Dos acuarelas de dos marinas al atardecer.

Dos cuadros en acuarela de dos marinas de atardeceres en dos playas.

Presento dos cuadros con una composición similar y colores algo distintos pero de igual tamaño en los que la luz es protagonista absoluto.

Cuadro en acuarela de un contraluz al atardecer.

Cuadro en acuarela de un contraluz al atardecer.

En los últimos días he pintado dos escenas en las que la luz es el denominador común.

Se trata de dos cuadros en acuarela de dos marinas en los que las siluetas de las personas se recortan por el efecto de al luz incidiendo al atardecer.

Se trata de dos escenas vividas hace tiempo y que he pintado en alguna ocasión. Técnicamente ahora son diferentes a las primeras que realicé hace años.

El tema que muestro en la parte superior recuerdo que lo pinté al oleo en gran formato.

Quiero decir con esto que ahora pinto de otro modo y técnicamente utilizo otro estilo por lo que quería probar con estos dos motivos que siempre me han gustado.

En el primer cuadro los colores azules cobran más protagonismo utilizando su gama en su sentido más amplio. Se trata de una escena quizás con contrastes más fuertes que el siguiente con los colores más suaves. Las siluetas de las personas son algo común que se acercan a buscar al mar. Algo muy bonito de ver al natural y difícil de plasmar.

Cuadro en acuarela de una marina en la playa de Somo frente a la ciudad de Santander.

Cuadro en acuarela de una marina en la playa de Somo frente a la ciudad de Santander.

En el siguiente cuadro sucede lo mismo. Algunas personas se acercan al mar pero esta vez en el horizonte se aprecia la ciudad de Santander con el perfil de sus edificios y la silueta inconfundible del Hotel Real.

Algunas personas llevan tablas de surf con la intención de capturar alguna ola que se aproxima a la playa.

Una franja parcialmente visible cruza de modo oblicuo la composición de este cuadro aportando un color ocre que aporta calidez a la escena.

Dos cuadros de Jávea a diferente hora del día

Hace unos años pintaba un cuadro de Jávea del Cabo de San Antonio al atardecer.

Se trataba de una vista de este magnífico lugar con sol de tarde iluminando parcialmente la cumbre del lugar.

Hoy he vuelto a pintar Jávea pero esta vez una vista del Cabo de San Martín, justo al otro lado de Jávea. Esta vez el cuadro lo he pintado por encargo y con luz de mañana.

Se puede apreciar como cambia toda la luz y como las rocas por ejemplo en ambos cuadros tienen un color muy diferente.

De los tonos más suaves y menos contrastados del cuadro de la izquierda en el que los últimos rayos de sol iluminan la parte alta de la zona montañosa a los colores claros y llamativos del cuadro de la derecha en el que también las sombras aparecen mucho más pronunciadas tanto en la franja de tierra del horizonte del Cabo de San Martín como en las rocas que se aprecian en primer termino.

El color del mar más suave y de tonos azules y con algún verde del cuadro de atardecer frente a los azules ultramar, turquesa y verdes esmeralda del cuadro con luz de mañana.

Y es que el paisaje y lo que nos proporciona y evoca en cada momento del día cambia mucho según lo veamos con un tipo de luz u otro.

Porque si hablamos del aspecto de composición de ambos cuadros, en los dos la línea del horizonte está alta dejando gran parte del cuadro dedicado al mar y a las rocas y centrando nuestra mirada hacia abajo.

Por último el cielo es otro de los elementos que se diferencia en ambas pinturas siendo de tonos rosáceos y violetas mezclados con algún azul claro en el cuadro del atardecer y con colores azules claros en el cuadro con luz de mañana.

 

Dos marinas en acuarela de gran formato

Cuadro en acuarela de una marina de Mojácar

Cuadro en acuarela de una marina de Mojácar

A veces la naturaleza tiene sus caprichos y vemos cómo se confunden ante nosotros lugares y paisajes que parecen de un lugar cuando son de otro. En este caso pongo por ejemplo el caso de dos cuadros de marinas que he pintado recientemente como es esta primera acuarela de la costa de Mojácar en la que se aprecia un mar Mediterráneo envuelto en un temporal azotando la costa y dejando un gran paisaje de espuma al tocar las rocas.

A primera vista podría parecer que se trata de una vista de alguna playa del norte de España y es que hasta la naturaleza tiene esos caprichos y modifica nuestra mente haciendo ver paisajes que no corresponden al lugar en concreto.

Se trata de un cuadro con un trabajo minucioso en el detalle de la espuma que deja el mar al retroceder en su ir y venir hacia la costa. El mar se torna en colores verdes y azules de varios tonos que al estar el cielo gris proyectan multitud de matices.

Cuadro en acuarela de una marina de Liencres, Cantabria

Cuadro en acuarela de una marina de Liencres, Cantabria

En el siguiente trabajo si podemos decir que pertenece a un lugar del norte de España, en este caso a la costa de Liencres en el que he pintado parte de su perfil también con un clima de borrasca levantando grandes olas que azotan las rocas. También existe un trabajo muy elaborado en la zona de las olas. En este último caso el ambiente que hay en el cuadro parece corresponder mejor con el lugar.

