Madrid y Barcelona al oleo en dos cuadros

La Gran Vía y el Paseo de las Ramblas.

Dos de las ciudades en las que he pintado en muchas ocasiones y que hoy comparto dos motivos urbanos muy característicos y conocidos tanto de Madrid como de Barcelona.

Se trata de dos cuadros al oleo de La Gran Vía de Madrid por un lado, en la que se aprecia el cruce de las calles de Alcalá y la conocida Gran Vía. En este cuadro se puede ver el famoso edificio de Metrópolis y detrás de el subiendo con coches la Gran Vía con los diferente edificios conocidos como el Grassy que se puede ver detrás con la publicidad de relojes en su fachada y más allá al final y en el horizonte haciendo perfil con las nubes el edificio de la Telefónica que aunque no se aprecia su reloj se intuye por su anchura.

Cuadro al oleo de la Gran Vía de Madrid, 81×60 cms, oleo sobre lienzo

Ambos cuadros, tanto uno como otro están pintados al oleo con una típica pincelada impresionista común en mi pintura.

La siguiente pintura es una vista del Paseo de las Ramblas de Barcelona. Otra mirada impresionista y de otoño de este bonito lugar en el que las flores de las tiendas adornan y colorean el paseo.

Se trata de un cuadro en el que el pavimento del paseo y los edificios a los lados marcan la perspectiva alargada de la composición. Algunas figuras se aprecian al fondo y pinceladas verticales marcan el primer término de la obra.

Cuadro al oleo de las Ramblas de Barcelona pintado por Rubén de Luis.
Cuadro al oleo de las Ramblas de Barcelona, 81×60 cms, oleo sobre lienzo

Un cuadro que tiene mucha luminosidad dividiendo la sombra ambos lados del cuadro diferenciándose muy bien un lado del otro. Una obra que nos invita al paseo y a recorrer esta zona tan bonita.

Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58 (también WhastApp)

Anuncios

Dos cuadros al oleo de temas del Mediterráneo

Altea y la Cala Deià

Recientemente he estado trabajando en un par de cuadros al oleo de dos temas de las costas del Mediterráneo.

Uno de ellos es de una calle de la localidad alicantina de Altea. En esta obra que se puede ver bajo estas líneas se aprecia la luz del Mediterráneo con sus casas de blanco encalado y las sombras que se alargan proyectándose sobre la pared.

Una obra de técnica impresionista como todo lo que suelo pintar con pinceladas pequeñas y en diferentes direcciones que componen esta obra.

Cuadro al oleo de Altea, oleo sobre lienzo, 65×50 cms

La siguiente obra es una vista de la Cala Deià en Mallorca. Se trata de un cuadro con la misma técnica. Pequeñas pinceladas componen este cuadro en el que me ha interesado sobre todo la luz, el agua y su color y las rocas con sus sombras.

Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58 (también WhastApp)

Cuadro al oleo de la Cala Deià, Mallorca, oleo sobre lienzo, 60×50 cms

Marinas de Asturias y Cantabria

Dos cuadros al oleo de las playas de Luaña y San Martín.

La luz del norte es protagonista de estas dos obras realizadas recientemente al oleo como pareja.

Rubén de Luis
Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a: ruben@rubendeluis.com
Tel – 616 46 21 58 (también WhatsApp)

Llevo una semanas trabajando en estos dos cuadros al oleo que presento hoy aquí. Se trata de dos marinas al oleo del norte de España.

En concreto de la playa de Luaña en las cercanías de Cóbreces, Cantabria y la playa de San Martín en Celorio, Asturias.

Dos cuadros de formato muy panorámico donde la luz juega un papel muy importante como se puede ver.

Por un lado y en la parte superior, una escena de atardecer de la playa de Luaña cuando el día se despide. Con tonos azulados muy suaves, violetas y algún amarillo que se cuela en el cielo y que se refleja en la tierra mojada que hace de espejo.

En la siguiente marina, se puede contemplar la playa de San Martín con una luz más diurna, con sombras que los acantilados proyectan sobre la tierra también húmeda y la desembocadura de un río que por aquí lleva sus aguas al mar.

Se trata de un cuadro con una perspectiva diferente, desde lo alto no tan a pie de playa y con tonos más contrastados.

En cualquiera de los casos siempre he querido capturar la luz de cada lugar y profundizar en el detalle de cada elemento de estos bonitos lugares que bien merece la pena conocer.

Dos cuadros al oleo de Valldemossa y Banyalbufar.

Los colores del Mediterráneo en dos cuadros de pequeño formato.

