Dos cuadros de Andalucía en acuarela.

Presento estas dos acuarelas de temas de Andalucía pintadas recientemente.

Sevilla y Huelva en dos paisajes de dos lugares muy emblemáticos de Andalucía.

 

Hoy presento un par de acuarelas que quería mostrar a la vez. Por un lado una vista de Sevilla desde el barrio de Triana con el río Guadalquivir como hilo conductor de la composición y por otro lado una vista de un paisaje del Rocío en la provincia de Huelva. Ambos pintados en acuarela.

Cuadro en acuarela de Sevilla

Cuadro en acuarela de Sevilla

El primer cuadro de Sevilla tiene como motivo o vista principal la Giralda al fondo así como otros edificios conocidos junto al río. El reflejo de la arboleda sobre el agua así como el cielo también juega un papel importante en esta pintura.

 

Cuadro del Rocío en Huelva

Cuadro del Rocío en Huelva

El siguiente cuadro es una vista panorámica de la aldea del Rocío en la provincia de Huelva.

También en formato apaisado pero más estrecho en su composición muestra la pequeña aldea de tonos blancos con los tejados naranjas y la multitud que se puede intuir por los pequeños puntos de color que se extienden a lo largo de la línea central de color ocre de albero que se extiende por toda la población.

En primer término la zona de marisma debido que se sitúa en el Coto de Doñana es evidente por rastros húmedos y la vegetación baja típica de esta zona. Una acuarela que está realizada con bastante detalle.

Anuncios

Acuarelas de temas de montaña

Dos cuadros pintados en acuarela recientemente sobre dos paisajes de sierra o de montaña de dos provincias diferentes con una luz muy distinta.

La acuarela permite recrear aunque con poco margen de error estos dos paisajes.

La Sierra de Guadarrama en su vertiente sur en Madrid y la Sierra Mágina en Jaén.

 

Siempre he pintado con acuarela. El motivo por el cual empecé a pintar acuarela hace muchos años cuando era un adolescente que comenzaba a querer hacer de su pasatiempo una profesión fue que en mi casa no había mucho espacio y la acuarela permite poco espacio para trabajar y además los materiales utilizados no ensucian apenas ni huelen por lo que es bastante limpio y a la vez es una técnica que permite al utilización del color y otros efectos.

 

A lo largo de los años he ido experimentando con la acuarela, he estudiado a artistas clásicos que utilizaron la acuarela como soporte complementario a sus otras técnicas no denostando esta técnica como Joseph Mallord William Turner, Mariano Fortuny, John Singer Sargent, etc…y otros artistas contemporáneos donde poder aplicar y técnicas distintas. Siempre claro está con la meta de encontrar nuestro estilo.

Así he llegado hasta este punto en el que os muestro estas acuarelas de pequeño formato. Defendiendo siempre el pequeño formato, insistiendo que el tamaño de la obra no determina su valor, y siempre encontrando una gran atracción por el trabajo en pequeño formato.

Cuadro en acuarela de la Sierra de Guadarrama.

Cuadro en acuarela de la Sierra de Guadarrama. 33×19 cms.

Dicho esto os presento sobre estas líneas un paisaje del Guadarrama desde la zona norte de Madrid donde se puede apreciar el perfil montañoso de la conocida como Cuerda Larga que es el cordel que une un punto de la sierra con otro de un lado a otro y que desde la ciudad de Madrid se aprecia en algunos puntos.

En esta caso he pintado la sierra en una vista nevada y en la zona más próxima a nosotros se aprecian dehesas de encinas de tonos ocre y verdes tierra que salpican la geografía del paisaje.

En tonos rosados el curioso paisaje de la Pedriza donde las piedras tienen otros tonos y está más próximo a nosotros mientras que las otras montañas azuladas adquieren este color en la lejanía debido a la gran cantidad de montes de pinos y robledales que lo forman.

Elegí un formato panorámico para esta pintura ya que deseaba recoger y capturar este paisaje y perfil de estas montañas y este formato propiciaba esto.

Cuadro en acuarela de la Sierra Mágina en Jaén.

Cuadro en acuarela de la Sierra Mágina en Jaén. 33×19 cms.

Por otro lado he pintado un paisaje en acuarela de la Sierra Mágina en la provincia de Jaén donde en este caso se advierte una variedad de tonos muy pardos y las montañas en la lejanía adquieren un tono más violeta y magenta mezclado con las de tonos azulados.

Una luz que el cielo con unas nubes que lo cruzan de lado a lado proyectan la luz sobre este paisaje de la provincia de Jaén que linda con la provincia de Granada y desde el que se aprecian campos de olivares y poblaciones diminutas en la distancia.

