El Impresionismo en España

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una revisión al Impresionismo en España.

Como se vivió este periodo artístico en España y algunos de sus artistas a lo largo de este tiempo.

El movimiento pictórico del Impresionismo tal y como lo conocemos en Europa y que surgió en Francia se vivió de diferente modo en España. Como toda corriente artística influyó tanto en los países europeos teniendo cada país una representación variada de artistas al igual que en España .

Este movimiento hay que decir empezó con los artistas que se unieron en Barbizón mucho antes que los Impresionistas para pintar al aire libre motivos muy distintos a los que la crítica y los cánones convencionales de la época estaban acostumbrados.

Por eso la importancia de la mal llamada Escuela de Barbizón ya que no fue una Escuela sino un grupo de artistas con intereses comunes y que al coincidir el vivir todos en el mismo entorno favoreció que se agruparan para pintar y también que otros artistas de otros puntos viajaran a Barbizón formando así una colonia de artistas. Hace no mucho escribí sobre Barbizón y la importancia que tuvo en la Historia del Arte que se puede leer desde aquí.

Es importante el factor de grupo en este periodo ya que el rechazo por parte de la crítica y los organismos oficiales en la época hizo que estos artistas se agruparan para ser más fuertes.

No sabían por aquel entonces ni Corot, Millet, Daubigny, Rosseau…que esto provocaría con el paso de los años un cambio profundo y una gran revolución en el mundo del arte y en el modo de entender la pintura desde entonces.

En España el Impresionismo no caló del mismo modo.

Una vez estudiado el movimiento Impresionista tanto en Francia como en otros países europeos, Estados Unidos, Sudamérica y Australia me doy cuenta de algo importante que acabo de hablar y es el concepto de grupo, de colonia que favorece la fundación y establecimiento de una tendencia artística en un país.

Y esto es algo que en España no sucede. Surgen figuras muy importantes en España, la primera que es obligatorio nombrar y que surge en el periodo de Barbizón en Francia. Su nombre es Carlos de Haes.

Marina al oleo de Carlos de Haes

Marina al oleo de Carlos de Haes

Este artista de origen Belga pinta a la par que Corot o Millet. Pinta al aire libre numerosos estudios, dibujos a lápiz y bocetos al óleo que más tarde realiza con más detalle en su estudio.

El artista viaja y pinta, cosas que se complementan muy bien y también viaja por Europa lo que le lleva a conocer el arte que viene en los diferentes países y traerlo a España. Hoy día se pueden ver algunas pinturas de Carlos de Haes en el Museo del Prado.

Tras un estudio detenido sobre la obra de Haes, me doy cuenta que implanta en España un tipo de paisaje en el que se adivina el Impresionismo aunque aún respira su pintura un cierto tono neo-romántico y es que la pintura del Romanticismo y sus motivos aún daban mucho que hablar y en ocasiones la pintura de Haes recuerda a Turner en sus motivos, escenas y paisajes de alta montaña, acantilados con tempestades, o ruinas de iglesias abandonadas en mitad del paisaje.

Aureliano de Beruete

Vista de Madrid desde el río Manzanares. Aureliano de Beruete

Vista de Madrid desde el río Manzanares. Aureliano de Beruete

Nombres como Aureliano de Beruete, artista madrileño que fue alumno del citado Haes y que desarrolla una pintura muy suelta con gran cantidad de materia y que dada la época retrata en sus paisajes lo que la Generación del 98 plasma en sus libros. principalmente Castilla y los alrededores aunque este pintor también es viajero y se mueve por Europa capturando y observando lo que se hace en ese momento.

Su pintura llena de casticismo es como un reportaje fotográfico de la época donde nos muestra ciertos lugares tal y como eran. No se trata de un pintor que necesite de la pintura para vivir ya que combinaba esta actividad con su trabajo en política.

Realizó mucha obra y parte de ella está en manos de coleccionistas privados. Pintó un gran número de cuadros de pequeño formato en sus salidas a los alrededores de Madrid, Segovia o Toledo donde en ocasiones coincidía con Joaquín Sorolla gran amigo suyo y al que el pintor valenciano dedicó una exposición póstuma en el estudio de Sorolla tras el fallecimiento repentino de Beruete.

Hoy se pueden ver algunas de sus obras en el Museo del Prado y donde dispone casi por completo de una pequeña sala.

