Dos acuarela de Córdoba y Sevilla

Recientemente he pintado dos cuadros en acuarela de una medida idéntica de 100×70 cms de dos paisajes muy conocidos de Córdoba y Sevilla. Se trata de dos obras en las que el río Guadalquivir es protagonista y cruza ambas ciudades.

Son dos acuarelas realizadas por encargo a partir de dos fotografías que un cliente me pidió pintar en un formato grande para después poder colocarlas juntas.

Cuadro en acuarela de Sevilla con la Torre del Oro y la Giralda

La primer obra es una vista de Sevilla y más en concreto de la Torre del Oro y la Giralda al fondo en la que se pueden observar algunos naranjos en primer término y algunas palmeras que adornan el paseo junto al río Guadalquivir.

La pincelada punteada y alargada forma parte siempre de la pintura de estilo impresionista que suelo realizar. Para el cielo he añadido algo de gouache de tonalidades blancas que resaltan las nubes y le aporta algo de volumen al cielo.

Acuarela de Córdoba desde el puente romano

Por otro lado he pintado este cuadro de una vista de la ciudad de Córdoba y su mezquita. Utilizando la misma técnica que la anterior en la que se puede ver la Catedral-Mezquita al fondo y el puente que atraviesa el mismo Guadalquivir. Presente en ambas pinturas y donde el cielo se refleja de modo parcial esta vez.

Encargos personalizados de cuadros escribiendo a: ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58 (también WhatsApp)

Acuarela de Cadaqués

Recientemente he pintado por encargo la siguiente acuarela de un paisaje de Cadaqués que presento aquí hoy. Se trata de un paisaje muy conocido de este bonito lugar desde donde se pueden apreciar todas las casas blancas con sus tejados anaranjados y en el centro de la composición la iglesia que con su peculiar torre del campanario se alza en el centro del paisaje.


En la parte más baja de la composición de la pintura se pueden ver las barcas de todo tipo atracadas a lo largo de esta bahía pequeña junto a la población.

Acuarela de Cadaqués pintada por Rubén de Luis

En el cielo los tonos azulados caen en aguada hasta el perfil de las dos montañas de colores marrones y azulados en las sombras también que se unen en el centro justo donde se alza la torre de la iglesia.

Encargos a medida e información escribiendo a: ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58 (también WhatsApp)

Cuadros al oleo de pequeño formato

Hoy comparto tres cuadros pintados al oleo recientemente de temas de Cantabria y Asturias respectivamente con una pincelada impresionista propia de mi pintura

El arte y el paisaje en muchas ocasiones han ido unidos a lo largo de la Historia del Arte y en mi caso siempre estoy indagando y conociendo nuevos lugares para encontrar bueno motivos para pintar. Aunque en esta ocasión, estos temas no son nuevos en mi pintura ya que los suelo realizar a menudo.

Son dos cuadros al oleo en pequeño formato de paisajes de Cantabria y otro algo distinto en su medida pero no en técnica, de la ciudad de Gijón en Asturias.

Como es habitual en la pintura que realizo, la pincelada suele ser bastante ligera y suelta y tiene como referencia la pintura del Impresionismo. Creo que en pintura nadie es original totalmente y de alguna manera se bebe de las influencias de otros artistas del pasado para que luego salga todo catalizado a través de cada artista.

Cuadro al oleo de Gijón pintado por Rubén de Luis
Paisaje de la playa de San Lorenzo en Gijón. Oleo.

Es decir, no se trata de copia al cien por cien, sino de dejarse llevar por esas influencias y no renegar de ellas ya que son la herencia que otros pintores dejaron y que a su vez también se dejaron influir por otros anteriores. La cuestión es saber dejarse influir por estas influencias pero aun así, sacar algo original de nosotros mismos.

Cuadro al oleo de Santander de Rubén de Luis
La bahía de Santander. Oleo.

Dicho esto presento estas obras que tienen como protagonista indiscutible el mar y la luz del norte de España, tan cambiante y característica como bella. En la parte superior se puede ver la primera obra que trata de una escena de temporal marítimo con los viandantes sobre el pavimento mojado del paseo marítimo de la playa de San Lorenzo en Gijón.

Una obra suelta en la que también cabe destacar la luz que deja en sombra parte del cuadro y iluminada el resto con la iglesia de San Pedro con una luz que tiñe sus muros de tonos ocres.

La siguiente obra, es una vista de la bahía de Santander desde la ciudad en la que se puede ver la isla de Mouro al fondo con unas nubes realizadas con pinceladas torcidas y yuxtapuestas. La yuxtaposición del color a través de pinceladas horizontales y verticales es algo común en mi pintura. La luz también es importante en esta pintura como se puede apreciar en la zona de las nubes y la parte de la costa más alejada.

Cuadro al oleo de un paisaje de Santoña de Rubén de Luis
Paisaje de las marismas de Santoña. Oleo.

Por otro lado he pintado como pareja de este último cuadro que comentaba, otra obra de la misma medida con un motivo distinto aunque el sentido de haberlo hecho así es el tema, ya que ambas obras tienen como sujeto principal Cantabria y sus paisajes. Otro tema luminoso a pesar de tener nubes. Con una pincelada con carga de pintura refleja un paisaje de las marismas de Santoña en Cantabria.

Como se puede apreciar en esta obra, la luz es intensa de igual modo que en las anteriores citadas pero de un modo diferente y refleja bien el ambiente del lugar que era lo que me interesaba capturar.

