Acuarelas de marinas y otros paisajes

Estas son algunas de las acuarelas que he realizado recientemente.

Son en su mayoría acuarelas de pequeño formato de distintos paisajes. Son cuadros en su mayoría excepto el último que se puede ver por orden en este comentario de un tamaño pequeño y realizados todas las acuarelas con un papel de alta calidad de 300 gramos.

 

Acuarela de Peñiscola

Cuadro en acuarela de Peñiscola

En primer lugar un paisaje del casco histórico de Peñíscola desde la playa en la que se aprecia el castillo y todas las casas agrupadas alrededor.

Es un atardecer con la luz del Mediterráneo iluminando las fachadas. El mar de colores muy suaves propios de esta zona de la costa del Mediterráneo también tiene colores magenta y violetas.

Cuadro en acuarela de las marismas de San Fernando

Cuadro en acuarela de las marismas de San Fernando

La siguiente acuarela es un paisaje de las marismas de San Fernando en la provincia de Cádiz. Algunas barcas ante la baja marea permanecen estáticas esperando la subida del mar.

El cielo de tonos grises, azules y naranjas se funden en el horizonte con una fina línea de tierras y el paisaje verde deja algunos charcos en los que se refleja el cielo.

Acuarela de una playa de Huelva

Acuarela de una playa de Huelva

En la siguiente acuarela el mar es protagonista pero sin serlo demasiado. Se trata de una escena de playa en la provincia de Huelva. El formato apaisado igual que las dos anteriores determina un paisaje y perspectiva muy amplias. Donde la arena fina y dorada tiene protagonismo. Al fondo un espigón bordea toda la línea del horizonte y algunas personas entre casetas y sombrillas se sitúan en el centro del cuadro.

Cuadro en acuarela del álamo centenario de Miraflores de la Sierra

Cuadro en acuarela del álamo centenario de Miraflores de la Sierra

Finalmente una acuarela realizada por encargo de el famoso álamo centenario de Miraflores de la Sierra. Ya no está como aparece en la imagen ya que la acuarela la he pintado partiendo de una imagen de los años ochenta cuando el álamo estaba en todo su esplendor. La acuarela está pintada con tonos muy suaves y centra su atención en el tronco del árbol y en la parte baja de la copa.

Un amanecer y un atardecer al óleo

Dos cuadros al oleo realizados en dos momentos del día muy distintos, un atardecer y un amanecer.

Hay dos momentos en el día que siempre los colores, la luz y los contrastes cambian mucho en poco tiempo creando sombras y momentos muy especiales.

Estos dos momentos son el amanecer y el atardecer. En los cuadros que presento a continuación he pintado estos dos momentos del día en dos cuadros al oleo de dos paisajes de Santander en dos puntos diferentes.

El primero es un atardecer en el faro del Cabo Mayor en Santander y el segundo un amanecer en el Paseo de Pereda también en la misma ciudad.En ambos cuadros el Sol es protagonista de cada pintura y como cosa curiosa no ocupa gran parte de cada cuadro pero si que la luz que desprende protagoniza cada obra.

 

Cuadro al oleo de un atardecer en el faro del Cabo Mayor, Santander

Atardecer en el faro del Cabo Mayor, Santander

En el primer cuadro el Sol se aprecia como un pequeño punto luminoso en el horizonte y torna de colores naranjas, amarillos que se mezclan con los azules y violetas a medida que movemos nuestra mirada hacia la parte superior del cuadro.

 

Cuadro al oleo de un amanecer en el Paseo de Pereda

Amanecer en el Paseo de Pereda

En el siguiente cuadro la luz cambia por completo al tratarse de un amanecer en el que el Sol sale desde el horizonte y aunque se sitúa a la misma altura prácticamente su luminosidad es diferente enfocando directamente todo mientras que en el anterior cuadro su luz cambiaba los colores.

Los tonos rosas y malvas son algo común en este cuadro donde las sombras se producen en la parte más inferior de la pintura.

Se aprecia la figura de alguna persona caminando a lo lejos del paseo. Y el famoso edificio del Real Club Nautico de Santander también se define al final del paseo sobre el agua.