Joaquín Sorolla

NIños en la orilla del mar con luz de tarde. Joaquin Sorolla

Niños en la orilla del mar con luz de tarde. Joaquin Sorolla

 

Es inevitable por otro lado hablar de Joaquín Sorolla en este periodo de la pintura Impresionista aunque durante mucho tiempo y también a día de hoy no se le ha visto como un pintor impresionista ya que el no se introdujo en este escenario en el momento sino que realizó su propia pintura con una visión de España para muchos algo conservadora y optimista y no demasiado acorde con la realidad aunque en mi opinión capturó la esencia de diferentes lugares y momentos en España.

También es bueno destacar la amplia variedad de temas que toca en este aspecto desde el paisaje puro al retrato.

Creo que su mejor obra está en el paisaje y en la obra menos conocida, quizás lo que pintó por cuenta propia y no por encargo. Viajó a Londres y París y conoció la obra de Monet y de otros impresionistas de la época. Una obra muy diferente a la que el realizaba tanto en técnica como en tema.

Creo que el Impresionismo no llegó demasiado a Sorolla ya que el creó su propia visión de lo que una pintura debía ser coincidiendo en ocasiones con las teorías sobre la pintura impresionista europea.

Darío de Regoyos

Almendros en flor de Darío de Regoyos

Almendros en flor de Darío de Regoyos

Darío de Regoyos es uno de los representantes españoles que cultivo la pintura impresionista de la época y que al contrario que sus contemporáneos que realizaron su pintura en España en esta época de un tono más personal, Regoyos viaja a Europa y se relaciona con los artistas más conocidos en esta época como Camille Pissarro.

Tiene un modo de ver la pintura más europea y realiza su pintura adaptándola a este estilo imperante. Por eso cuando vemos su obra nos viene a la mente la pintura de los impresionistas europeos y los post-impresionistas ya que vemos na obra realizada don pequeñas pinceladas realizando composiciones.

En algunos de sus cuadros hizo una crítica sobre la España negra y las costumbres y modo de vivir en ese momento.

Pensaba que Sorolla realizaba una pintura que no se correspondía con la realidad. Más adelante realiza paisajes de su Asturias natal con un tratamiento del color propio del los artistas como Monet o Sisley probablemente debido a su influencia.

Eliseo Meifrèn Roig

Eliseo Meifren Roig, Palma de Mallorca

Eliseo Meifren Roig, Palma de Mallorca

El catalán Eliseo Meifrén Roig es otro representante de ésa época en España. Se trata de un pintor no muy conocido en España sobre todo aunque a decir verdad hay una ignorancia realmente espectacular en este sentido hoy día en España.

Así como en Francia o Estados Unidos conocen bien a sus artistas, muchos de ellos conocidos a nivel Universal como es el caso de los Impresionistas franceses en España a duras penas si nos preguntan nos acordamos de Sorolla y poco mas.

Eliseo Meifrén se traslada a Mallorca donde compra una casa en los alrededores de Palma de Mallorca y realiza numerosas vistas de la bahía.

A diferencia de Sorolla Meifrén pinta la luz que hay en el momento, es decir, no pretende ser efectista en este sentido y pinta la luz tal y como es en ese momento.

Joaquim Mir.

Obra de Joaquim Mir

Obra de Joaquim Mir

Hay otros nombres como es el caso de Joaquim Mir que realiza una pintura muy personal y sin salir de su entorno. Mir no quiso viajar a Francia ni a ningún país europeo para realizar su obra y buscar el éxito sino que se centró en su entorno natal y pintó la totalidad de su obra entre Cataluña y Mallorca creando una pintura que comienza muy figurativa y experimenta con el color a medida que avanza en el tiempo y desarrolla su pintura.

Difundir la pintura de estos artistas en el futuro.

En general hay una gran independencia por parte de todos los artistas, la carencia de grupo y la variedad de múltiples formas de ver la pintura en esta época en España hace que el Impresionismo quizás en España fuera lo que conocemos como periodo Modernista. Por un lado esto aporta cierta riqueza y variedad a la historia del arte en España pero por otro creo en mi modesta opinión que con el paso del tiempo quizás carezca de más fuerza y haga que este periodo en España pase de puntillas.

Cuadro al oleo de Segundo Matilla y Marina.

Cuadro al oleo de Segundo Matilla y Marina.

Hoy día hay que indagar e investigar bastante ya que son artistas fuera de los círculos convencionales de artistas reconocidos en España ya que no están a la vista.

Tampoco se han realizados exposiciones en Museos sobre la pintura en España en este periodo lo que creo que sería muy beneficioso para el conocimiento de estos artistas con unas obras de una calidad excepcional y que de este modo se den a conocer en la sociedad ya que hicieron un trabajo muy bueno en su tiempo y debe ser reconocido.