En general es la luz del norte de España llevado a la pintura que tantas veces he realizado y que se puede ver en mi página oficial aparte de este blog donde he dedicado tanto a Asturias como a Cantabria dos secciones.

Parejas de cuadros de un motivo similar

A veces realizo parejas de obras de un tema y composición parecido.

En este caso presento un par de ejemplos tanto de paisaje como de marinas.

Comienzo presentando un par de obras realizadas hace un tiempo. En concreto don dos paisajes de la provincia de Segovia. Una vista de la villa de Pedraza de la Sierra y otro paisaje de la ciudad de Segovia desde las afueras.

Ambos cuadros tienen una composición en la que el cielo ocupa un cuarto del espacio compositivo y el resto se deja para el paisaje.

La técnica impresionista y propia de mi pintura muestra ambos lugares en verano con tonalidades amarillas y ocres para poner de manifiesto el calor del estío.

La pincelada nerviosa en algunas zonas, sobre todo en los edificios puede recordar a la obra de Aureliano de Beruete, y es que en mi pintura hay gran influencia tanto de la pintura impresionista europea como de la pintura española del cambio de siglo del XIX al XX.

Un ejemplo de cómo utilizo un formato similar para distintos paisajes.

Esto también abarca a otras obras de otro tipo y técnica como lo son las marinas y en este caso en particular ofrezco una mirada al Mediterráneo y su mar inconfundible lleno de color y de luz.

Presento una pareja de marinas al oleo y acuarela en un formato panorámico de un mismo lugar en el Mediterráneo. También una fina franja del cielo ocupa ese espacio.

Los colores azul ultramar oscuro y los esmeraldas se mezclan en la mitad de las pinturas. La diferencia en esta pareja estriba en la técnica, siendo la acuarela más liviana y el oleo más consistente en su técnica.

Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58 (también WhastApp)

Escenas de verano al oleo

Recuerdos que pinto al oleo en un par de cuadros que comparto hoy.

La luz y el color del verano que he querido capturar y plasmar con colores sobre el lienzo.

Cuadro al oleo de unos niños en la playa
Cuadro al oleo de unos niños en la playa

En verano siempre me vienen a la mente este tipo de escenas que muchos tenemos en nuestra memoria. Recuerdos que permanecen intactos y que hoy día nos vienen a la mente cuando pasamos unos días en algún lugar de costa junto a la playa.

He pintado un par de oleos de medidas similares recientemente en los que he retratado a algunos niños jugando en diversas poses a lo largo de una mañana en la playa.

En el primer cuadro que he pintado sobre estas líneas se puede apreciar a una pareja de niños, quizás hermanos que pasean chapoteando a su paso el agua y rompiendo su propio reflejo con los pies a medida que caminan. Es una escena luminosa llena de color y de brillo que plasma un instante breve en el lienzo.

Niño en la orilla jugando
Niño en la orilla jugando

Esta otra obra es bastante distinta aunque tiene en común el motivo de mar y de playa en verano.

Esta vez eh pintado un niño ajeno a mi presencia jugando en la orilla esperando a las olas inclinado con una postura en la que acecha a la próxima ola que está a punto de llegar.

Los colores verdosos y grises tan importantes en los temas de mar predominan en este cuadro al oleo sobre lienzo de similares medidas al anterior.

Otra cosa que lo diferencia de su predecesor es que toda la atención y la composición entera se centra en el niño ubicado en el centro del cuadro y el mar. Es decir, no hay línea de horizonte donde se pueda ver una franja del cielo.

Por último constatar y resaltar que la infancia es uno de los periodos más importantes de nuestras vidas y uno de los motivos pictóricos que siempre ha sido algo muy frecuente tanto en mi pintura como en la de otros muchos artistas a lo largo de la Historia del Arte, como por ejemplo Sorolla.

Siempre he comentado que de un modo u otro Sorolla al pintar muchos cuadros en los que los niños eran protagonistas de sus obras en las playas del Mediterráneo, hizo suyo este tema. Ahora es inevitable pintar un tema similar y no ver a Sorolla en estos motivos.

Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58 (también WhastApp)

Dos acuarelas de Toledo y Ciudad Real.

Dos paisajes de otoño del mismo tamaño de dos lugares muy distintos de Castilla la Mancha.

Acuarelas con elementos en común con motivos diferentes

Toledo en acuarela. Rubén de Luis
Toledo en acuarela. Rubén de Luis

En estas acuarelas he pintado en una misma medida de 50×30 cms dos paisajes de dos provincias de Castilla la Mancha distintas pero unidas por elementos en común.

Por un lado la estación en la que están pintadas que es el otoño con los árboles amarilleando combinando con los verdes oliva de algunas encinas o matorrales propios del paisaje castellano-manchego.

Por otro lado hay un elemento esencial en ambas pinturas que es el reflejo del cielo sobre el agua tanto del río Tajo a su paso por la ciudad de Toledo como en la laguna que se forma al manar el agua en Ruidera.

Lagunas de Ruidera en acuarela. Rubén de Luis
Lagunas de Ruidera en acuarela. Rubén de Luis

Este tipo de efecto en acuarela tienen cierta complejidad ya que hay que equilibrar tanto el cielo como el agua así como los árboles o otras cosas que se reflejan con los mismos tonos en el agua.

La pincelada y el estilo es el mismo que realizo a menudo en mi pintura que es muy cercano al Impresionismo, con pinceladas alargadas y ligeras mezclando el color con el agua y dejando que se envuelvan entre si.

Información y encargos de cuadros a medida escribiendo a ruben@rubendeluis.com
Tel. 616 46 21 58 (también WhastApp)