Todo cambia con la luz y nuestra percepción de las cosas, de momentos vividos y lugares también.

Pintando cuadros en pareja de diferentes series

Dos cuadros al oleo de Jávea.

 

Siempre me ha gustado pintar cuadros por parejas, es decir, pintar dos temas diferentes de un mismo lugar. En el caso que comento aquí lo he realizado recientemente con cuatro paisajes de dos zonas de España muy distintas, una en la costa de Alicante en Jávea y otra en la provincia de Segovia en Castilla y León.

Esto confiere que los cuatro cuadros que presento a continuación sean muy diferentes en el paisaje pero entre ellos al haber sido pintados en en mismo tiempo no hay mucha diferencia en cuanto a técnica se refiere.

 

Cuadro al oleo de un paisaje del monte Montgó en Jávea

Cuadro al oleo de un paisaje del monte Montgó en Jávea

En primer lugar empezando por el primer cuadro sobre estas líneas un paisaje de Jávea pero algo diferente a lo que suelo pintar en cuanto al mar tan bonito que se puede apreciar en este lugar sino más bien un paisaje de interior. Con la zona del pueblo antigua bajo la silueta enorme del monte Montgó.

Se trata de un paisaje de interior que en la zona de Alicante hay muchos y de gran belleza aunque predominen siempre los paisajes de mar. En primer término se puede ver en el cuadro unos naranjos entre una vegetación con pequeñas flores amarillas silvestres y entre las ramas de los naranjos en la lejanía se aprecian las fachadas blancas resplandecientes por la luz del sol de las casas de Jávea.

Sorolla pasó aquí temporadas y dijo que aquí lo tenía todo en cuanto a motivos y luz. Todos los motivos que podía pintar estaban allí. Un cuadro de pequeñas dimensiones con una pincelada suelta y algo pequeña en ocasiones de estilo impresionista.

 

El Cabo de San Antonio, Jávea

El cabo de San Antonio, Jávea

En el siguiente cuadro al oleo también de Jávea se ve el Mar Mediterráneo esta vez desde lo alto del Cabo de San Antonio aunque no es un cuadro de una marina ni un cuadro en el que el mar sea protagonista o tenga una presencia que nos atrape.

El motivo principal de este cuadro cuando lo pinté era retratar las paredes inmensas en forma de acantilado que caen y los colores de las rocas. Siempre me ha parecido que las rocas de la costa del Mediterráneo en general en ciertos lugares más que en otros poseen una luminosidad increíble cuando el sol se proyecta sobre ellas.

Y me parecía muy bonito poder hacerlo desde lo alto de este lugar tan conocido en Jávea. En el centro subiendo por la ladera lentamente dos personas pasean como se puede ver por el color de sus ropas entre una hierba de colores ocre donde algún verde también aparece y algunas amapolas con sus colores rojos en primer término.

Sobre el mar en la lejanía algunos barcos dejan su estela cada cual en distintas direcciones.

 

Es por tanto una pareja de cuadros de Jávea del interior que se complementan muy bien pero sin llegar a ser cuadros con tonos o colores similares aunque el tema y la técnica si lo es.

Dos cuadros al oleo de Segovia.

Cuadro al oleo de un paisaje de Segovia

Cuadro al oleo de un paisaje de Segovia

Por otro lado he pintado otros dos cuadros con un tema muy diferente y de un motivo también muy distinto.

Se trata de dos paisajes de la provincia de Segovia. Por un lado y por orden de aparición he pintado este cuadro al oleo de una vista de la ciudad de Segovia desde los alrededores donde se puede contemplar el perfil de la ciudad con algunos de los edificios más destacados como la Catedral o el Alcázar.

Abajo a la derecha se puede ver la pequeña iglesia templaria de la Vera Cruz. Los colores ocres, amarillos muy claros indican un paisaje de verano. El Guadarrama al fondo muy claro detrás de la ciudad deja ver su silueta característica divisoria de las dos Castillas.

Al igual que los cuadros anteriores este cuadro también posee un estilo impresionista muy definido tanto por la composición como por la técnica empleada en todos los cuadros similar.