Muchos elementos con pinceladas pequeñas mezcladas entre si con muchos matices de color que forman este bonito paisaje de la provincia de Jaén. Al igual que el cuadro que le precede en este también con un formato panorámico recoge toda la amplitud del paisaje.

Dos cuadros de Menorca

Recientemente he pintado estos dos cuadros en acuarela y oleo de dos lugares con encanto de Menorca.

Dos técnicas distintas para capturar la luz del Mediterráneo en esta bonita isla de Menorca.

 

Hoy muestro un par de cuadros en acuarela y óleo de dos temas muy distintos que he pintado recientemente de temas de Menorca. En las primeras imágenes que muestro se puede ver un paisaje de la Cala Mesquida desde la parte más alta del lugar en la que se puede apreciar el paisaje en su totalidad y el mar de colores turquesas, esmeraldas, y el cielo descendiendo en colores hasta el horizonte.

 

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida en Menorca

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida en Menorca

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida enmarcado

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida enmarcado

Con pequeñas pinceladas he realizado este cuadro en acuarela en el que se van uniendo unos colores con otros hasta formar y ofrecer consistencia a la obra completa. Debido a que esta acuarela se trata de un encargo a medida la enmarqué posteriormente para poder enviarla lista para colgar.

Es probable que a estas horas cuelgue de las paredes de alguna casa en la misma Cala Mesquida, el mismo lugar que pinté.

Cuadro al oleo de Binibequer, Menorca

Cuadro al oleo de Binibequer, Menorca

El siguiente cuadro es un paisaje de Binibequer en la zona sur de la isla de Menorca y del que tengo buenos recuerdos de la infancia. He pintado este lugar desde la zona del embarcadero donde reposan las barcas y llaüts.

El agua cristalina de color esmeralda y turquesa es protagonista de este cuadro de estilo impresionista donde el color y al luz que se proyecta en el pueblo blanco con las fachadas de cal se iluminan en un paisaje de puro ambiente Mediterráneo.

Dos cuadros al oleo de marinas del Mediterráneo

El Mar Mediterráneo en dos obras en las que he estado trabajado con dos momentos del día y dos lugares muy diferentes.

Estos dos cuadros al oleo son dos visiones muy distintas de la costa de Alicante y Valencia y por otro lado una marina de Almería.

 

Marina al oleo del Mar Mediterráneo

Marina al oleo del Mar Mediterráneo

El primer cuadro es una marina sin ningún elemento en el cuadro más que el mar.

El Mar Mediterráneo que en muchos de nosotros permanece en la memoria de nuestra infancia en los días de verano que pasábamos junto a nuestras familias recogiendo multitud de recuerdos de entonces. Se trata de un momento muy particular que siempre me ha gustado capturar.

Dicho momento es hacia las doce del mediodía en verano. A esta hora el sol está a una altura concreta en esta estación del año e ilumina el mar y las olas que genera el mismo de un modo muy particular.

Crea brillos en el agua haciendo parecer un mar de plata y dejando ver tonos verdes, y marrones de una intensidad poco frecuente en otros mares.

Con una composición panorámica y alargada he pintado este cuadro donde el mar ocupa gran parte de la superficie de la obra dejando menos espacio para el cielo ya que la intención que tenía era la de mostrar en la parte central los reflejos y brillos de la luz.

Los juegos que la luz hace sobre el agua y luego extendiéndose más adelante hacia el horizonte en diferentes tonos de verde y azul mezclados con grises y marrones.

El color gris es muy importante en las marinas aunque parezca extraño pero ese matiz de color es esencial en el color del mar que se mezcla con los verdes sobre todo en la zona más próxima del cuadro.

Para contrastar un cielo azul con algo de violeta y magenta en el que se puede intuir quizás la proximidad de una tormenta.

Marina al oleo del Cabo de Gata

Marina al oleo del Cabo de Gata

Siempre he dicho que cada mar tiene su propia personalidad, su temperamento y carácter, el color definido y movimiento muy peculiar depende de la zona en la que nos encontremos. Pero también dentro del propio mar según su ubicación podemos ver que también cambia.

Este es el caso de esta segunda marina que he pintado del Mar Mediterráneo de la costa de Almería hacia el Cabo de Gata.

Aquí el color del mar es diferente, el momento del día también y la zona de acantilado y rocas que he pintado conocida como el Arrecife de las Sirenas con esas rocas con formas alargadas ofrece un paisaje fuera de lo habitual.

