un encargo que he recibido con la intención de tenerlos como pareja. La ciudad de Santander es el fondo y está presente en estos dos cuadros en los que los elementos de la naturaleza prevalecen siendo el mar en su diferente estado y el cielo elementos principales en ambos cuadros.

El primer cuadro comenzando por la izquierda es una escena de la playa del Camello en Santander donde la roca tan conocida inclinada se presenta bajo un cielo con gran cantidad de nubes con multitud de matices de color gris y azul y que quizás nos recuerda en su ejecución a las acuarelas de John Sell Cotman al igual que en el color azul utilizado.

En la siguiente acuarela la isla de Mouro se debate entre las olas y un mar de color verde en sus diferentes tonos. Un mar mucho más bravío que en el cuadro anterior con un cielo con más movimiento a diferencia del paso de nubes del primer cuadro.

Dos cuadros al oleo y acuarela del mismo tema

Cuadro al oleo de un velero en Cadaqués

Cuadro al oleo de un velero en Cadaqués

Hace un tiempo pinté un cuadro al oleo de un velero partiendo de Cadaqués. Se trata de una escena de ambiente muy Mediterráneo, de azules intensos y blancos que aportan la luz del Mediterráneo y ese ambiente vivido y con ganas de llevar la luz al lienzo. El cuadro de una técnica muy impresionista pone de manifiesto sobre todo la captura del momento en el que un velero se aproxima a nosotros con su vela desplegada ligeramente abombada por el viento y bajo ella las personas que no se aprecian más que algún brazo o parte del cuerpo.

Lo que quería destacar es el contraste entre una obra y otra, si bien es cierto que hay años de por medio entre una y otra ya que el cuadro al óleo tiene muchos más años que la acuarela y la pintura evoluciona con nosotros a medida que avanzamos y por lo mismo hoy día no lo pintaría así aunque es cierto que este cuadro soporta bien el paso del tiempo.

Acuarela de un velero en Cadaqués

Acuarela de un velero en Cadaqués

Las diferencias en las formas se aprecian mirando los dos cuadros a la vez aunque esto no tiene mucho sentido y es mejor mirar cada cuadro por separado y obtener nuestras propias conclusiones sobre el resultado en cada técnica.