La Plaza de España de Sevilla en acuarela

Una acuarela pintada por encargo recientemente de la Plaza de España en Sevilla en la que se aprecia una vista parcial de este bonito lugar.

He recibido el encargo de pintar este bonito lugar en un formato muy panorámico de una vista parcial de la Plaza de España en Sevilla.

Se recoge en la pintura una vista de los edificios y los arcos con sus soportales que lo rodean realizado en un trabajo de arquitectura extraordinario sobre ladrillo rojo.

Cuadro en acuarela de la plaza de España de Sevilla, 100x40 cms

Cuadro en acuarela de la plaza de España de Sevilla, 100×40 cms

El cielo con sus grandes nubes ofrece una sensación de cúpula esférica sobre la que nos encontramos y por donde la luz se cuela entre las nubes.

En la plaza personas y carruajes pasean por este lugar tan visitado.

Un trabajo en el que me ha gustado trabajar debido a que tiene un gran interés la composición de la obra en si sobre un formato muy apaisado lo que limita y recoge todos los elementos en un espacio no muy alto pero con el que se puede ofrecer sensación de perspectiva y lejanía.

Anuncios

Cuadros de escenas de verano en la playa

El mar y la playa es uno de los motivos principales para desarrollar este tipo de cuadros que presento aquí en su conjunto.

Escenas en cuadros al oleo que realizo mientras que previamente he tomado apuntes al natural.

En esta pequeña colección de cuadros que he realizado a lo largo de los años he querido capturar la luz del momento y el movimiento y juegos de cada momento.

Como se muestra en el vídeo que he realizado en la parte inferior tomo diferentes ideas en el mismo lugar para luego en el estudio poder trabajar sobre ello. El trabajo de observación es importante en este aspecto ya que se necesita para poder plasmar la luz tal y como es en la realidad así como el movimiento.

Aunque por otro lado siempre en pintura uno debe añadir su propio punto de vista acerca de cada motivo porque sino no tendría sentido y sería más bien una fotografía. Es decir a veces se cae en el error de pensar que un cuadro cuanto más se parezca a la realidad más interés o mérito tiene cuando en realidad una pintura es mucho más que eso.

Creo que hay que incidir en realizar una obra sincera y en su conjunto que tenga consistencia y linealidad.

En esta serie de cuadros la gente, los niños y demás elementos forman el paisaje y el cuadro en toda su composición ya que el color de sus ropas, el movimiento y demás elementos son algo fundamental en cada obra ya que sino no tendría sentido ninguna de estas escenas y serían tan solo marinas. Por ello la figura humana tiene protagonismo esencial en estos cuadros así como la luz del Mediterráneo presente en cada una de las pinturas.

 

 

 

 

Acuarelas de temas de montaña

Dos cuadros pintados en acuarela recientemente sobre dos paisajes de sierra o de montaña de dos provincias diferentes con una luz muy distinta.

La acuarela permite recrear aunque con poco margen de error estos dos paisajes.

La Sierra de Guadarrama en su vertiente sur en Madrid y la Sierra Mágina en Jaén.

 

Siempre he pintado con acuarela. El motivo por el cual empecé a pintar acuarela hace muchos años cuando era un adolescente que comenzaba a querer hacer de su pasatiempo una profesión fue que en mi casa no había mucho espacio y la acuarela permite poco espacio para trabajar y además los materiales utilizados no ensucian apenas ni huelen por lo que es bastante limpio y a la vez es una técnica que permite al utilización del color y otros efectos.

 

A lo largo de los años he ido experimentando con la acuarela, he estudiado a artistas clásicos que utilizaron la acuarela como soporte complementario a sus otras técnicas no denostando esta técnica como Joseph Mallord William Turner, Mariano Fortuny, John Singer Sargent, etc…y otros artistas contemporáneos donde poder aplicar y técnicas distintas. Siempre claro está con la meta de encontrar nuestro estilo.

Así he llegado hasta este punto en el que os muestro estas acuarelas de pequeño formato. Defendiendo siempre el pequeño formato, insistiendo que el tamaño de la obra no determina su valor, y siempre encontrando una gran atracción por el trabajo en pequeño formato.

Cuadro en acuarela de la Sierra de Guadarrama.

Cuadro en acuarela de la Sierra de Guadarrama. 33×19 cms.

Dicho esto os presento sobre estas líneas un paisaje del Guadarrama desde la zona norte de Madrid donde se puede apreciar el perfil montañoso de la conocida como Cuerda Larga que es el cordel que une un punto de la sierra con otro de un lado a otro y que desde la ciudad de Madrid se aprecia en algunos puntos.

En esta caso he pintado la sierra en una vista nevada y en la zona más próxima a nosotros se aprecian dehesas de encinas de tonos ocre y verdes tierra que salpican la geografía del paisaje.