Pinceladas horizontales para el mar y verticales para el cielo componen este cuadro con tonalidades ocre y marrones en la zona más próxima de rocas con un estilo en general que lo acerca al Impresionismo como es habitual en mi pintura aunque con una composición en el dibujo fragmentada dando importancia a la línea y el dibujo general de cada obra.

Cuadros de Gran Vía de Madrid. Homenaje a la Gran Vía

Recientemente he participado en la exposición colectiva “Behind the secenes: más allá de la Gran Vía”.

Hoy mnuestro cada uno de los tres acuarelas de tres puntos distintos de la Gran Vía con los que he participado en esta exposición.

Cuadro en acuarela de la Gran Vía de Madrid desde la calle de Alcalá

Cuadro en acuarela de la Gran Vía de Madrid desde la calle de Alcalá. Acuarela, 70×50 cms

Recientemente he estado trabajando en esta serie de cuadros de Madrid pintados exclusivamente para la exposición que tendrá lugar en el Hotel Indigo de Madrid.

En esta ocasión he realizado estos tres cuadros de la Gran Vía de Madrid en tres obras desde tres puntos principales de esta famosa calle.

Desde el cruce de la calle de Alcalá con Gran Vía pasando por la Plaza de Callao hasta la bajada hacia la Plaza de España.

En el primer cuadro como comentaba se aprecia la subida desde la calle de Alcalá con el edificio Metrópolis en la esquina en una perspectiva algo vertiginosa con la iglesia de San José a la derecha con su fachada de tonos rojizos y el cielo en pinceladas pequeñas que se aclara a blanco en el horizonte desde el azul intenso de la parte más superior hasta casi el blanco del fondo, algo que casi sucede en los tres cuadros.

Cuadro en acuarela de la Gran Vía desde Callao

Cuadro en acuarela de la Gran Vía desde Callao: Acuarela, 70×50 cms

En la siguiente obra nos situamos en la Plaza de Callao donde nos giramos y miramos de donde subimos para ver la bajada de la calle y el famoso edificio de Telefónica a la izquierda, hoy día sin la antena de color rojo y blanco pero que he pintado ya que en el momento que decidí pintarlo aún estaba provisto de ella.

Los taxis, autobuses y turismos se acumulan en el cruce para girar. Las sombras de unos edificios junto a otros se alargan a través de las fachadas a ambos lados de la calle y al igual que sucede con el cuadro anterior en este el cielo juega un papel importante también ocupando gran parte del cuadro difuminándose en el horizonte.

Cuadro en acuarela de la Gran Vía hacia Plaza de España

Cuadro en acuarela de la Gran Vía hacia Plaza de España. Acuarela, 70×50 cms

Finalmente con la última obra nos situamos casi llegando a Plaza de España en el último tramo de la Gran Vía donde se alza ante nosotros la Torre de Madrid, otro de los edificios más conocidos de la ciudad. Peatones esperan a que el semáforo les de paso mientras que nosotros nos asomamos al pavimento para poder ver la ancha avenida y sus edificios.

Dos cuadros de Mallorca al oleo

Mallorca siempre ha sido un motivo principal en muchas de mis pinturas y en este caso he pintado dos cuadros al oleo de pequeño formato de dos motivos muy diferentes de la isla.

Dos motivos sencillos pero muy reconocibles de Mallorca. Un cuadro de un olivo que es casi un símbolo de Mallorca y una pequeña calle de Valldemossa.

El olivar, Mallorca

El olivar, Mallorca

Mallorca tiene multitud de buenos motivos para pintar y en este caso he elegido dos temas que identifican muy bien a la isla. Se trata de un olivo como muestra la primera imagen empezando por arriba.

El olivo y los olivares en bancales como el que muestro en este cuadro tiene una gran tradición en Mallorca.

Siendo un árbol en general propio de muchos países del Mediterráneo en sus raíces dejamos que nuestra imaginación fluya viendo formas increíbles que la naturaleza se encarga de esculpir.

Olivos centenarios que he pintado en este pequeño cuadro al oleo con una técnica cercana al Impresionismo. Una pincelada ligera llena de contrastes en sus colores.

Cuadro al oleo de Valldemossa

Cuadro al oleo de Valldemossa

El segundo cuadro es una obra de igual tamaño de una calle de Valldemossaen la que se aprecian multitud de tiestos con plantas y flores adornando el lugar.

Valldemossa tiene multitud de rincones pero decidí pintar esta pequeña calle centrando toda la atención en los edificios y sin mostrar el cielo salvo. Sólo en la parte superior se aprecia la montaña con los árboles.

Una pareja de cuadros pintados al oleo sobre tablas preparadas con imprimación especial para este tipo de pintura.
En ambas la pincelada en suelta y ligera con bastante carga de pintura.

