Cuadros de veleros

El mar, la velocidad y la luz en acuarelas de veleros.

Los cuadros de barcos siempre han tenido un espacio en mis temas recurrentes

Los temas de cuadros de barcos y veleros siempre me han fascinado. Verlos en alta mar o llegando a puerto con esa elegancia en sus velas desplegadas dista mucho de los modernos buques.

He pintado en las últimas semanas una serie de acuarelas de este tipo de embarcaciones de estilo clásico entre las que se encuentra el buque Escuela Juan Sebastián Elcano.

También he pintado un velero de tipo tradicional usado en la región de Normandía en Francia. Este tipo de veleros que se usan como recreo hoy día forman parte de la cultura de la zona.

Este es otro de los aspectos que me llaman la atención y me gustan de los barcos de estilo tradicional, y es que al igual que otros elementos de la cultura de cada lugar, la pesca adaptada a cada clima y por lo tanto también estas embarcaciones, forman parte de su propia identidad.

Esto ocurre también con los famosos llaüts en las Islas Baleares, las velas latinas en la costa de Valencia o Murcia y otras embarcaciones sin velas como las traineras del Cantábrico que en su día se usaban como embarcación rápida de pesca y hoy están destinadas a la competición.

Algo que siempre me gusta añadir en estas pinturas es la sensación de velocidad y de viento.

También me gusta trabajar los colores del mar, la luz y su comportamiento según el mar que represente.

Información y encargos: ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58

Anuncios

Paisaje de flores silvestres en primavera

Con la llegada de la primavera muchos paisajes de España se tiñen de colores.

Este cuadro que acabo de pintar de técnica impresionista es una muestra de ello.

La primavera este año parece que se ha adelantado y muestra de ello es el campo y el paisaje que ha cambiado a un color amarillo en muchas partes de España.

Siempre me gusta observar el medio en el que me encuentro y ver realmente lo que ocurre a mi alrededor y cómo la naturaleza va cambiando.

Cuadro al oleo de un paisaje de estilo impresionista de flores en primavera
Cuadro al oleo de un paisaje de estilo impresionista de flores en primavera

Un manto de pequeñas flores cubre gran parte de la superficie de la composición dejando una franja para el cielo de distintos tonos.

A diferencia de otras obras en las que aplico pinceladas verticales en el cielo que se unen unas a otras entre si, mezclando los colores, en este oleo he añadido pinceladas horizontales como se puede ver.

En la última franja de color se puede ver la hierba de tonos verdes algo azulados que contrasta y combina con el cielo y las flores amarillas.
También alguna amapola rompe el amarillo dominante en el cuadro.

Es curioso comprobar cómo la naturaleza se encarga de ordenar bien cada uno de los elementos en el paisaje.

Información y encargos: ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58

Cerezos en flor en el Valle del Jerte

Un cuadro al oleo de técnica impresionista de un paisaje en primavera en este bonito lugar

La primavera en el Valle del Jerte tiñe de color blanco el paisaje.

He pintado este cuadro al oleo de una vista del valle con unos cerezos en flor en primer término.

Sus flores blancas acaparan la atención de toda la composición del cuadro en un formato vertical.

Paisaje al oleo de unos cerezos en el valle del Jerte
Paisaje al oleo de unos cerezos en el valle del Jerte
Cuadro al oleo de un paisaje de primavera en el valle del Jerte
Cuadro al oleo de un paisaje de primavera en el valle del Jerte

Al fondo las montañas de colores magenta y algo azuladas por la distancia, dejan ver el recorrido del valle en una sucesión de curvas.

Todo bajo un cielo de tonos azules muy claros con las nubes que pasan de un lado a otro.

El cuadro, realizado como gran parte de mi pintura con una pincelada pequeña y detallada lo acerca al Impresionismo.

Colores suaves para capturar la luz del momento sobre el lienzo.

Información y encargos: ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58

Marina al oleo de unos niños en la orilla del mar

La luz del Mediterráneo en una marina de una escena de unos niños en la orilla del mar.

Un cuadro al oleo que he pintado recientemente con la idea de capturar la luz en un momento de un día de verano.

Niños en la orilla del mar, oleo sobre lienzo, 65x54 cms

Niños en la orilla del mar, oleo sobre lienzo, 65×54 cms

Siempre me ha gustado retener y capturar ideas a través de dibujos, estudios rápidos, fotos y todo el material necesario para realizar un cuadro posteriormente.

En esta ocasión presento este cuadro al oleo de unos niños en la playa jugando.

La escena tuvo lugar hace un año más o menos, en verano, mientras pasaba la mañana en una playa de Denia, unos niños jugaban en la orilla del mar.

Se arrastraban por el suelo, saltaban, corrían y los recuerdos de mi infancia vinieron de repente a mi mente.

En la memoria de cada uno de nosotros , de nuestra generación existen en mayor o menor medida este tipo de escenas donde nosotros mismos éramos protagonistas. Por ello siempre en mi pintura han estado presentes estos motivos.

marina-oleo-ninos-mar2

Detalle ampliado del cuadro

En el cuadro una pareja de niños juega en la orilla del mar.