Es bueno poder encontrar lo que buscamos a nivel artístico y trabajar sobre ello y que todos los cuadros tengan un hilo conductor similar y sean redondos en cuanto a técnica y estilo y no cambien demasiado de unos a otros a pesar como es lógico de la evolución de cada artista.

Cuadro al oleo de Pedraza

Cuadro al oleo de Pedraza

En el siguiente cuadro al oleo presento una vista de Pedraza que a primera vista tal y como un amigo me ha comentado recientemente recuerda a los cuadros de pequeño formato que Camille Corot pintara en su día sobre estudios de lugares determinados a lo largo de sus viajes.

Un cuadro de pequeño formato como digo de una vista de un lugar muy pintoresco y bonito, la villa de Pedraza en la provincia de Segovia.

Estos dos cuadros tienen tema y técnica igual aunque no tamaño pero lo bonito es realizar parejas de cuadros o series y verlas a la vez y lo más importante profundizar sobre un tema en concreto ya que de este modo se conoce el tema tratado.

Cuadros en acuarela de dos atardeceres. Paisaje y marina.

Cuadros de dos atardeceres en acuarela.

Dos cuadros de dos lugares distintos de Cantabria, tanto del interior como de la costa. La luz cambia en ambos cuadros aunque el momento en el día es similar.

Hoy presento un par de acuarelas en las que he estado trabajando recientemente sobre dos temas algo dispares entre si pero con un elemento común que es el Sol y la luz del atardecer.

En el primer cuadro se aprecia el Sol como un pequeño punto luminoso rodeado de nubes de colores grises y azulados mientras que en el siguiente se trata de una marina con un cielo mucho más despejado y con colores más amarillos y naranjas.

Ambos son paisajes de Cantabria pero uno es un paisaje del interior en el Valle de Liébana y el otro cuadro corresponde a una marina de un atardecer en al playa de Valdearenas en Liencres.

La luz cambia tanto por la hora en la que están representados ambos cuadros como por la atmósfera y el lugar.

En cualquier caso el Sol es un elemento que ordena el paisaje y la estructura de ambos cuadros siendo el punto de atención de ambas acuarelas.

Aparte de lo estético este tipo de cuadros sirve como estudio de la luz y de la atmósfera en un momento determinado. El estudio y la observación con un carácter casi científico que en ocasiones los artistas llevamos a cabo.

A veces el trabajo casi es de investigación para poder representar luego en cada cuadro que se pinta con coherencia y de este modo poder adquirir toda la información necesaria que la naturaleza nos aporta.

En mi opinión es una de las cosas más bonitas que tiene el dedicarse a un trabajo como este.

Algunas acuarelas de Andalucía.

Una pareja de cuadros en acuarela realizados recientemente por encargo de dos lugares muy distintos de España en un mismo tamaño que forma una bonita pareja.

 

Recientemente he pintado estas dos acuarelas de dos lugares muy distintos de España. Se trata por un lado de una acuarela de una vista de la Plaza de España en Sevilla y por otro de un paisaje de la ciudad de Salamanca al otro lado de las orillas del río Tormes.

Ambos cuadros ofrecen una vista o paisaje arquitectónico de dos lugares muy diferente pero que tiene sentido a nivel compositivo presentarlos juntos por eso he decidido añadir las dos imágenes en paralelo para poder verlas de este modo.

El cielo una vez más en mi pintura adopta gran protagonismo como en muchos de mis cuadros realizados hasta la fecha ya que ocupa gran parte del espacio del cuadro realizado en distintos tonos azules y utilizando una pincelada que detalla muy bien cada parte del cuadro y mezclando los tonos y colores entre si.

Ciudades de España al óleo

Toda mi pintura está basada prácticamente en lugares que he recorrido o a los que estoy vinculado de un modo especial. Este es el caso de algunas de las ciudades que he visitado a lo largo de los años y de momentos y lugares que me han gustado y he decidido pintarlos.