Anuncios

Madrid y el pintor Aureliano de Beruete, los escenarios de sus cuadros

Aureliano de Beruete dedicó gran parte de su obra a plasmar los paisajes de los alrededores de Madrid. Siguiendo el curso del río Manzanares se pueden contemplar aún los paisajes que este gran artista pintó con soltura. Aureliano de Beruete al parecer pudo dedicarse a la pintura debido a su desahogada situación económica lo que hizo que se dedicara a pintar lo que realmente quería pintar sin doblegarse a las modas o a los motivos que mejor vendían en la época y con la técnica que se requería en ese momento y de este modo adoptó una técnica impresionista muy suelta con gran carga de pintura en todas sus obras y en cuanto a motivos se centró en el paisaje de Madrid y alrededores aunque también pintó los lugares que visitó en sus viajes por Europa como Francia o Suiza.

A través de las siguientes fotografías que muestro a continuación se puede comparar el paisaje actual con el que pintó en su día el artista. Me parece interesante la comparación del paisaje sobre todo porque a día de hoy muchos de estos paisajes conservan prácticamente la misma vista y en otros casos ha cambiado bastante.

 

El primer cuadro en el que realizo la comparación es el cuadro del Puente de los Franceses. En el cuadro Beruete quiere resaltar el reflejo de los arcos del puente en el río Manzanares con una luz de tarde que entra por el lado izquierdo y proyecta las sombras donde se sitúa el pintor sobre el agua. Se trata de un trabajo excepcional en el que el punto de vista se centra muy bajo sin mostrar el cielo. Junto al cuadro vemos la imagen actual del puente pintado del mismo color. Este lugar está prácticamente igual a la época en la que el artista realizó este cuadro.

 

La siguiente vista quizás sea la que más ha cambiado respecto al cuadro original pintado por el artista en su día. Se trata de la orillas del Manzanares que Beruete pintó con gran soltura y maestría, ya que el efecto lo logra con una pincelada larga y a base de bastante carga de pintura.  Cierto es que la foto elegida para compararlo es bastante diferente en iluminación que la que tiene el cuadro pero nos podemos hacer una idea de cómo era esa zona de Madrid en esa época y cómo lo es en la actualidad aunque con el soterramiento de la circunvalación que ha pasado por aquí desde hace años se ha ganado mucho. Podemos apreciar en el cuadro los tendederos y las pequeñas chabolas al margen del río.

 

La última comparación entre cuadros y fotografías es esta vista de la Sierra de Guadarrama que Beruete pintara asomándose a las inmediaciones del Monte del Pardo, una de las reservas naturales más grandes y con más riqueza de paisaje cercana a Madrid o al Plantío de los Infantes por donde hoy día discurre la Autovía de la Coruña y que el entorno ha sido altamente modificado. Pero lo que sigue igual es el perfil de la Sierra de Guadarrama que habiendo sido declarado Parque Nacional recientemente conserva sus cumbres intactas y el paisaje si comparamos la última imagen es prácticamente igual al que en su día pintó el artista.

A este pintor le gustaba de mañana cargar todo el material de pintura necesario y desplazarse en coche o en tren a los puntos donde intuía que podía realizar lo que buscaba acompañado de un ayudante pasaba la mañana para asistir por las tardes al Ateneo y por las noches al Café Suizo a tertulias del momento.

Beruete realizó numerosos cuadros de muchos tamaños y creo que se le debería rendir un sincero homenaje a un paisajista que sentó el interés por un nuevo modo de ver la naturaleza y el entorno que nos rodea realizando una exposición en algunos de los Museos Nacionales que tenemos.

Exposición homenaje a Aureliano de Beruete, una imagen para el recuerdo

Exposición homenaje a Aureliano de Beruete, fotografía de La Ilustración anrtistica, 1912

Exposición homenaje a Aureliano de Beruete, fotografía de La Ilustración anrtistica, 1912

En el mes de abril del año de 1912 se celebraba en la casa de Joaquin Sorolla la primera exposición individual a título póstumo dedicada a su amigo el pintor madrileño Aureliano de Beruete. A esta exposición como muestra la imagen adjunta acudían los reyes de España  Alfonso XII y Victoria Eugenia de Battenberg junto a él en la fotografía podemos ver al propio Sorolla y al hijo del pintor fallecido.