Un motivo simple pero que siempre ha sido objeto de muchas obras a lo largo de la Historia del Arte por numerosos artistas desde Sorolla, Fortuny y gran cantidad de artistas contemporáneos españoles hasta artistas como Edward Henry Potthast en Estados Unidos y sus famosos cuadros de escenas de playa.

Me interesaba sobre todo trabajar los brillos, los reflejos de la luz sobre el mar y en las figuras así como en la tierra húmeda de la orilla.

Un cuadro al oleo con un formato de 65×54 cms en el que muestro también el color del mar.

Más verde amarillo y pardo con tonos violetas y algún azul claro por el reflejo del cielo en la parte más inmediata a nosotros. Mas al fondo se ven unos colores más azules de tonos intensos ultramar.

Azules claros también en el cielo con un par de velas diminutas en el fondo.

Dos acuarelas de Asturias.

Presento dos acuarelas de mediano formato de temas asturianos.

Forma parte de la serie de cuadros de Asturias de paisajes y marinas que inicié hace un tiempo.

Asturias, sus paisajes y sus marinas siempre han sido un tema recurrente en mi pintura y hoy comparto estas dos acuarelas de dos lugares muy conocidos.

En primer lugar una acuarela del puerto de Gijón con los veleros en el muelle y los reflejos que realizan sobre el agua. Se puede apreciar una pincelada que tiende quizás al Impresionismo con toques horizontales. Para ello he utilizado tempera de color blanco para crear estos efectos.

Cuadro en acuarela de Gijón, Asturias.

Cuadro en acuarela de Gijón, Asturias.

En la segunda pintura muestro el puerto viejo de Llanes en un día algo más gris que en la primera acuarela. El reflejo en los charcos que deja la bajamar en esta zona de Llanes reflejan el cielo. En ambos cuadros he utilizado una pincelada pequeña en ambas direcciones.

cuadros de Asturias en acuarela

Cuadro en acuarela de Llanes, Asturias.

Para finalizar, comentar que siempre me gusta realizar parejas de cuadros o series de cuadros sobre un tema tanto al oleo como en acuarela porque esto ayuda a comprender mejor el motivo del mismo y el tema representado.

Espero que os gusten.

Rubén de Luis
Contacto: Tel. 616 46 21 58

ruben@rubendeluis.com
www.rubendeluis.com

Pequeño cuadro al oleo de las Lagunas de Ruidera.

El agua de este bonito paraje son el elemento principal de esta pequeña tablita pintada al oleo de las Lagunas de Ruidera.

El paisaje rápido y vivaz en una tablita de pequeñas dimensiones recrea el paisaje bonito de las Lagunas de Ruidera en la provincia de Ciudad Real.

Se trata de un cuadro al oleo de valores y tonos muy contrastados con el cielo y de grandes zonas oscuras de sombra.

Cuadro de un paisaje al oleo de las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real. Rubén de Luis.

Cuadro de un paisaje al oleo de las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real. Rubén de Luis.

Un paisaje de leyendas y lleno de misterio empezando por cómo se nutren estas lagunas ya que el agua mana entre las rocas y la vegetación formando cascadas que llenan las lagunas y se tornan de colores verdosos y azules bastante oscuras.

Este tipo de pequeños cuadros siempre son buenas referencias para realizar más adelante cuadros de estudio con más detalles y de formato más grande.

El motivo principal es realizar un estudio rápido de color, una impresión del paisaje.

Cuadros de nenúfares | una pareja de cuadros en acuarela y pastel | Rubén de Luis.

Recientemente he retomado en estas dos obras en acuarela y pastel la mezcla de técnicas en un par de temas de nenúfares.

De un modo inevitable a medida que los pintada me venía a la mente la serie de cuadros del maestro Claude Monet.

Es un tema que siempre ha interesado a muchos artistas pero hay que reconocer que antes que Claude Monet pintase esa serie sobre nenúfares en los últimos años de su vida nadie se interesaba por este tema.

Lo cierto es que trabajar sobre este motivo de plantas acuáticas es siempre muy gratificante. Utilizo casi siempre composiciones en las que las plantas ocupan todo el espacio del cuadro.

Acuarela y pastel de unos nenúfares en un estanque

Cuadro en acuarela y pastel de unos nenúfares en un estanque con flores rosas.

Técnicamente he utilizado un modo de pintar estos cuadros que no es frecuente ya que utilizo primero un dibujo base y después acuarela.

Una vez finalizada la acuarela utilizo colores a pastel con pequeños trazos que voy componiendo todo el cuadro y voy haciendo que el conjunto cobre consistencia.

Por ello la acuarela no la detallo demasiado utilizando esta pintura únicamente como referencia de color para luego sobre ella aplicar el pastel.

 

Cuadro de unos nenúfares y flores blancas

Cuadro de unos nenúfares y flores blancas

Decidí como en otras ocasiones realizar una pareja de cuadros con diferentes tonalidades pero de similares composiciones y tema a tratar.

El pastel fue muy utilizado en el periodo del Impresionismo y Neo-Impresionismo por artistas como Henri Tolouse-Lautrec o Edgar Degas y creo que al igual que la pintura al oleo aporta mucha solidez al conjunto.

Cambiar y utilizar diferentes técnicas siempre es positivo y aporta cosas nuevas a la obra que desarrollo por eso me animó el poder realizar estos dos cuadros y tratar este tema que espero os haya gustado.