Dos cuadros al oleo de flores.

Recientemente he estado trabajando en dos cuadros al oleo de un motivo similar y de igual formato y tamaño que hoy presento una vez terminados.

Pintar flores siempre es atractivo y a la vez siempre es un reto. La razón principal es que las flores siempre tienen una posición determinada y una caída concreta. Ocurre lo mismo con la luz y el color dependiendo como incida la luz y las sombras que se creen alrededor.

De este modo es vital observar bien el motivo antes de pintarlo. La observación en pintura es algo fundamental en cualquier pintura aunque cuando se pintan flores quizás lo sea más ya que cada flor y cada rama crecen de un modo determinado ya también se iluminan por el Sol de u modo muy particular generando sombras a la vez en diferentes partes.

Los dos cuadros de flores en el estudio de pintura

Los dos cuadros de flores en el estudio de pintura

En la primera imagen se puede apreciar la pareja de cuadros en mi estudio. Los he querido fotografiar juntos.

Uno junto a otro para que se pudieran ver a la vez ya que tiene sentido al ser concebidos como una pareja de cuadros.

Aunque la luz artificial al alejarme para hacer la imagen conjunto ha tocado algo los colores más abajo se pueden ver los cuadros con su luz y color real fotografiados individualmente.

 

Ambos cuadros tienen una pincelada de estilo muy impresionista al igual que la composición general de las obras. No he querido pintar el cielo sino centrar la atención en las flores por lo que toda la vegetación ocupa toda la superficie de los cuadros.

Por otro lado la vegetación y otras plantas que rodean a las flores hacen que destaquen más y contrasten con diferentes valores de color y contraste.

Dos cuadros de Jávea a diferente hora del día

Hace unos años pintaba un cuadro de Jávea del Cabo de San Antonio al atardecer.

Se trataba de una vista de este magnífico lugar con sol de tarde iluminando parcialmente la cumbre del lugar.

Hoy he vuelto a pintar Jávea pero esta vez una vista del Cabo de San Martín, justo al otro lado de Jávea. Esta vez el cuadro lo he pintado por encargo y con luz de mañana.

Se puede apreciar como cambia toda la luz y como las rocas por ejemplo en ambos cuadros tienen un color muy diferente.

De los tonos más suaves y menos contrastados del cuadro de la izquierda en el que los últimos rayos de sol iluminan la parte alta de la zona montañosa a los colores claros y llamativos del cuadro de la derecha en el que también las sombras aparecen mucho más pronunciadas tanto en la franja de tierra del horizonte del Cabo de San Martín como en las rocas que se aprecian en primer termino.

El color del mar más suave y de tonos azules y con algún verde del cuadro de atardecer frente a los azules ultramar, turquesa y verdes esmeralda del cuadro con luz de mañana.

Y es que el paisaje y lo que nos proporciona y evoca en cada momento del día cambia mucho según lo veamos con un tipo de luz u otro.

Porque si hablamos del aspecto de composición de ambos cuadros, en los dos la línea del horizonte está alta dejando gran parte del cuadro dedicado al mar y a las rocas y centrando nuestra mirada hacia abajo.

Por último el cielo es otro de los elementos que se diferencia en ambas pinturas siendo de tonos rosáceos y violetas mezclados con algún azul claro en el cuadro del atardecer y con colores azules claros en el cuadro con luz de mañana.

 

Dos cuadros al oleo de marinas en contraluz

Cuadro al oleo de un atardecer en Liencres, Cantabria

Cuadro al oleo de un atardecer en Liencres, Cantabria

La importancia de la luz y sobre todo de los momentos de luz en mi pintura es esencial y por eso voy a comentar dos cuadros al oleo de reciente creación que dan el sentido apropiado de esos momentos vividos y representados en estos dos cuadros de pequeño formato.

El primer oleo es un momento maravilloso vivido en la playa de Liencres. Esta playa que tiene por nombre “Playa de Valdearenas” es una de las playas más bonitas de Cantabria aunque en este momento no quería pintar su gran longitud sino un breve instante recogido en una puesta de sol maravillosa de las muchas que se pueden ver aquí. Las siluetas de las personas paseando y las rocas de la orilla contrastan con un cielo de un azul pálido con ciertos matices de verde y un sol que nos ciega y se refleja en el mar. Un momento complicado para plasmarlo en un lienzo pero la idea ser tratar de recoger la esencia de este momento en un cuadro de pequeño formato al igual que el siguiente cuadro que ahora comentaré porque quizás en estos pequeños cuadros se recoge con más fidelidad ese momento que tantas cosas nos transmite.