Fue quizás la primera exposición individual de Beruete en la que se expusieron gran cantidad de trabajos de temas de Madrid y provincias de alrededor junto con numerosos estudios en pequeño formato. Beruete fue un pintor de pequeño formato en general ya que como discípulo de Carlos de Haes tomó la iniciativa de pintar al aire libre por eso en su obra no hay gran formato todo lo más que llegó a

Aureliano de Beruete, "El Manzanares", 1908, 81x58 cms

Aureliano de Beruete, “El Manzanares”, 1908, 81×58 cms

pintar fue de un metro o metro y medio ya que debían ser tamaños cómodos para su transporte y realización al aire libre. Se sabe que llegó a pintar dentro de un coche o carromato cuando hacía mal tiempo. Supo captar perfectamente con esa pincelada nerviosa tan característica suya muy improvisada y tan natural que al alejarnos toma todo forma haciendo de su conjunto una gran obra de arte y ofreciéndonos una imagen y luz muy real en ese preciso momento. Beruete debido a su cómoda posición económica pudo realizar los temas que quiso sin estar obligado a aceptar otro tipo de temas más comerciales sino pintar realmente los cuadros que quería pintar, de este modo su pintura cobra una gran consistencia en el tema siendo muy homogénea. La fotografía que adjunto de la exposición no es de gran calidad, no he podido encontrar una mejor pero uno se puede hacer a la idea del momento retratado. El retrato que está detrás de la figura de Sorolla (primero por la izquierda) es un cuadro que el propio Sorolla realizó de Beruete, un soberbio retrato en el que sentando y abrigado con su capa muestra el estudio del pintor, un retrato que nos recuerda a Velázquez nada más verlo tanto por su luz como por su técnica empleada. Desde hace años no se ha vuelto a realizar una exposición de Beruete y creo que cada día existe más adeptos al artista, curiosamente gente joven que descubren al artista y quieren saber más sobre él. De momento en el Museo del Prado nos conformaremos con algunos cuadros que podremos ver en la sección de pintura del siglo XIX aunque la mayor parte de su obra está diseminada en manos de coleccionistas privados y muchos otros cuadros en paradero desconocido esperando que salgan a la luz algún día y con la esperanza de poder verlos juntos algún día en una exposición.

El cielo y las nubes en arte

Cuadro de John Constable 1828, Tormenta a lo largo del mar.

Cuadro de John Constable 1828, Tormenta a lo largo del mar.

Hoy voy a comentar un poco lo importante que son las nubes para un artista como yo que realiza multitud de paisajes a lo largo del año tanto en oleo como en acuarela. En muchas ocasiones, en nuestro día a día no prestamos mucha atención a las nubes y si preguntamos a alguien por su color nos dirán que blancas, esto demuestra lo poco que las miramos 🙂

En muchos de mis cuadros las nubes son la base fundamental del cuadro en si y a lo largo de la historia del arte lo han sido para otros artistas como por ejemplo los artistas del periodo del Romanticismo cuando de modo casi experimental y científico los artistas tomaban este tema y creaban estudios sobre la forma, el color, y los fenómenos atmosféricos que producían pintándolos sobre el lienzo o papel en ese preciso instante.

Paisaje de los alrededores de Madrid

Paisaje de los alrededores de Madrid, Rubén de Luis 2013

Son muchos los tipos de nubes que podemos representar y la verdad es que son muy evocadoras, ofreciendo una visión del paisaje muy concreta y aportando personalidad al mismo. Sobre todo hace que el paisaje nos diga cosas y hable a través de ellas. En la segunda imagen que adjunto se puede ver un paisaje con el cielo cubierto por una densa masa de nubes que ofrece un pequeño claro en la parte superior del oleo.  Con este paisaje de nubes donde ocupan mayor parte que la zona de montaña y arboleda nos inspira viento, y aire en una escena un tanto invernal. Las nubes en la zona baja se agarran a la montaña mientras que en la parte media parece que son ligeras.

Cuadro al oleo de Alfred Sisley

Cuadro al oleo de Alfred Sisley

El artista impresionista Alfred Sisley decía que siempre empezaba un cuadro por el cielo ya que era lo que más le apasionaba y en multitud de sus cuadros podemos ver cómo el cielo es en realidad el protagonista de toda al obra con esas nubes creadas a pinceladas pequeñas y sueltas tan características de la pintura de Sisley.

En España no puedo pasar sin nombrar a Aureliano de Beruete ya que el cielo también ocupa gran parte de sus paisajes. Cielos altos los de Castilla que retrató este gran artista así como los de otros países en los que pasó temporadas como los paisajes de Francia. Paisajes con un punto de mira muy bajo y un cielo muy alto y con gran amplitud en un paisaje en mucha ocasiones desamueblado.

La importancia de las nubes en la pintura como se puede apreciar es tan vital y necesaria como en nuestra vida diaria 🙂