Pequeño cuadro al oleo de las Lagunas de Ruidera.

El agua de este bonito paraje son el elemento principal de esta pequeña tablita pintada al oleo de las Lagunas de Ruidera.

El paisaje rápido y vivaz en una tablita de pequeñas dimensiones recrea el paisaje bonito de las Lagunas de Ruidera en la provincia de Ciudad Real.

Se trata de un cuadro al oleo de valores y tonos muy contrastados con el cielo y de grandes zonas oscuras de sombra.

Cuadro de un paisaje al oleo de las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real. Rubén de Luis.

Cuadro de un paisaje al oleo de las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real. Rubén de Luis.

Un paisaje de leyendas y lleno de misterio empezando por cómo se nutren estas lagunas ya que el agua mana entre las rocas y la vegetación formando cascadas que llenan las lagunas y se tornan de colores verdosos y azules bastante oscuras.

Este tipo de pequeños cuadros siempre son buenas referencias para realizar más adelante cuadros de estudio con más detalles y de formato más grande.

El motivo principal es realizar un estudio rápido de color, una impresión del paisaje.

Anuncios

Cuadros de escenas de verano en la playa

El mar y la playa es uno de los motivos principales para desarrollar este tipo de cuadros que presento aquí en su conjunto.

Escenas en cuadros al oleo que realizo mientras que previamente he tomado apuntes al natural.

En esta pequeña colección de cuadros que he realizado a lo largo de los años he querido capturar la luz del momento y el movimiento y juegos de cada momento.

Como se muestra en el vídeo que he realizado en la parte inferior tomo diferentes ideas en el mismo lugar para luego en el estudio poder trabajar sobre ello. El trabajo de observación es importante en este aspecto ya que se necesita para poder plasmar la luz tal y como es en la realidad así como el movimiento.

Aunque por otro lado siempre en pintura uno debe añadir su propio punto de vista acerca de cada motivo porque sino no tendría sentido y sería más bien una fotografía. Es decir a veces se cae en el error de pensar que un cuadro cuanto más se parezca a la realidad más interés o mérito tiene cuando en realidad una pintura es mucho más que eso.

Creo que hay que incidir en realizar una obra sincera y en su conjunto que tenga consistencia y linealidad.

En esta serie de cuadros la gente, los niños y demás elementos forman el paisaje y el cuadro en toda su composición ya que el color de sus ropas, el movimiento y demás elementos son algo fundamental en cada obra ya que sino no tendría sentido ninguna de estas escenas y serían tan solo marinas. Por ello la figura humana tiene protagonismo esencial en estos cuadros así como la luz del Mediterráneo presente en cada una de las pinturas.

 

 

 

 

Acuarelas de paisajes de Castilla la Mancha

Dos acuarelas recientes de dos paisajes de Castilla la Mancha, un paisaje de unos molinos de viento y el puente de San Martín en Toledo.

Acuarelas de formato similar donde he querido capturar la luz de estos dos lugares tan distintos.

 

Acuarela de unos molinos de viento en La Mancha

Acuarela de unos molinos de viento en La Mancha

Siempre me gusta realizar al menos dos cuadros en un mismo tamaño de un tema similar o que por lo menos tenga relación uno con otro. Este es el caso de estas dos acuarelas de paisajes de Castilla la Mancha de dos lugares distintos donde comparto el paisaje con colores y luz distintos.

El primer cuadro es una vista de unos molinos de viento en Consuegra, provincia de Toledo y desde donde se peude observar la llanura manchega que parece no tener fin. He querido añadir también un sentido de movimiento y sensación de viento a la acuarela con pinceladas sueltas y en varias direcciones.

Por otro lado la luz en lo alto de esta colina en verano es realmente bonita e ilumina las fachadas blancas de los molinos.

 

Cuadro en acuarela del puente de San Martín en Toledo

Cuadro en acuarela del puente de San Martín en Toledo

En la siguiente acuarela he centrado la atención en el puente de San Martín en Toledo.

Donde se puede ver el reflejo del cielo sobre el agua en un pequeño claro bajo el arco del puente. Se puede decir que cada obra tiene siempre un elemento clave y en este caso sería esa zona de luz y reflejo.

Con la excusa de pintar el puente en realidad lo que más me gustaba de ese paisaje era precisamente esa zona reflejada. Uno de los puentes que se pueden ver en Toledo a lo largo de la ribera del río Tajo.

Dos cuadros de Andalucía en acuarela.

Presento estas dos acuarelas de temas de Andalucía pintadas recientemente.

Sevilla y Huelva en dos paisajes de dos lugares muy emblemáticos de Andalucía.