El Impresionismo en España

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una revisión al Impresionismo en España.

Como se vivió este periodo artístico en España y algunos de sus artistas a lo largo de este tiempo.

El movimiento pictórico del Impresionismo tal y como lo conocemos en Europa y que surgió en Francia se vivió de diferente modo en España. Como toda corriente artística influyó tanto en los países europeos teniendo cada país una representación variada de artistas al igual que en España .

Este movimiento hay que decir empezó con los artistas que se unieron en Barbizón mucho antes que los Impresionistas para pintar al aire libre motivos muy distintos a los que la crítica y los cánones convencionales de la época estaban acostumbrados.

Por eso la importancia de la mal llamada Escuela de Barbizón ya que no fue una Escuela sino un grupo de artistas con intereses comunes y que al coincidir el vivir todos en el mismo entorno favoreció que se agruparan para pintar y también que otros artistas de otros puntos viajaran a Barbizón formando así una colonia de artistas. Hace no mucho escribí sobre Barbizón y la importancia que tuvo en la Historia del Arte que se puede leer desde aquí.

Es importante el factor de grupo en este periodo ya que el rechazo por parte de la crítica y los organismos oficiales en la época hizo que estos artistas se agruparan para ser más fuertes.

No sabían por aquel entonces ni Corot, Millet, Daubigny, Rosseau…que esto provocaría con el paso de los años un cambio profundo y una gran revolución en el mundo del arte y en el modo de entender la pintura desde entonces.

En España el Impresionismo no caló del mismo modo.

Una vez estudiado el movimiento Impresionista tanto en Francia como en otros países europeos, Estados Unidos, Sudamérica y Australia me doy cuenta de algo importante que acabo de hablar y es el concepto de grupo, de colonia que favorece la fundación y establecimiento de una tendencia artística en un país.

Y esto es algo que en España no sucede. Surgen figuras muy importantes en España, la primera que es obligatorio nombrar y que surge en el periodo de Barbizón en Francia. Su nombre es Carlos de Haes.

Marina al oleo de Carlos de Haes

Marina al oleo de Carlos de Haes

Este artista de origen Belga pinta a la par que Corot o Millet. Pinta al aire libre numerosos estudios, dibujos a lápiz y bocetos al óleo que más tarde realiza con más detalle en su estudio.

El artista viaja y pinta, cosas que se complementan muy bien y también viaja por Europa lo que le lleva a conocer el arte que viene en los diferentes países y traerlo a España. Hoy día se pueden ver algunas pinturas de Carlos de Haes en el Museo del Prado.

Tras un estudio detenido sobre la obra de Haes, me doy cuenta que implanta en España un tipo de paisaje en el que se adivina el Impresionismo aunque aún respira su pintura un cierto tono neo-romántico y es que la pintura del Romanticismo y sus motivos aún daban mucho que hablar y en ocasiones la pintura de Haes recuerda a Turner en sus motivos, escenas y paisajes de alta montaña, acantilados con tempestades, o ruinas de iglesias abandonadas en mitad del paisaje.

Aureliano de Beruete

Vista de Madrid desde el río Manzanares. Aureliano de Beruete

Vista de Madrid desde el río Manzanares. Aureliano de Beruete

Nombres como Aureliano de Beruete, artista madrileño que fue alumno del citado Haes y que desarrolla una pintura muy suelta con gran cantidad de materia y que dada la época retrata en sus paisajes lo que la Generación del 98 plasma en sus libros. principalmente Castilla y los alrededores aunque este pintor también es viajero y se mueve por Europa capturando y observando lo que se hace en ese momento.

Su pintura llena de casticismo es como un reportaje fotográfico de la época donde nos muestra ciertos lugares tal y como eran. No se trata de un pintor que necesite de la pintura para vivir ya que combinaba esta actividad con su trabajo en política.

Realizó mucha obra y parte de ella está en manos de coleccionistas privados. Pintó un gran número de cuadros de pequeño formato en sus salidas a los alrededores de Madrid, Segovia o Toledo donde en ocasiones coincidía con Joaquín Sorolla gran amigo suyo y al que el pintor valenciano dedicó una exposición póstuma en el estudio de Sorolla tras el fallecimiento repentino de Beruete.

Hoy se pueden ver algunas de sus obras en el Museo del Prado y donde dispone casi por completo de una pequeña sala.

