Epistolarios de artistas. Los cuadros escritos.

A lo largo de siglos los artistas han escrito cartas dirigidas a amigos, marchantes, familiares y demás y se han publicado muchos de estos epistolarios en forma de libro. Siempre he tenido un poco de reparo a la hora de cotillear en este tipo de cartas ya que al final son cosas muy personales a pesar de que estemos hablando de grandes genios de la pintura y puede que sea beneficioso el hecho de dar a conocer los pensamientos de estos artistas como patrimonio artístico que es. Pero a pesar de esto siempre que estoy leyendo un libro de algún pintor no dejo de pensar que estoy asaltando la intimidad de la persona y que esto no debería publicarse aunque evidentemente es muy tentador no acceder a la letra impresa de Van Gogh o el propio Sorolla…   A continuación os detallo algunos de los libros sobre correspondencia mantenida entre varios artistas y sus conocidos y a veces otros artistas.

Cartas a Theo, Van Gogh

Cartas a Theo, Van Gogh

El primero y más conocido es “Cartas a Theo” en el que Vincent Van Gogh mantiene correspondencia con su hermano Theo Van Gogh. Desde que comenzó a trabajar como misionero en las minas de Bélgica Vincent es el motivo principal de preocupación de la vida de su hermano Theo y es muy posible que sin Theo la figura de Van Gogh no sería la que hoy conocemos ya que presto todo su apoyo a lo largo de su carrera como artista. En este libro se pueden leer multitud de cartas que el artista a lo largo de su vida va enviando a su hermano y podemos apreciar los altibajos que sufre así como algunos dibujos que se incluyen en estas cartas.

Cartas de Camille Pissarro

Cartas de Camille Pissarro

Este segundo libro contiene las cartas que el pintor impresionista Camille Pissarro mantuvo con su hijo Lucien Pissarro. Aquí podemos descubrir entre otras muchas cosas los consejos que el pintor le va dando a su hijo en cuanto a arte se refiere ya que Lucien se  dedicaba a realizar grabados. También se da a conocer la relación que mantuvo con otros artistas. Este libro es especialmente recomendable dada la poca información que de este artista existe ya que de otros pintores se han editado multitud de libros sobre su obra pero no es el caso de Pissarro y este libre es particularmente útil si se desea conocer un poco mejor la obra y la filosofía de vida y pintura algo indivisible en el caso de Pissarro.

Los años de Giverny, Monet

Los años de Giverny, Monet

No podía dejar de nombrar el libro de cartas que Claude Monet escribió durante sus años en Giverny. Aquí encontramos gran cantidad de información sobre su relación con otros artistas impresionistas como Renoir, Bazille, Sisley y con el marchante y galerista Durand Ruel que fue la persona que en realidad dio a conocer la obra impresionista. Por otro lado y dejando a un lado el impresionismo francés se conservan gran cantidad de cartas de Sorolla a su mujer Clotilde que se conservan en el Museo Sorolla de Madrid. También existe en otra línea un libro que creo que está descatalogado de  el amigo y también pintor Aureliano de Beruete  en el que se publican las cartas que este envió a Sorolla y a través de las cuales se pueden adivinar las respuestas de Sorolla a las misivas de Beruete fiel consejero y seguidor de la obra de Ssorolla que la dio a conocer en Europa. En fin, como decía al principio este tipo de material no deja de ser interesante ya que nos descubre la personalidad de cada artista pero como digo no deja de ser algo delicado al tratarse de cosas muy personales y que sin saber la relevancia que en el futuro tendrían los artistas escribieron a modo privado.

Anuncios

Exposición homenaje a Aureliano de Beruete, una imagen para el recuerdo

Exposición homenaje a Aureliano de Beruete, fotografía de La Ilustración anrtistica, 1912

Exposición homenaje a Aureliano de Beruete, fotografía de La Ilustración anrtistica, 1912

En el mes de abril del año de 1912 se celebraba en la casa de Joaquin Sorolla la primera exposición individual a título póstumo dedicada a su amigo el pintor madrileño Aureliano de Beruete. A esta exposición como muestra la imagen adjunta acudían los reyes de España  Alfonso XII y Victoria Eugenia de Battenberg junto a él en la fotografía podemos ver al propio Sorolla y al hijo del pintor fallecido.