Cuadro al oleo de un atardecer en Suances, Cantabria

Cuadro al oleo de un atardecer en Suances, Cantabria

En el segundo cuadro otro tema de mar de iguales proporciones pero con un concepto algo distinto. En este caso no viene del cielo el elemento que nos deslumbra sino del mar aunque evidentemente la luz se cuela por un hueco entre las nubes reflejándose en el mar y creando un mar de plata y un momento único. Esto era lo que quería pintar desde lo alto del mirador de la playa de los Locos en Suances, Cantabria con sus acantilados formando pequeñas luces y sombras ante un mar Cantábrico con una fuerza de una belleza increíble, un mar que no es como otro mar ya que atesora una poesía que te atrapa desde el primer momento que lo ves azotando la costa.

Para mi la luz tiene gran importancia en cada cuadro y ya sea con más contraste o con menos siempre aporta algo fundamental a los cuadros así como estados de ánimo ya que con el paisaje se pueden decir muchas cosas.

Un recuerdo de verano

Playa de Somo, oleo sobre lienzo

Cuadro al óleo de la playa de Somo, Cantabria.

No pasa un verano sin que visite Cantabria donde paso unos días con mi familia y aprovecho para visitar algunos lugares que siempre me traen buenos recuerdos. También aprovecho el viaje para realizar algún esbozo y tomar fotografías de lugares que más adelante se convertiran en cuadros a lo largo del siguiente año.

Este es el caso del cuadro al óleo que presento aquí hoy. Se trata de un instante fugaz que mantengo en mi memoria y que quise plasmar en este cuadro. Se trata de un atardecer en la playa de Somo. Por la tarde en verano a eso de las seis o siete de la tarde el sol ya empieza a caer y se sitúa a espaldas de Santander creando multitud de reflejos en el mar que más bien parece un mar blanco y apenas se le puede mirar.

Se trata de un breve recuerdo que he retenido en mi memoria y he querido representar, traer a través de la imagen los sonidos y olores de la escena en ese momento, el sonido del mar, la gente, los niños jugando, la brisa…todo junto hace que pueda representar la pintura de un modo lo más fiel posible.
Rubén de Luis
contacto: ruben@rubendeluis.com

CUADRO AL ÓLEO DEL PALACIO DE CRISTAL DEL RETIRO, MADRID.

Oleo de Madrid, Palacio de Cristal del Retiro

Oleo de Madrid, Palacio de Cristal del Retiro

¡Buenos días!

Ayer terminé un cuadro del Palacio de Cristal del parque del Retiro en Madrid que me gustaría compartir.

Es un atardecer en este singular lugar que tiene como protagonista al sol que se está ocultando. El cuadro lo he pintado por encargo para una persona que quería regalárlo a un ser querido.

De un estilo impresionista con pincelada corta y acentuando la luz tan caracteristica de ese momento de la tarde en la que el sol se oculta y está muy bajo iluminando la cúpula de la estructura metálica de este edificio tan emblemático de Madrid.

Rubén de Luis
contacto: ruben@rubendeluis.com

OLEO DE CÁDIZ

Oleo de un paisaje de la ciudad de Cádiz

Oleo de un paisaje de la ciudad de Cádiz

¡Hola!

Envío hoy un cuadro al óleo de una paisaje de Cádiz. Una vista de parte del perfil de la ciudad con una gran pate dedicada al cielo y las nubes que ofrece perspectiva del cuadro muy peculiar. Al fondo se puede ver cómo el cielo está más despejado y libre de nubes permitiendo a la luz entrar enter las nubes iluminando esta ciudad.
Rubén de Luis
contacto: ruben@rubendeluis.com

OLEO DE LA PLAYA DEL SARDINERO, SANTANDER

Cuadro al óleo de Santander, Cantabria

Cuadro al óleo de Santander, Cantabria

¡Hola a todos!

Os envío hoy un óleo de un cuador que acabo de terminar de la playa del Sardinero en Santander. Se trata de una marina de esta bonita playa a la que tengo tanto cariño y que he pintado en varias ocasiones.  Uno de los oleos pertenecientes a la serie de cuadros de Cantabria que he dedicado en mi página personal.

Rubén de Luis
contacto: ruben@rubendeluis.com