Joaquín Sorolla

NIños en la orilla del mar con luz de tarde. Joaquin Sorolla

Niños en la orilla del mar con luz de tarde. Joaquin Sorolla

 

Es inevitable por otro lado hablar de Joaquín Sorolla en este periodo de la pintura Impresionista aunque durante mucho tiempo y también a día de hoy no se le ha visto como un pintor impresionista ya que el no se introdujo en este escenario en el momento sino que realizó su propia pintura con una visión de España para muchos algo conservadora y optimista y no demasiado acorde con la realidad aunque en mi opinión capturó la esencia de diferentes lugares y momentos en España.

También es bueno destacar la amplia variedad de temas que toca en este aspecto desde el paisaje puro al retrato.

Creo que su mejor obra está en el paisaje y en la obra menos conocida, quizás lo que pintó por cuenta propia y no por encargo. Viajó a Londres y París y conoció la obra de Monet y de otros impresionistas de la época. Una obra muy diferente a la que el realizaba tanto en técnica como en tema.

Creo que el Impresionismo no llegó demasiado a Sorolla ya que el creó su propia visión de lo que una pintura debía ser coincidiendo en ocasiones con las teorías sobre la pintura impresionista europea.

Darío de Regoyos

Almendros en flor de Darío de Regoyos

Almendros en flor de Darío de Regoyos

Darío de Regoyos es uno de los representantes españoles que cultivo la pintura impresionista de la época y que al contrario que sus contemporáneos que realizaron su pintura en España en esta época de un tono más personal, Regoyos viaja a Europa y se relaciona con los artistas más conocidos en esta época como Camille Pissarro.

Tiene un modo de ver la pintura más europea y realiza su pintura adaptándola a este estilo imperante. Por eso cuando vemos su obra nos viene a la mente la pintura de los impresionistas europeos y los post-impresionistas ya que vemos na obra realizada don pequeñas pinceladas realizando composiciones.

En algunos de sus cuadros hizo una crítica sobre la España negra y las costumbres y modo de vivir en ese momento.

Pensaba que Sorolla realizaba una pintura que no se correspondía con la realidad. Más adelante realiza paisajes de su Asturias natal con un tratamiento del color propio del los artistas como Monet o Sisley probablemente debido a su influencia.

Eliseo Meifrèn Roig

Eliseo Meifren Roig, Palma de Mallorca

Eliseo Meifren Roig, Palma de Mallorca

El catalán Eliseo Meifrén Roig es otro representante de ésa época en España. Se trata de un pintor no muy conocido en España sobre todo aunque a decir verdad hay una ignorancia realmente espectacular en este sentido hoy día en España.

Así como en Francia o Estados Unidos conocen bien a sus artistas, muchos de ellos conocidos a nivel Universal como es el caso de los Impresionistas franceses en España a duras penas si nos preguntan nos acordamos de Sorolla y poco mas.

Eliseo Meifrén se traslada a Mallorca donde compra una casa en los alrededores de Palma de Mallorca y realiza numerosas vistas de la bahía.

A diferencia de Sorolla Meifrén pinta la luz que hay en el momento, es decir, no pretende ser efectista en este sentido y pinta la luz tal y como es en ese momento.

Joaquim Mir.

Obra de Joaquim Mir

Obra de Joaquim Mir

Hay otros nombres como es el caso de Joaquim Mir que realiza una pintura muy personal y sin salir de su entorno. Mir no quiso viajar a Francia ni a ningún país europeo para realizar su obra y buscar el éxito sino que se centró en su entorno natal y pintó la totalidad de su obra entre Cataluña y Mallorca creando una pintura que comienza muy figurativa y experimenta con el color a medida que avanza en el tiempo y desarrolla su pintura.

Difundir la pintura de estos artistas en el futuro.

En general hay una gran independencia por parte de todos los artistas, la carencia de grupo y la variedad de múltiples formas de ver la pintura en esta época en España hace que el Impresionismo quizás en España fuera lo que conocemos como periodo Modernista. Por un lado esto aporta cierta riqueza y variedad a la historia del arte en España pero por otro creo en mi modesta opinión que con el paso del tiempo quizás carezca de más fuerza y haga que este periodo en España pase de puntillas.

Cuadro al oleo de Segundo Matilla y Marina.

Cuadro al oleo de Segundo Matilla y Marina.

Hoy día hay que indagar e investigar bastante ya que son artistas fuera de los círculos convencionales de artistas reconocidos en España ya que no están a la vista.

Tampoco se han realizados exposiciones en Museos sobre la pintura en España en este periodo lo que creo que sería muy beneficioso para el conocimiento de estos artistas con unas obras de una calidad excepcional y que de este modo se den a conocer en la sociedad ya que hicieron un trabajo muy bueno en su tiempo y debe ser reconocido.