Fue quizás la primera exposición individual de Beruete en la que se expusieron gran cantidad de trabajos de temas de Madrid y provincias de alrededor junto con numerosos estudios en pequeño formato. Beruete fue un pintor de pequeño formato en general ya que como discípulo de Carlos de Haes tomó la iniciativa de pintar al aire libre por eso en su obra no hay gran formato todo lo más que llegó a

Aureliano de Beruete, "El Manzanares", 1908, 81x58 cms

Aureliano de Beruete, “El Manzanares”, 1908, 81×58 cms

pintar fue de un metro o metro y medio ya que debían ser tamaños cómodos para su transporte y realización al aire libre. Se sabe que llegó a pintar dentro de un coche o carromato cuando hacía mal tiempo. Supo captar perfectamente con esa pincelada nerviosa tan característica suya muy improvisada y tan natural que al alejarnos toma todo forma haciendo de su conjunto una gran obra de arte y ofreciéndonos una imagen y luz muy real en ese preciso momento. Beruete debido a su cómoda posición económica pudo realizar los temas que quiso sin estar obligado a aceptar otro tipo de temas más comerciales sino pintar realmente los cuadros que quería pintar, de este modo su pintura cobra una gran consistencia en el tema siendo muy homogénea. La fotografía que adjunto de la exposición no es de gran calidad, no he podido encontrar una mejor pero uno se puede hacer a la idea del momento retratado. El retrato que está detrás de la figura de Sorolla (primero por la izquierda) es un cuadro que el propio Sorolla realizó de Beruete, un soberbio retrato en el que sentando y abrigado con su capa muestra el estudio del pintor, un retrato que nos recuerda a Velázquez nada más verlo tanto por su luz como por su técnica empleada. Desde hace años no se ha vuelto a realizar una exposición de Beruete y creo que cada día existe más adeptos al artista, curiosamente gente joven que descubren al artista y quieren saber más sobre él. De momento en el Museo del Prado nos conformaremos con algunos cuadros que podremos ver en la sección de pintura del siglo XIX aunque la mayor parte de su obra está diseminada en manos de coleccionistas privados y muchos otros cuadros en paradero desconocido esperando que salgan a la luz algún día y con la esperanza de poder verlos juntos algún día en una exposición.

Dos atardeceres de Jávea al óleo

Cabo de San Antonio, cuadro al oleo.

Cabo de San Antonio, cuadro al oleo.

En las últimas semanas de este verano he estado trabajando sobre un par de cuadros al oleo de la zona de Jávea. Este bonito lugar del Mediterráneo posee gran variedad de calas y paisajes para pintar. El propio Joaquín Sorolla le gustaba venir aquí para pintar sus marinas. Movido por los pasos del gran maestro viajé hasta allí para poder conocer todos sus rincones y quedé muy contento por hallar una luz increíble sobre todo en los atardeceres. En la pareja de cuadros que muestro a continuación eh pintado ese momento del día que sin duda está lleno de magia.

Cabo de San Martín, cuadro al óleo

Cabo de San Martín, cuadro al óleo

De este modo me decidí a pintar una pareja de oleos de dos puntos que rodean este lugar. El primero que se puede ver al principio es el Cabo de San Antonio que divide Dénia y Jávea. El segundo el cabo de San Martín que rodea por el otro extremo todo el entorno.  Los tonos de los cuadros son anaranjados y ocres ya que los atardeceres por esta zona cuando los últimos rayos de sol iluminan las rocas hacen que se vuelvan de este color.

Ambos cuadros tienen una pincelada bastante impresionista y en ambos hay juegos de luz diferentes con reflejos de las rocas en el mar y sobre todo en el oleo del Cabo de San Antonio se puede ver cómo está iluminado solo la mitad superior. Este tipo de juegos de luz siempre son un reto para el artista pero me gusta poder recrearlos.

 

 

El estudio previo de un cuadro al oleo

baño del caballo de Sorolla

baño del caballo de Sorolla

A lo largo de la historia del arte los artistas siempre han realizado una serie de pinturas a modo preparatorio para más tarde realizar obras definitivas más acabadas y con mayor cantidad de detalles. El ejemplo que muestro hoy aquí pone de manifiesto el trabajo previo a la obra definitiva desarrollada por un gran artista, Joaquí Sorolla. En la primera imagen se puede apreciar una pintura con poco detalle pero que en definitiva sirve como anotaciones de color previas muchas veces para realizar la obra final en el estudio y antes como no existía la cámara de fotos los estudios eran de vital importancia aunque hay artistas que nunca los han utilizado queriendo trabajar directamente sobre la obra definitiva. Es posible que anteriores a este estudio al óleo existieran algunos dibujos rápidos ya que Sorolla tenía la costumbre de tomar estos apuntes del natural a lápiz en un cuaderno para pensar la composición de cada uno de los elementos del cuadro.

El baño del caballo, Sorolla

El baño del caballo, Sorolla

En la siguiente imagen tenemos el cuadro terminado. Este cuadro es un oleo de grandes dimensiones que se puede ver en el Museo Sorolla de Madrid en la colección permanente que tiene el museo con el grueso de la obra del artista valenciano. Vemos ciertas variaciones y si en el estudio previo vemos como el muchacho llevaba al caballo a bañar en la pintura final lo saca de la orilla hacia fuera. Sin embargo la composición o la idea primera es básicamente la misma encuadrando los elementos en la zona superior del lienzo dejando la parte inferior para realizar un trabajo de sombras, brillos en la arena para resaltar la luz del momento. Para llenar los espacios laterales introduce algunos barcos pesqueros a ambos lados y cabe destacar el reflejo de la vela de la izquierda sobre el mar que aporta un punto con bastante brillo al cuadro.

