Dos cuadros de Menorca

Recientemente he pintado estos dos cuadros en acuarela y oleo de dos lugares con encanto de Menorca.

Dos técnicas distintas para capturar la luz del Mediterráneo en esta bonita isla de Menorca.

 

Hoy muestro un par de cuadros en acuarela y óleo de dos temas muy distintos que he pintado recientemente de temas de Menorca. En las primeras imágenes que muestro se puede ver un paisaje de la Cala Mesquida desde la parte más alta del lugar en la que se puede apreciar el paisaje en su totalidad y el mar de colores turquesas, esmeraldas, y el cielo descendiendo en colores hasta el horizonte.

 

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida en Menorca

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida en Menorca

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida enmarcado

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida enmarcado

Con pequeñas pinceladas he realizado este cuadro en acuarela en el que se van uniendo unos colores con otros hasta formar y ofrecer consistencia a la obra completa. Debido a que esta acuarela se trata de un encargo a medida la enmarqué posteriormente para poder enviarla lista para colgar.

Es probable que a estas horas cuelgue de las paredes de alguna casa en la misma Cala Mesquida, el mismo lugar que pinté.

Cuadro al oleo de Binibequer, Menorca

Cuadro al oleo de Binibequer, Menorca

El siguiente cuadro es un paisaje de Binibequer en la zona sur de la isla de Menorca y del que tengo buenos recuerdos de la infancia. He pintado este lugar desde la zona del embarcadero donde reposan las barcas y llaüts.

El agua cristalina de color esmeralda y turquesa es protagonista de este cuadro de estilo impresionista donde el color y al luz que se proyecta en el pueblo blanco con las fachadas de cal se iluminan en un paisaje de puro ambiente Mediterráneo.

Anuncios

Dos cuadros al oleo de marinas del Mediterráneo

El Mar Mediterráneo en dos obras en las que he estado trabajado con dos momentos del día y dos lugares muy diferentes.

Estos dos cuadros al oleo son dos visiones muy distintas de la costa de Alicante y Valencia y por otro lado una marina de Almería.

 

Marina al oleo del Mar Mediterráneo

Marina al oleo del Mar Mediterráneo

El primer cuadro es una marina sin ningún elemento en el cuadro más que el mar.

El Mar Mediterráneo que en muchos de nosotros permanece en la memoria de nuestra infancia en los días de verano que pasábamos junto a nuestras familias recogiendo multitud de recuerdos de entonces. Se trata de un momento muy particular que siempre me ha gustado capturar.

Dicho momento es hacia las doce del mediodía en verano. A esta hora el sol está a una altura concreta en esta estación del año e ilumina el mar y las olas que genera el mismo de un modo muy particular.

Crea brillos en el agua haciendo parecer un mar de plata y dejando ver tonos verdes, y marrones de una intensidad poco frecuente en otros mares.

Con una composición panorámica y alargada he pintado este cuadro donde el mar ocupa gran parte de la superficie de la obra dejando menos espacio para el cielo ya que la intención que tenía era la de mostrar en la parte central los reflejos y brillos de la luz.

Los juegos que la luz hace sobre el agua y luego extendiéndose más adelante hacia el horizonte en diferentes tonos de verde y azul mezclados con grises y marrones.

El color gris es muy importante en las marinas aunque parezca extraño pero ese matiz de color es esencial en el color del mar que se mezcla con los verdes sobre todo en la zona más próxima del cuadro.

Para contrastar un cielo azul con algo de violeta y magenta en el que se puede intuir quizás la proximidad de una tormenta.

Marina al oleo del Cabo de Gata

Marina al oleo del Cabo de Gata

Siempre he dicho que cada mar tiene su propia personalidad, su temperamento y carácter, el color definido y movimiento muy peculiar depende de la zona en la que nos encontremos. Pero también dentro del propio mar según su ubicación podemos ver que también cambia.

Este es el caso de esta segunda marina que he pintado del Mar Mediterráneo de la costa de Almería hacia el Cabo de Gata.

Aquí el color del mar es diferente, el momento del día también y la zona de acantilado y rocas que he pintado conocida como el Arrecife de las Sirenas con esas rocas con formas alargadas ofrece un paisaje fuera de lo habitual.

Pinceladas horizontales para el mar y verticales para el cielo componen este cuadro con tonalidades ocre y marrones en la zona más próxima de rocas con un estilo en general que lo acerca al Impresionismo como es habitual en mi pintura aunque con una composición en el dibujo fragmentada dando importancia a la línea y el dibujo general de cada obra.

Algunos cuadros en acuarela de temas de castillos y fortificaciones.

Cuadros de castillos en acuarela de Urueña y Morella.

Dos acuarelas realizadas que tienen como tema principal estas construcciones medievales.