En tonos rosados el curioso paisaje de la Pedriza donde las piedras tienen otros tonos y está más próximo a nosotros mientras que las otras montañas azuladas adquieren este color en la lejanía debido a la gran cantidad de montes de pinos y robledales que lo forman.

Elegí un formato panorámico para esta pintura ya que deseaba recoger y capturar este paisaje y perfil de estas montañas y este formato propiciaba esto.

Cuadro en acuarela de la Sierra Mágina en Jaén.

Cuadro en acuarela de la Sierra Mágina en Jaén. 33×19 cms.

Por otro lado he pintado un paisaje en acuarela de la Sierra Mágina en la provincia de Jaén donde en este caso se advierte una variedad de tonos muy pardos y las montañas en la lejanía adquieren un tono más violeta y magenta mezclado con las de tonos azulados.

Una luz que el cielo con unas nubes que lo cruzan de lado a lado proyectan la luz sobre este paisaje de la provincia de Jaén que linda con la provincia de Granada y desde el que se aprecian campos de olivares y poblaciones diminutas en la distancia.

Muchos elementos con pinceladas pequeñas mezcladas entre si con muchos matices de color que forman este bonito paisaje de la provincia de Jaén. Al igual que el cuadro que le precede en este también con un formato panorámico recoge toda la amplitud del paisaje.

Algunos cuadros en acuarela de temas de castillos y fortificaciones.

Cuadros de castillos en acuarela de Urueña y Morella.

Dos acuarelas realizadas que tienen como tema principal estas construcciones medievales.

Recientemente he pintado estas dos acuarelas que tiene como motivo principal algunas fortificaciones derruidas pertenecientes a la época medieval. Me llama la atención este tipo de construcciones que permanecen y resisten a lo largo del tiempo y aguantan en pie dando rienda suelta a nuestra imaginación sobre cómo podría ser cuando se construyeron hace siglos.

En primer lugar y bajo estas líneas presento una acuarela de la villa de Urueña en la provincia de Valladolid en la comarca de los Montes Torozos.

Se trata al igual que la que muestro a continuación de una acuarela de pequeño formato de 33×19 cms apaisada. He elegido este formato debido a que es apropiado para mostrar el largo de la muralla en ambas acuarelas.

En esta además he pintado en la parte inferior una maravilla del arte Románico Lombardo que es la iglesia de Nuestra Señora de la Anunciada que se conserva en magníficas condiciones y que merece la pena conocer y ver de cerca.

 

Cuadro en acuarela de Urueña, Valladolid.

Cuadro en acuarela de Urueña, Valladolid. 33×19 cms.

Comentar por último los colores de la acuarela y algo acerca de la técnica empleada. A lo largo de los años he ido depurando la técnica de la acuarela trabajando con más detalle en cada parte de cada obra que hacía, trabajando con el color sobre todo.

En esta caso las obras que muestro están compuestas por pequeñas pinceladas de tonos ocres para los alrededores y el campo en contraste con los tonos tierra de los árboles, pardos y más oscuros que contrastan con los claros tanto de la muralla y la iglesia como del cielo de un tono azul que desciende y se funde con el horizonte.

Cuadro en acuarela de Morella

Cuadro en acuarela de Morella. 33×19 cms

Por otro lado acompaña esta otra acuarela de Morella en al provincia de Castellón.

La composición es similar ya que la zona del castillo y fortaleza se organiza en la parte superior alargándose toda la obra.

Por otro lado el pueblo se va componiendo dentro del recinto amurallado y el exterior.

En cuanto a colores es similar al anterior, con tonos ocres y amarillos que contrastan con algunos olivares en primer término  en bancales de cultivo que hay alrededor del pueblo.

El cielo de diferentes tonalidades de azul claro desciende sobre el lugar.

A pesar de trabajar en un espacio muy pequeño siempre es muy gratificante hacerlo y poder alcanzar detalles de cada lugar pero sobre todo el poder capturar la luz y color de cada lugar en concreto.

Cuadros de Gran Vía de Madrid. Homenaje a la Gran Vía

Recientemente he participado en la exposición colectiva “Behind the secenes: más allá de la Gran Vía”.

Hoy mnuestro cada uno de los tres acuarelas de tres puntos distintos de la Gran Vía con los que he participado en esta exposición.

Cuadro en acuarela de la Gran Vía de Madrid desde la calle de Alcalá

Cuadro en acuarela de la Gran Vía de Madrid desde la calle de Alcalá. Acuarela, 70×50 cms

Recientemente he estado trabajando en esta serie de cuadros de Madrid pintados exclusivamente para la exposición que tendrá lugar en el Hotel Indigo de Madrid.

En esta ocasión he realizado estos tres cuadros de la Gran Vía de Madrid en tres obras desde tres puntos principales de esta famosa calle.

Desde el cruce de la calle de Alcalá con Gran Vía pasando por la Plaza de Callao hasta la bajada hacia la Plaza de España.