 

Hoy presento un par de acuarelas que quería mostrar a la vez. Por un lado una vista de Sevilla desde el barrio de Triana con el río Guadalquivir como hilo conductor de la composición y por otro lado una vista de un paisaje del Rocío en la provincia de Huelva. Ambos pintados en acuarela.

Cuadro en acuarela de Sevilla

Cuadro en acuarela de Sevilla

El primer cuadro de Sevilla tiene como motivo o vista principal la Giralda al fondo así como otros edificios conocidos junto al río. El reflejo de la arboleda sobre el agua así como el cielo también juega un papel importante en esta pintura.

 

Cuadro del Rocío en Huelva

Cuadro del Rocío en Huelva

El siguiente cuadro es una vista panorámica de la aldea del Rocío en la provincia de Huelva.

También en formato apaisado pero más estrecho en su composición muestra la pequeña aldea de tonos blancos con los tejados naranjas y la multitud que se puede intuir por los pequeños puntos de color que se extienden a lo largo de la línea central de color ocre de albero que se extiende por toda la población.

En primer término la zona de marisma debido que se sitúa en el Coto de Doñana es evidente por rastros húmedos y la vegetación baja típica de esta zona. Una acuarela que está realizada con bastante detalle.

Acuarelas de temas de montaña

Dos cuadros pintados en acuarela recientemente sobre dos paisajes de sierra o de montaña de dos provincias diferentes con una luz muy distinta.

La acuarela permite recrear aunque con poco margen de error estos dos paisajes.

La Sierra de Guadarrama en su vertiente sur en Madrid y la Sierra Mágina en Jaén.

 

Siempre he pintado con acuarela. El motivo por el cual empecé a pintar acuarela hace muchos años cuando era un adolescente que comenzaba a querer hacer de su pasatiempo una profesión fue que en mi casa no había mucho espacio y la acuarela permite poco espacio para trabajar y además los materiales utilizados no ensucian apenas ni huelen por lo que es bastante limpio y a la vez es una técnica que permite al utilización del color y otros efectos.

 

A lo largo de los años he ido experimentando con la acuarela, he estudiado a artistas clásicos que utilizaron la acuarela como soporte complementario a sus otras técnicas no denostando esta técnica como Joseph Mallord William Turner, Mariano Fortuny, John Singer Sargent, etc…y otros artistas contemporáneos donde poder aplicar y técnicas distintas. Siempre claro está con la meta de encontrar nuestro estilo.

Así he llegado hasta este punto en el que os muestro estas acuarelas de pequeño formato. Defendiendo siempre el pequeño formato, insistiendo que el tamaño de la obra no determina su valor, y siempre encontrando una gran atracción por el trabajo en pequeño formato.

Cuadro en acuarela de la Sierra de Guadarrama.

Cuadro en acuarela de la Sierra de Guadarrama. 33×19 cms.

Dicho esto os presento sobre estas líneas un paisaje del Guadarrama desde la zona norte de Madrid donde se puede apreciar el perfil montañoso de la conocida como Cuerda Larga que es el cordel que une un punto de la sierra con otro de un lado a otro y que desde la ciudad de Madrid se aprecia en algunos puntos.

En esta caso he pintado la sierra en una vista nevada y en la zona más próxima a nosotros se aprecian dehesas de encinas de tonos ocre y verdes tierra que salpican la geografía del paisaje.

En tonos rosados el curioso paisaje de la Pedriza donde las piedras tienen otros tonos y está más próximo a nosotros mientras que las otras montañas azuladas adquieren este color en la lejanía debido a la gran cantidad de montes de pinos y robledales que lo forman.

Elegí un formato panorámico para esta pintura ya que deseaba recoger y capturar este paisaje y perfil de estas montañas y este formato propiciaba esto.

Cuadro en acuarela de la Sierra Mágina en Jaén.

Cuadro en acuarela de la Sierra Mágina en Jaén. 33×19 cms.

Por otro lado he pintado un paisaje en acuarela de la Sierra Mágina en la provincia de Jaén donde en este caso se advierte una variedad de tonos muy pardos y las montañas en la lejanía adquieren un tono más violeta y magenta mezclado con las de tonos azulados.

Una luz que el cielo con unas nubes que lo cruzan de lado a lado proyectan la luz sobre este paisaje de la provincia de Jaén que linda con la provincia de Granada y desde el que se aprecian campos de olivares y poblaciones diminutas en la distancia.

Muchos elementos con pinceladas pequeñas mezcladas entre si con muchos matices de color que forman este bonito paisaje de la provincia de Jaén. Al igual que el cuadro que le precede en este también con un formato panorámico recoge toda la amplitud del paisaje.