Sevilla, óleo sobre lienzo

Sevilla, óleo sobre lienzo

Cuando se comienza a pintar uno está un poco perdido y no te decides por ningún tema, es decir por ningún motivo en especial sino que más bien tu pintura se compone de un montón de temas buscados de modo casual y que en ese momento nos apetece pintar pero que no guardan relación entre sí. Es complicado encontrar lo que nos gusta representar, el motivo en sí pero también lo es llegar a una técnica que creamos que ese es nuestro modo de entender la pintura. Esto cuesta a veces años pero un día vemos claramente cuál es nuestro camino a seguir.

El puente de Alcántara en Toledo, oleo sobre lienzo.

El puente de Alcántara en Toledo, oleo sobre lienzo.

Decidí hace un tiempo que lo que me gustaba era pintar lugares y momentos concretos de los lugares que iba visitando a lo largo de toda España, con la luz que caracteriza cada uno de estos lugares. Reconozco que es complicado el retratar y captar la luz que caracteriza estos sitios y que a la vez nos traslade al lugar mismo en el momento que lo vemos pero creo que lo he conseguido en parte aunque en ocasiones haya costado más y en otras menos. Sin duda una de las cosas fundamentales es haber estado en el propio lugar para poder captar bien la atmósfera de cada emplazamiento.

Cuadro al óleo de Avila

Cuadro al óleo de Avila

En la siguiente pequeña colección de cuadros al oleo pueden verse algunos de los lugares que he recorrido y que posteriormente he retratado. Aún me queda mucho por realizar ya que España es muy rica en ciudades con gran cantidad de edificios históricos y representativos del propio lugar y de la historia de modo que siempre me dejo algo pero que iré componiendo poco a poco.

Se pueden ver una serie de cuadros de Castilla y León, Andalucía, Madrid etc…

Cada provincia o comunidad autónoma tiene gran cantidad de lugares que pintar y hay muchas que aún no he tocado y que poco a poco intentaré realizar.

Cuadro de Madrid al óleo

Cuadro de Madrid al óleo

Siempre he dicho que España es como un pequeño continente y que de norte a sur y de este a oeste nada tiene que ver entre sí a diferentes niveles tanto de paisaje como de cultura, gentes o gastronomía y de ahí su riqueza. Para mí que me dedico a la pintura esto es algo muy enriquecedor ya que al cambiar el paisaje cambia la luz y pintar todos los paisajes y tipos de luz que posee nuestro país siempre es algo con lo que se aprende mucho.

Cuadro al óleo de Santander

Cuadro al óleo de Santander

La pintura sirve como catalizador del conocimiento de muchas cosas a través de la observacíón en este caso del medio que nos rodea ya que es mucho el tiempo que paso frente al motivo a representar y esto permite descifrar lo bonito de cada cosa.

ENTRE EN EL MAR Y LA TIERRA

oleo de una playa de Santander

oleo de una playa de Santander

Hoy presento algunos de los trabajos realizados últimamente. He titulado la entrada “Entre el mar y la tierra” debido a que son paisajes y marinas en óleo y acuarela pintados de lugares costeros o del tierra adentro. En la primera fotografía muestro un cuadro pintado desde la orilla hacia la costa de Cantabria.

Paisaje de Castilla

Paisaje de Castilla

En este segundo cuadro muestro un paisaje del interior de Castilla en la provincia de Valladolid. Se trata de un paisaje de tonos ocres y marrones muy propios de la zona en contraste con la pintura anterior.

Un niño jugando en la playa

Un niño jugando en la playa

En el tercer cuadro cambio de lugar nuevamente y me introduzco en el Mediterráneo puro en verano que aunque contrasta mucho con la estación en la que nos encontramos me apetecía pintarla.

Playa de Liencres

Playa de Liencres

Con la siguiente obra vuelvo de nuevo al Cantábrico y en esta ocasión he pintado una marina de Liencres en la que muestro las rocas en primer término en un ambiente de tarde.

Plaza de Callao, cuadro en acuarela

Plaza de Callao, cuadro en acuarela

Y por último esta otra imagen de una acuarela de la plaza de Callao en Madrid, de tal modo que esta selección de obras que he realizado últimamente son un contraste entre sí tanto del medio rural como urbano y marino.

Rubén de Luis

contacto: ruben@rubendeluis.com