Las dos acuarelas tienen un tamaño de 70×50 cms y se pueden adquirir escribiendo a ruben@rubendeluis.com

 

Arte y naturaleza

Cuadro al oleo de los Picos de Europa

Cuadro al oleo de los Picos de Europa

A lo largo de la historia del arte la naturaleza ha sido entre muchos artistas motivo principal en muchos de los cuadros que realizaban. Como ejemplo hoy pongo uno de los cuadros al oleo que acabo de realizar sobre un paisaje de los Picos de Europa. Si nos remontamos a la Prehistoria ya existía una inquietud por pintar el mundo que nos rodea, nuestro entorno desarrollando este arte en el interior de las cuevas dónde vivían nuestros antepasados. Esta inquietud por mostrar a los demás una visión de lo que nos rodea quizás se deba a motivos puramente instintivos como el realizar otro tipo de actividad y que se engloba dentro de todas las actividades necesarias en la vida del ser humano por lo que llegamos a la conclusión que el arte también es algo tan necesario como el respirar, una necesidad que en algunos seres humanos viene implícita desde el momento en el que nacen.

Una vez dado el paso de pintar algo lo primero que se os viene a la cabeza es el medio que nos rodea, esto es, la naturaleza. De este modo aparentemente sencillo los primeros artistas salieron al exterior, observaron y luego representaron todo con detalle, esto vino siendo habitual a lo largo de los siglos hasta que el artista decidió recluirse en su estudio debido a modas pasajeras ya que a finales del siglo XVIII vuelve a resurgir en Europa la necesidad de salir al exterior a pintar directamente del natural. En Francia y también en España y Inglaterra son muchos los artistas como Camille Corot, Turner  etc….los que salen al exterior y dejan en un segundo plano el estudio aunque este sigue siendo imprescindible para desarrollar su trabajo. Y de ahí hasta la época actual en la que el arte se ha dividido y no obedece a un estilo ni una corriente en concreto sino que hay muchos estilos y corrientes y cada uno emprende el camino que mejor se adapta a sus necesidades. Y en este punto presento este cuadro. Desde la tradición de la pintura de paisaje he estado trabajando a lo largo de un buen tiempo sobre este cuadro que presento aquí. Se trata de un cuadro de gran tamaño de una vista de los Picos de Europa donde se pueden encontrar aún paisajes intactos tales como los que vieran nuestros antepasados a lo largo de la historia desde el Paleolítico hasta el siglo XIX llegando a nuestros días.

OLEO DE UN PAISAJE DE LA RIOJA

cuadro al óleo de santa maría de la piscina en La Rioja

Hoy publico aquí un cuadro al óleo de reciente creación de una vista de la iglesia de Santa María de la Piscina en La Rioja. Un lugar que es especial por su enclave particular.

Se trata de una iglesia románica que fué restaurada y que se asienta ante los pies de Sierra Cantabria que se puede apreciar al fondo. Se trata de una escena de tarde en la que la ermita está iluminada haciendo que el color ocre de sus sillares se iluminen en tonos dorados.

Un cuadro en el que tiene como protagonista también el otoño y sus colores que se ponen de manifiesto en los viñedos que se aprecian en el paisaje.
Rubén de Luis
contacto: ruben@rubendeluis.com

OLEO DE UN VELERO EN VALENCIA

oleo de un barco de vela en Valencia

oleo de un barco de vela en Valencia

Presento hoy un cuadro al óleo de un velero en las costas de Valencia. Se trata de una embarcación típica de todo el Mediterráneo español que se solía utilizar antes como embarcación de pesca y ahora como embarcación de recreo en algunos casos.

La vela que traza de modo oblicuo de un extremo a otro del óleo ofreciendo luminosidad a la escena.

Un cuadro de estilo impresionista que inevitablemente recuerda a los cuadros de Sorolla al menos en el concepto de las escenas de playa de la barcas con las velas desplegadas.

Rubén de Luis
contacto: ruben@rubendeluis.com

CUADRO AL ÓLEO DEL PALACIO DE CRISTAL DEL RETIRO, MADRID.

Oleo de Madrid, Palacio de Cristal del Retiro

Oleo de Madrid, Palacio de Cristal del Retiro

¡Buenos días!

Ayer terminé un cuadro del Palacio de Cristal del parque del Retiro en Madrid que me gustaría compartir.

Es un atardecer en este singular lugar que tiene como protagonista al sol que se está ocultando. El cuadro lo he pintado por encargo para una persona que quería regalárlo a un ser querido.

De un estilo impresionista con pincelada corta y acentuando la luz tan caracteristica de ese momento de la tarde en la que el sol se oculta y está muy bajo iluminando la cúpula de la estructura metálica de este edificio tan emblemático de Madrid.

Rubén de Luis
contacto: ruben@rubendeluis.com