Paisajes de flores en el Mediterráneo

Algunos cuadros que he pintado a lo largo de este año en el que las flores y los árboles son protagonistas en unos paisajes del Mediterráneo.

De un claro estilo impresionista mi interés reside en la captura de la luz en un momento determinado.

Cuadro al oleo de un paisaje de almendros en Mallorca.

Cuadro al oleo de un paisaje de almendros en Mallorca.

 

A lo largo de la costa del Mediterráneo y las Islas Baleares se pueden encontrar paisajes espectaculares en cualquier época del año pero es en primavera cuando la abundancia de árboles frutales florecen dejando un paisaje realmente bonito.

Este fue el principio que me inspiró para pintar algunos temas relacionados con las flores, los árboles y el Mediterráneo.

Aquí presento en primer lugar y sobre estas líneas un cuadro de un paisaje de unos almendros en flor en Mallorca. El almendro por lo general es un árbol Mediterráneo y en Mallorca en el interior se suelen ver mucho. Para ello es necesario viajar por el interior de la isla y alejarse de los lugares turísticos convencionales.

 

Cuadro de un paisaje de amapolas en Alicante.

Cuadro de un paisaje de amapolas en Alicante.

El siguiente cuadro es un paisaje de amapolas en la provincia de Alicante en los alrededores de Jávea. También ene l interior se pueden encontrar que pueden contrastar con nuestra idea que tenemos de Alicante y sus paisajes ya que esta provincia ofrece gran cantidad de bonitos paisajes en primavera. En el centro controlando la composición del cuadro un árbol se alza movido por el viento ante las amapolas.

Con una pincelada fina y pequeña para aportar esa sensación de movimiento. Una pincelada común en mi pintura en varias direcciones.

Paisaje al oleo del Cieza en el Valle de Ricote, Murcia.

Paisaje al oleo del Cieza en el Valle de Ricote, Murcia.

Por último este paisaje del interior de Murcia en el Valle de Ricote. Un paisaje de los alrededores de Cieza donde también un árbol es protagonista de la composición y algunos frutales en los alrededores con ese tono verde y amarillo propio de los frutales cítricos y algún árbol también florecido que salpican de color blanco este paisaje.

El vídeo que adjunto a continuación sobre este párrafo muestra uno de los cuadros que he comentado de cerca. He tomado capturas muy de cerca sobre el lienzo desde donde se puede apreciar la pincelada realizada y el tratamiento del color.

Anuncios

Un amanecer y un atardecer al óleo

Dos cuadros al oleo realizados en dos momentos del día muy distintos, un atardecer y un amanecer.

Hay dos momentos en el día que siempre los colores, la luz y los contrastes cambian mucho en poco tiempo creando sombras y momentos muy especiales.

Estos dos momentos son el amanecer y el atardecer. En los cuadros que presento a continuación he pintado estos dos momentos del día en dos cuadros al oleo de dos paisajes de Santander en dos puntos diferentes.

El primero es un atardecer en el faro del Cabo Mayor en Santander y el segundo un amanecer en el Paseo de Pereda también en la misma ciudad.En ambos cuadros el Sol es protagonista de cada pintura y como cosa curiosa no ocupa gran parte de cada cuadro pero si que la luz que desprende protagoniza cada obra.

 

Cuadro al oleo de un atardecer en el faro del Cabo Mayor, Santander

Atardecer en el faro del Cabo Mayor, Santander

En el primer cuadro el Sol se aprecia como un pequeño punto luminoso en el horizonte y torna de colores naranjas, amarillos que se mezclan con los azules y violetas a medida que movemos nuestra mirada hacia la parte superior del cuadro.

 

Cuadro al oleo de un amanecer en el Paseo de Pereda

Amanecer en el Paseo de Pereda

En el siguiente cuadro la luz cambia por completo al tratarse de un amanecer en el que el Sol sale desde el horizonte y aunque se sitúa a la misma altura prácticamente su luminosidad es diferente enfocando directamente todo mientras que en el anterior cuadro su luz cambiaba los colores.

Los tonos rosas y malvas son algo común en este cuadro donde las sombras se producen en la parte más inferior de la pintura.