Dos cuadros de Menorca

Recientemente he pintado estos dos cuadros en acuarela y oleo de dos lugares con encanto de Menorca.

Dos técnicas distintas para capturar la luz del Mediterráneo en esta bonita isla de Menorca.

 

Hoy muestro un par de cuadros en acuarela y óleo de dos temas muy distintos que he pintado recientemente de temas de Menorca. En las primeras imágenes que muestro se puede ver un paisaje de la Cala Mesquida desde la parte más alta del lugar en la que se puede apreciar el paisaje en su totalidad y el mar de colores turquesas, esmeraldas, y el cielo descendiendo en colores hasta el horizonte.

 

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida en Menorca

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida en Menorca

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida enmarcado

Cuadro en acuarela de la Cala Mesquida enmarcado

Con pequeñas pinceladas he realizado este cuadro en acuarela en el que se van uniendo unos colores con otros hasta formar y ofrecer consistencia a la obra completa. Debido a que esta acuarela se trata de un encargo a medida la enmarqué posteriormente para poder enviarla lista para colgar.

Es probable que a estas horas cuelgue de las paredes de alguna casa en la misma Cala Mesquida, el mismo lugar que pinté.

Cuadro al oleo de Binibequer, Menorca

Cuadro al oleo de Binibequer, Menorca

El siguiente cuadro es un paisaje de Binibequer en la zona sur de la isla de Menorca y del que tengo buenos recuerdos de la infancia. He pintado este lugar desde la zona del embarcadero donde reposan las barcas y llaüts.

El agua cristalina de color esmeralda y turquesa es protagonista de este cuadro de estilo impresionista donde el color y al luz que se proyecta en el pueblo blanco con las fachadas de cal se iluminan en un paisaje de puro ambiente Mediterráneo.

Dos cuadros al oleo de marinas del Mediterráneo

El Mar Mediterráneo en dos obras en las que he estado trabajado con dos momentos del día y dos lugares muy diferentes.

Estos dos cuadros al oleo son dos visiones muy distintas de la costa de Alicante y Valencia y por otro lado una marina de Almería.

 

Marina al oleo del Mar Mediterráneo

Marina al oleo del Mar Mediterráneo

El primer cuadro es una marina sin ningún elemento en el cuadro más que el mar.

El Mar Mediterráneo que en muchos de nosotros permanece en la memoria de nuestra infancia en los días de verano que pasábamos junto a nuestras familias recogiendo multitud de recuerdos de entonces. Se trata de un momento muy particular que siempre me ha gustado capturar.

Dicho momento es hacia las doce del mediodía en verano. A esta hora el sol está a una altura concreta en esta estación del año e ilumina el mar y las olas que genera el mismo de un modo muy particular.

Crea brillos en el agua haciendo parecer un mar de plata y dejando ver tonos verdes, y marrones de una intensidad poco frecuente en otros mares.

Con una composición panorámica y alargada he pintado este cuadro donde el mar ocupa gran parte de la superficie de la obra dejando menos espacio para el cielo ya que la intención que tenía era la de mostrar en la parte central los reflejos y brillos de la luz.

Los juegos que la luz hace sobre el agua y luego extendiéndose más adelante hacia el horizonte en diferentes tonos de verde y azul mezclados con grises y marrones.

El color gris es muy importante en las marinas aunque parezca extraño pero ese matiz de color es esencial en el color del mar que se mezcla con los verdes sobre todo en la zona más próxima del cuadro.

Para contrastar un cielo azul con algo de violeta y magenta en el que se puede intuir quizás la proximidad de una tormenta.

Marina al oleo del Cabo de Gata

Marina al oleo del Cabo de Gata

Siempre he dicho que cada mar tiene su propia personalidad, su temperamento y carácter, el color definido y movimiento muy peculiar depende de la zona en la que nos encontremos. Pero también dentro del propio mar según su ubicación podemos ver que también cambia.

Este es el caso de esta segunda marina que he pintado del Mar Mediterráneo de la costa de Almería hacia el Cabo de Gata.

Aquí el color del mar es diferente, el momento del día también y la zona de acantilado y rocas que he pintado conocida como el Arrecife de las Sirenas con esas rocas con formas alargadas ofrece un paisaje fuera de lo habitual.

Pinceladas horizontales para el mar y verticales para el cielo componen este cuadro con tonalidades ocre y marrones en la zona más próxima de rocas con un estilo en general que lo acerca al Impresionismo como es habitual en mi pintura aunque con una composición en el dibujo fragmentada dando importancia a la línea y el dibujo general de cada obra.