Joaquín Sorolla pintando

Joaquín Sorolla pintando

Por último he querido mostrar una de las fotografías que se conservan de Joaquín Sorolla pintando al natura en la playa este cuadro. Como se ve la obra final la pintó directamente del natural cosa bastante complicada sobre todo al tratarse de una obra de estas dimensiones y con unan luz tan particular . Es muy posible que no lo hiciera en una sola sesión sobre todo porque tendría poco tiempo con esa luz y probablemente tendría que volver otro día. A pesar de esto quiero incidir en la complicación que supone pintar una obra de estas caracteristicas al natural. Se puede ver a uno de sus ayudantes de cuclillas y a otro sentado junto a el. Al lado tablas para tapar la luz y protegerse del viento ya que un lienzo de esas dimensiones actúa como una vela de un barco.

Personalmente creo que los estudios ayudan mucho a la obra final, a entender el modo de llevar a cabo una composición lógica y es bueno desarrollar siempre este trabajo previo a la obra final. No hay que dejarse llevar por la ansiedad de querer terminar el cuadro ya que este trabajo previo nos será de gran ayuda y facilitará la comprensión del motivo a pintar. Aparte es un buen modo de practicar el dibujo y la pintura realizando unos cuantos estudios diarios, sobre todo es bueno finalizar el día realizando otro apunte ya sea a lápiz, tinta o a color, esto hará que nos soltemos y que en nuestra cabeza se componga todo de modo lógico a la hora de pintar una obra final.

Los cuadros vistos al natural

Con motivo de la exposición en el Museo Thyssen de Madrid, “Impresionismo y Aire Libre” voy a comentar algo sobre lo que me ha tenido pensando durante los días posteriores al haber visto dicha exposición. Un amigo muy seguidor de la pintura de Sorolla y los artistas españoles del movimiento del impresionismo me comentaba no hace mucho que no hay nada como la pincelada larga de Sorolla y la luz del Mediterráneo que en su pintura sobre todo paisajistica hay. Yo no muy seguro de ello le rebatía y le comentaba que la pintura hay que verla, tanto de unos como de otros y que no hay que desestimar a los artistas franceses o de otra nacionalidad pertenecientes al impresionismo.
Imagen

Bien es cierto que artistas como Sorolla o Beruete es difícil encasillarlos en el impresionismo , quizás este último más que Sorolla pero es por hacernos una idea de la época.

Una vez vista la exposición que me ha parecido una maravilla y que no sólo abarca la etapa del impresionismo puro sino también la escuela de Barbizón y el post-impresionismo y entre los que podemos ver también obras de Carlos de Haes y del citado Joaquín Sorolla he llegado a la conclusión que la pintura ya sea de unos o de otros hay que verla. Un catálogo no ofrece ni el detalle ni el poder ver la pincelada original, y el color y tamaño varía mucho.

Imagen

Es por ello que aparte de leer libros de arte o ver los cuadros en alta resolución por internet, recomiendo visitar los museos y exposiciones temporales para apreciar de verdad las obras al natural y poder sacar nuestras propias conclusiones y comprobar que por ejemplo un cuadro de Monet o de Sisley tiene mucho más atractivo sobre todo por el hecho de ver la pincelada, cómo lo ha ejecutado en ese momento y los matices de color tan increíbles que hay en cada obra.

PAISAJE AL ÓLEO DE AVILA

Imagen
Hacía un tiempo que no pintaba nada de Avila y sus murallas y hace unos días me decidí por pintar esta bonita ciudad castellana desde las afueras de la ciudad desde donde se puede apreciar un bonito paisaje y una buena panorámica de la ciudad sobre todo de sus murallas.

Uno de los oleos en el que predominan los colores tierra sobre todo y una visión de la ciudad que quizás recuerde a los apuntes pintados por Sorolla o los cuadros realizados por Beruete en sus campañas por tierras de Avila y Segovia.

Rubén de Luis

OLEOS, TEMAS VALENCIANOS

Niño en la orilla de una playa de Valencia

Niño en la orilla de una playa de Valencia

Niños buscando peces en la playa

Niños buscando peces en la playa

Playa de la Malvarrosa, Valencia

Playa de la Malvarrosa, Valencia

Hoy acabo de iniciar una nueva serie de temas valencianos.
Presento los tres primeros aunque la serie la iré componiendo poco a poco.

Son óleos de la Comunidad Valenciana, pinturas de escenas de Alicante, Valencia y Castellón, de sus pueblos, paisajes y gentes.
No puedo decir que Sorolla n haya influído en esta pintura a al hora de elegir temas.
Rubén
www.rubendeluis.com