En el primer cuadro como comentaba se aprecia la subida desde la calle de Alcalá con el edificio Metrópolis en la esquina en una perspectiva algo vertiginosa con la iglesia de San José a la derecha con su fachada de tonos rojizos y el cielo en pinceladas pequeñas que se aclara a blanco en el horizonte desde el azul intenso de la parte más superior hasta casi el blanco del fondo, algo que casi sucede en los tres cuadros.

Cuadro en acuarela de la Gran Vía desde Callao

Cuadro en acuarela de la Gran Vía desde Callao: Acuarela, 70×50 cms

En la siguiente obra nos situamos en la Plaza de Callao donde nos giramos y miramos de donde subimos para ver la bajada de la calle y el famoso edificio de Telefónica a la izquierda, hoy día sin la antena de color rojo y blanco pero que he pintado ya que en el momento que decidí pintarlo aún estaba provisto de ella.

Los taxis, autobuses y turismos se acumulan en el cruce para girar. Las sombras de unos edificios junto a otros se alargan a través de las fachadas a ambos lados de la calle y al igual que sucede con el cuadro anterior en este el cielo juega un papel importante también ocupando gran parte del cuadro difuminándose en el horizonte.

Cuadro en acuarela de la Gran Vía hacia Plaza de España

Cuadro en acuarela de la Gran Vía hacia Plaza de España. Acuarela, 70×50 cms

Finalmente con la última obra nos situamos casi llegando a Plaza de España en el último tramo de la Gran Vía donde se alza ante nosotros la Torre de Madrid, otro de los edificios más conocidos de la ciudad. Peatones esperan a que el semáforo les de paso mientras que nosotros nos asomamos al pavimento para poder ver la ancha avenida y sus edificios.

Algunas acuarelas recién pintadas el pasado año.

Hoy muestro una selección de algunas acuarelas realizadas el año pasado.

Los motivos son paisajes de diferentes lugares que he pintado con acuarelas.

Con una técnica en la que la luz y el color componen cada uno de estos cuadros he realizado esta serie de acuarelas el año pasado. Son algunas de las muchas realizadas ya que sólo son una muestra del trabajo realizado en donde pongo de manifiesto la diversidad de paisaje en el que vivo.

Se trata de una técnica depurada que he realizado a lo largo del año prestando atención al dibujo preliminar y la construcción de los diferentes espacios de cada acuarela.

Realizadas con una pincelada fina y pequeña para determinar en detalle cada zona la importancia de la luz así como del color en cada cuadro nos hace recordar quizás en la pintura del Impresionismo ya que ejerce desde hace años gran influencia sobre mi trabajo aunque también el trabajo de artistas como Richar Parkes Bonington o Turner sobre todo en el estudio de cada lugar que pintaron y como decía anteriormente al importancia en el dibujo y en la composición.

Acuarelas de dos lugares de Cantabria

Dos cuadros en acuarela de Cantabria que he pintado recientemente de dos lugares muy distintos y con diferente ambiente y atmósfera.

Santillana del Mar y el Paseo Marítimo de Santander en dos cuadros con una luz distinta.

Acuarela del embarcadero del Sardinero, Santander

Acuarela del embarcadero del Sardinero, Santander

A menudo pinto cuadros de Cantabria, paisajes y marinas de esta bonita tierra y esta vez el turno le ha tocado a dos lugares muy conocidos. He viajado a menudo por Cantabria y estos dos lugares son muy especiales para mí y guardo muy buenos recuerdos de ambos.

En primer lugar el embarcadero del Paseo Marítimo de Santander. Este barco de pequeñas dimensiones se utiliza para recorrer la bahía y comunicar varias poblaciones como Somo, Pedreña o Astillero con Santander de un modo rápido y bonito ya que el recorrido merece la pena realizar ya que se obtienen muchas vistas de diferentes puntos de la bahía.

Aunque en este caso he pintado el punto final o de partida, según se mire, en el que el barco permanece junto al embarcadero en un día de niebla.

La acuarela permite crear este tipo de atmósferas con diferentes capas de pintura y distintos niveles de opacidad. También otras técnicas de pintura lo permiten pero creo que con la acuarela se alcanza transmitir algo muy especial.

Acuarela de Santillana del Mar.

Acuarela de Santillana del Mar.

Por otro lado he pintado la fachada de la Colegiata de Santillana del Mar en la que se aprecia la bonita portada principal. Una construcción de estilo Románico que permanece intacta a lo largo de los siglos.

Lo cierto es que todo en Santillana respira cierto aire de magia y el lugar en el que se ubica este edificio también.

En esta ocasión he utilizado un papel de grano grueso como se puede apreciar sobre todo en el cielo dejando ver su textura y gramaje.

Como decía al principio, Cantabria ofrece gran variedad de paisajes tanto de costa como de interior y al ser una comunidad relativamente pequeña y bien comunicada se recorre muy bien llegando rápido a cualquier punto siendo algo muy positivo si queremos realizar diferentes cuadros con ambiente distinto en un mismo día.