Un amanecer y un atardecer al óleo

Dos cuadros al oleo realizados en dos momentos del día muy distintos, un atardecer y un amanecer.

Hay dos momentos en el día que siempre los colores, la luz y los contrastes cambian mucho en poco tiempo creando sombras y momentos muy especiales.

Estos dos momentos son el amanecer y el atardecer. En los cuadros que presento a continuación he pintado estos dos momentos del día en dos cuadros al oleo de dos paisajes de Santander en dos puntos diferentes.

El primero es un atardecer en el faro del Cabo Mayor en Santander y el segundo un amanecer en el Paseo de Pereda también en la misma ciudad.En ambos cuadros el Sol es protagonista de cada pintura y como cosa curiosa no ocupa gran parte de cada cuadro pero si que la luz que desprende protagoniza cada obra.

 

Cuadro al oleo de un atardecer en el faro del Cabo Mayor, Santander

Atardecer en el faro del Cabo Mayor, Santander

En el primer cuadro el Sol se aprecia como un pequeño punto luminoso en el horizonte y torna de colores naranjas, amarillos que se mezclan con los azules y violetas a medida que movemos nuestra mirada hacia la parte superior del cuadro.

 

Cuadro al oleo de un amanecer en el Paseo de Pereda

Amanecer en el Paseo de Pereda

En el siguiente cuadro la luz cambia por completo al tratarse de un amanecer en el que el Sol sale desde el horizonte y aunque se sitúa a la misma altura prácticamente su luminosidad es diferente enfocando directamente todo mientras que en el anterior cuadro su luz cambiaba los colores.

Los tonos rosas y malvas son algo común en este cuadro donde las sombras se producen en la parte más inferior de la pintura.

Se aprecia la figura de alguna persona caminando a lo lejos del paseo. Y el famoso edificio del Real Club Nautico de Santander también se define al final del paseo sobre el agua.

Todo cambia con la luz y nuestra percepción de las cosas, de momentos vividos y lugares también.

Anuncios

Dos acuarelas de reciente creación

Dos marinas en acuarela recién terminadas

El mar y el cielo protagonistas de estos dos cuadros en los que la ciudad de Santander es el telón de fondo en el que se enmarcan estas pinturas

 

He trabajado recientemente en dos acuarelas de temas similares donde el mar es protagonista absoluto de estos dos cuadros realizados a través de un encargo que he recibido con la intención de tenerlos como pareja. La ciudad de Santander es el fondo y está presente en estos dos cuadros en los que los elementos de la naturaleza prevalecen siendo el mar en su diferente estado y el cielo elementos principales en ambos cuadros.

El primer cuadro comenzando por la izquierda es una escena de la playa del Camello en Santander donde la roca tan conocida inclinada se presenta bajo un cielo con gran cantidad de nubes con multitud de matices de color gris y azul y que quizás nos recuerda en su ejecución a las acuarelas de John Sell Cotman al igual que en el color azul utilizado.

En la siguiente acuarela la isla de Mouro se debate entre las olas y un mar de color verde en sus diferentes tonos. Un mar mucho más bravío que en el cuadro anterior con un cielo con más movimiento a diferencia del paso de nubes del primer cuadro.