Rubén de Luis
Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a: ruben@rubendeluis.com
Tel – Whapp. 616 46 21 58

cuadro al oleo de Banyalbufar de Rubén de Luis
Cuadro al oleo de Banyalbufar, Mallorca

Hoy presento un par de cuadros al oleo de dos temas de Mallorca en igual tamaño pero de distinto tema.

En estos cuadros de estilo impresionista que he pintado he capturado un instante con luz distinta también de un paisaje de Banyalbufar en primero sobre estas líneas.

En el se aprecia cómo este bonito pueblo se ha asentado sobre bancales de tierra y sobre los acantilados frente al mar.

cuadro al oleo de un paisaje de Valldemossa en Mallorca
Cuadro al oleo de Valldemossa, Mallorca

En la segunda pintura he pintado un paisaje de Valldemossa en el mismo tamaño de 30×20 cms. Un pequeño formato para capturar los alrededores de este bonito lugar lleno de luz con la Cartuja en el centro. Una Cartuja en la que George Sand y Chopin pasaron un invierno.

Una marina y un paisaje en un mismo cuadro al oleo.

La luz y el viento de Cádiz en esta pintura de pequeño formato.

Rubén de Luis
Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a: ruben@rubendeluis.com
Tel – Whapp. 616 46 21 58

Paisaje al oleo de Cádiz
Paisaje al oleo de Cádiz

He pintado este cuadro en pequeño formato de la ciudad de Cádiz en una panorámica de la ciudad desde el espigón y paseo que bordea la ciudad. Se trata de un cuadro que lo acerca al Impresionismo con el tratamiento de la luz y el color muy contrastados.

El agua forma pequeñas olas con las que se puede intuir el viento en el movimiento de las olas

A continuación más abajo se puede ver una sugerencia de marco dorado que encaja muy bien con la pintura

Cuadro de un paisaje de Cádiz con marco.
Cuadro de un paisaje de Cádiz con marco.

Dos paisajes de esta bonita ciudad que acabo de pintar en dos cuadros.

El Puente de San Martín y una vista desde los Cigarrales.

Rubén de Luis
Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a: ruben@rubendeluis.com
Tel – Whapp. 616 46 21 58

Cuadro al oleo de un paisaje de Toledo pintado por Rubén de Luis.
Paisaje de Toledo

En esta ocasión he pintado el paisaje de Toledo en dos emplazamientos muy conocidos. Por un lado en la parte superior, un paisaje de Toledo desde los Cigarrales, al otro lado del río Tajo.

Un lugar muy conocido que ofrece unas vistas de la ciudad impresionantes. He querido adentrarme en esta zona y pintarlo desde el interior de estas fincas conocidas con este curioso nombre.

Desde ese punto como se puede observar en la pintura, se puede ver mucha vegetación de todo tipo que contrasta con el ocre de la ciudad.

Cuadro al oleo del Puente de San Martín del pintor Rubén de Luis
El Puente de San Martín

El siguiente cuadro es un paisaje del Puente de San Martín como protagonista. Lo que caracteriza a esta obra es la luz.

La luz de la mañana iluminando todo el puente y el reflejo del cielo sobre el agua del río. Es uno de los lugares más famosos de Toledo junto a otro puente histórico, el puente de Alcántara.

En ambos cuadros lo que resalta es la pincelada de estilo impresionista muy pequeña y fina así como los colores reales propios de esta parte de la ciudad en esta hora del día.

Una marina del Mar Cantábrico pintada al oleo.

El mar siempre ha sido motivo en todas mis obras y en especial el Cantábrico.

Rubén de Luis
Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a: ruben@rubendeluis.com
Tel – Whapp. 616 46 21 58

Cuadro al oleo de una marina del Mar Cantàbrico. 100x38 cms.
Rubén de Luis.
Marina al oleo del Mar Cantábrico

El Mar Cantábrico siempre ha ocupado un lugar importante en mi pintura. Su perfil variado y su carácter indomable siempre me ha llamado la atención.

Siempre ha sido a lo largo del tiempo motivo de inspiración para poetas y artistas y me ha gustado investigar y conocer esa personalidad a veces peligrosa a través de la pintura.

En esta ocasión he pintado una marina muy apaisada de una playa en algún punto de la costa que desde Guipúzcoa hasta La Coruña perfila en una orografía marcada por acantilados, playas amplias y pequeñas calas recogidas que son una auténtica maravilla para pintar.

El tono gris y los azules verdosos marcan el cuadro. En la mitad de la ola central que se envuelve y precipita hacia nosotros se crean un espacio azulado por el que incide la luz de un día gris.