Recientemente he pintado estas dos acuarelas que tiene como motivo principal algunas fortificaciones derruidas pertenecientes a la época medieval. Me llama la atención este tipo de construcciones que permanecen y resisten a lo largo del tiempo y aguantan en pie dando rienda suelta a nuestra imaginación sobre cómo podría ser cuando se construyeron hace siglos.

En primer lugar y bajo estas líneas presento una acuarela de la villa de Urueña en la provincia de Valladolid en la comarca de los Montes Torozos.

Se trata al igual que la que muestro a continuación de una acuarela de pequeño formato de 33×19 cms apaisada. He elegido este formato debido a que es apropiado para mostrar el largo de la muralla en ambas acuarelas.

En esta además he pintado en la parte inferior una maravilla del arte Románico Lombardo que es la iglesia de Nuestra Señora de la Anunciada que se conserva en magníficas condiciones y que merece la pena conocer y ver de cerca.

 

Cuadro en acuarela de Urueña, Valladolid.

Cuadro en acuarela de Urueña, Valladolid. 33×19 cms.

Comentar por último los colores de la acuarela y algo acerca de la técnica empleada. A lo largo de los años he ido depurando la técnica de la acuarela trabajando con más detalle en cada parte de cada obra que hacía, trabajando con el color sobre todo.

En esta caso las obras que muestro están compuestas por pequeñas pinceladas de tonos ocres para los alrededores y el campo en contraste con los tonos tierra de los árboles, pardos y más oscuros que contrastan con los claros tanto de la muralla y la iglesia como del cielo de un tono azul que desciende y se funde con el horizonte.

Cuadro en acuarela de Morella

Cuadro en acuarela de Morella. 33×19 cms

Por otro lado acompaña esta otra acuarela de Morella en al provincia de Castellón.

La composición es similar ya que la zona del castillo y fortaleza se organiza en la parte superior alargándose toda la obra.

Por otro lado el pueblo se va componiendo dentro del recinto amurallado y el exterior.

En cuanto a colores es similar al anterior, con tonos ocres y amarillos que contrastan con algunos olivares en primer término  en bancales de cultivo que hay alrededor del pueblo.

El cielo de diferentes tonalidades de azul claro desciende sobre el lugar.

A pesar de trabajar en un espacio muy pequeño siempre es muy gratificante hacerlo y poder alcanzar detalles de cada lugar pero sobre todo el poder capturar la luz y color de cada lugar en concreto.

Dos cuadros de Mallorca al oleo

Mallorca siempre ha sido un motivo principal en muchas de mis pinturas y en este caso he pintado dos cuadros al oleo de pequeño formato de dos motivos muy diferentes de la isla.

Dos motivos sencillos pero muy reconocibles de Mallorca. Un cuadro de un olivo que es casi un símbolo de Mallorca y una pequeña calle de Valldemossa.

El olivar, Mallorca

El olivar, Mallorca

Mallorca tiene multitud de buenos motivos para pintar y en este caso he elegido dos temas que identifican muy bien a la isla. Se trata de un olivo como muestra la primera imagen empezando por arriba.

El olivo y los olivares en bancales como el que muestro en este cuadro tiene una gran tradición en Mallorca.

Siendo un árbol en general propio de muchos países del Mediterráneo en sus raíces dejamos que nuestra imaginación fluya viendo formas increíbles que la naturaleza se encarga de esculpir.

Olivos centenarios que he pintado en este pequeño cuadro al oleo con una técnica cercana al Impresionismo. Una pincelada ligera llena de contrastes en sus colores.

Cuadro al oleo de Valldemossa

Cuadro al oleo de Valldemossa

El segundo cuadro es una obra de igual tamaño de una calle de Valldemossaen la que se aprecian multitud de tiestos con plantas y flores adornando el lugar.

Valldemossa tiene multitud de rincones pero decidí pintar esta pequeña calle centrando toda la atención en los edificios y sin mostrar el cielo salvo. Sólo en la parte superior se aprecia la montaña con los árboles.

Una pareja de cuadros pintados al oleo sobre tablas preparadas con imprimación especial para este tipo de pintura.
En ambas la pincelada en suelta y ligera con bastante carga de pintura.

Algunas acuarelas recién pintadas el pasado año.

Hoy muestro una selección de algunas acuarelas realizadas el año pasado.

Los motivos son paisajes de diferentes lugares que he pintado con acuarelas.

Con una técnica en la que la luz y el color componen cada uno de estos cuadros he realizado esta serie de acuarelas el año pasado. Son algunas de las muchas realizadas ya que sólo son una muestra del trabajo realizado en donde pongo de manifiesto la diversidad de paisaje en el que vivo.

Se trata de una técnica depurada que he realizado a lo largo del año prestando atención al dibujo preliminar y la construcción de los diferentes espacios de cada acuarela.