Se aprecia la figura de alguna persona caminando a lo lejos del paseo. Y el famoso edificio del Real Club Nautico de Santander también se define al final del paseo sobre el agua.

Todo cambia con la luz y nuestra percepción de las cosas, de momentos vividos y lugares también.

Dos marinas en acuarela de gran formato

Cuadro en acuarela de una marina de Mojácar

Cuadro en acuarela de una marina de Mojácar

A veces la naturaleza tiene sus caprichos y vemos cómo se confunden ante nosotros lugares y paisajes que parecen de un lugar cuando son de otro. En este caso pongo por ejemplo el caso de dos cuadros de marinas que he pintado recientemente como es esta primera acuarela de la costa de Mojácar en la que se aprecia un mar Mediterráneo envuelto en un temporal azotando la costa y dejando un gran paisaje de espuma al tocar las rocas.

A primera vista podría parecer que se trata de una vista de alguna playa del norte de España y es que hasta la naturaleza tiene esos caprichos y modifica nuestra mente haciendo ver paisajes que no corresponden al lugar en concreto.

Se trata de un cuadro con un trabajo minucioso en el detalle de la espuma que deja el mar al retroceder en su ir y venir hacia la costa. El mar se torna en colores verdes y azules de varios tonos que al estar el cielo gris proyectan multitud de matices.

Cuadro en acuarela de una marina de Liencres, Cantabria

Cuadro en acuarela de una marina de Liencres, Cantabria

En el siguiente trabajo si podemos decir que pertenece a un lugar del norte de España, en este caso a la costa de Liencres en el que he pintado parte de su perfil también con un clima de borrasca levantando grandes olas que azotan las rocas. También existe un trabajo muy elaborado en la zona de las olas. En este último caso el ambiente que hay en el cuadro parece corresponder mejor con el lugar.

Las dos acuarelas tienen un tamaño de 70×50 cms y se pueden adquirir escribiendo a ruben@rubendeluis.com

 

OLEO DE UN VELERO EN VALENCIA

oleo de un barco de vela en Valencia

oleo de un barco de vela en Valencia

Presento hoy un cuadro al óleo de un velero en las costas de Valencia. Se trata de una embarcación típica de todo el Mediterráneo español que se solía utilizar antes como embarcación de pesca y ahora como embarcación de recreo en algunos casos.

La vela que traza de modo oblicuo de un extremo a otro del óleo ofreciendo luminosidad a la escena.

Un cuadro de estilo impresionista que inevitablemente recuerda a los cuadros de Sorolla al menos en el concepto de las escenas de playa de la barcas con las velas desplegadas.

Rubén de Luis
contacto: ruben@rubendeluis.com

CUADRO AL OLEO DE UNOS NARANJOS EN VALENCIA

 

Hoy os envío una de mis últimas pinturas de un paisaje de naranjos en Valencia, espero que os guste.
Rubén de Luis
http://www.rubendeluis.com

MARINA AL ÓLEO DE LIENCRES, CANTABRIA

Marina al óleo de Liencres, Cantabria

¡Hola!,
Otra vez vuelvo con un trabajo sbre una marina en Liencres, Cantabria.
Se trata de la Costa Quebrada avanzando hacia el mar y las olas rompiendo sobre su perfil.
Rubén – http://www.rubendeluis.com/

PAISAJE DE ENCINAS DE BOADILLA DEL MONTE

Encinar de Boadilla del Monte, óleo sobre lienzo.

Encinar de Boadilla del Monte, óleo sobre lienzo.

En los alrededores de Boadilla del Monte se puede pasear por un gran encinar muy desconocido por muchos madrileños.

Pertenece a la rampa que da comienzo la Sierra de Guadarrama y que empalma con el pardo y los montes de Majadahonda y Las Rozas.
Decidí pintar sobre este motivo ya que la encina es un árbol que tiene un verde azulado muy bonito y que según la luz que proyecte el sol sobre él hay infinidad de matices.

A la mitad del cuadro el color cambia porque también lo hacen los árboles ya que son pinos piñoneros y al final una fina línea azulada de árboles hace perfil con el horizonte.

Rubén de Luis
www.rubendeluis.com/pintura.htm