Realizadas con una pincelada fina y pequeña para determinar en detalle cada zona la importancia de la luz así como del color en cada cuadro nos hace recordar quizás en la pintura del Impresionismo ya que ejerce desde hace años gran influencia sobre mi trabajo aunque también el trabajo de artistas como Richar Parkes Bonington o Turner sobre todo en el estudio de cada lugar que pintaron y como decía anteriormente al importancia en el dibujo y en la composición.

Acuarelas de dos lugares de Cantabria

Dos cuadros en acuarela de Cantabria que he pintado recientemente de dos lugares muy distintos y con diferente ambiente y atmósfera.

Santillana del Mar y el Paseo Marítimo de Santander en dos cuadros con una luz distinta.

Acuarela del embarcadero del Sardinero, Santander

Acuarela del embarcadero del Sardinero, Santander

A menudo pinto cuadros de Cantabria, paisajes y marinas de esta bonita tierra y esta vez el turno le ha tocado a dos lugares muy conocidos. He viajado a menudo por Cantabria y estos dos lugares son muy especiales para mí y guardo muy buenos recuerdos de ambos.

En primer lugar el embarcadero del Paseo Marítimo de Santander. Este barco de pequeñas dimensiones se utiliza para recorrer la bahía y comunicar varias poblaciones como Somo, Pedreña o Astillero con Santander de un modo rápido y bonito ya que el recorrido merece la pena realizar ya que se obtienen muchas vistas de diferentes puntos de la bahía.

Aunque en este caso he pintado el punto final o de partida, según se mire, en el que el barco permanece junto al embarcadero en un día de niebla.

La acuarela permite crear este tipo de atmósferas con diferentes capas de pintura y distintos niveles de opacidad. También otras técnicas de pintura lo permiten pero creo que con la acuarela se alcanza transmitir algo muy especial.

Acuarela de Santillana del Mar.

Acuarela de Santillana del Mar.

Por otro lado he pintado la fachada de la Colegiata de Santillana del Mar en la que se aprecia la bonita portada principal. Una construcción de estilo Románico que permanece intacta a lo largo de los siglos.

Lo cierto es que todo en Santillana respira cierto aire de magia y el lugar en el que se ubica este edificio también.

En esta ocasión he utilizado un papel de grano grueso como se puede apreciar sobre todo en el cielo dejando ver su textura y gramaje.

Como decía al principio, Cantabria ofrece gran variedad de paisajes tanto de costa como de interior y al ser una comunidad relativamente pequeña y bien comunicada se recorre muy bien llegando rápido a cualquier punto siendo algo muy positivo si queremos realizar diferentes cuadros con ambiente distinto en un mismo día.

De norte a sur | Cuadros al oleo de Cantabria y Andalucía

Cuadro al oleo de un paisaje de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

Cuadro al oleo de un paisaje de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

Hoy presento dos paisajes muy distintos y realizados al óleo recientemente.

Se trata de un cuadro al óleo de un paisaje de Sanlúcar de Barrameda y una marina de Cantabria donde se puede apreciar diferente luz.

De norte a sur con una luz muy diferente son estos dos cuadros que he pintado recientemente al oleo y en el mismo tamaño de 55×38 cms.

Se trata de dos paisajes en los que el mar es un elemento en común pero que se representa de muy diferente modo como se puede apreciar en las imágenes que ilustran este comentario.

 

España es como un pequeño continente debido a la riqueza de su diversidad en todo tipo de aspectos y también en el paisaje. Por eso es muy diferente el mar y el clima del norte y del sur. Cambia todo y ahí reside su riqueza.

Me anime a pintar estas dos escenas de mar con un concepto muy diferente.

En el primero empezando por la izquierda, se trata de una marina de la playa del Sable en Tagle (Suances) Cantabria. A diferencia del siguiente este tiene una línea de horizonte muy alto dejando gran espacio del cuadro para el mar y los brillos que se reflejan debido a la luz del Sol que se refleja sobre este y que permanece escondido detrás de las nubes.

Se trata de un cuadro que evoca toda la magia del Mar Cantábrico, un lugar muy especial lleno de encanto y que he visitado en varias ocasiones lo que me ha llevado a pintar esta obra.

A continuación y también en paralelo a los lugares que he visitado he pintado el cuadro que adjunto sobre una escena de mar también pero con otro concepto.

Se trata de un paisaje de Sanlúcar de Barrameda en Cádiz. Un cuadro al óleo en el que el cielo acapara gran parte de la composición del cuadro. En la parte inferior un barco espera a recoger a sus viajeros para trasladarlos a la otra orilla de la desembocadura del río Guadalquivir. Este lugar se le conoce por el nombre de Bajo de Guía. Un lugar realmente bonito y con mucho encanto.

Inspirado por los cielos que el maestro Eugéne Boudín plasmó en su obra he recreado una escena muy conocida en este lugar tan bonito de la provincia de Cádiz que a pesar de haber muchas nubes en el cielo lo bonito de esta pintura es haber recreado al luz tan peculiar de esta parte de Andalucía.