Pintando dos cuadros en serie del mismo motivo

Hoy voy a comentar un par de cuadros que he realizado recientemente por encargo. Ambos son del mismo tema pero existen variaciones de colores y tonos y algo de composición aunque no son demasiado grandes. Sin embargo quería compartirlo y comentarlos y sobre todo verlos a la vez de modo que los he situado de este modo en esta página para que se puedan apreciar las diferencias.

No obstante también es bueno verlos por separado de modo que pulsando sobre cada uno de ellos se amplía la imagen para que no nos distraiga de la otra y así poder concentrarnos en cada uno de los cuadros.

El paisaje que he pintado es una escena del bonito pueblo de la provincia de Gerona que se llama Tamariú. Un lugar frecuentado por muchos veraneantes y que captura mucho la esencia del Mediterráneo.

He querido realizar como viene siendo frecuente en mi pintura un cuadro de técnica impresionista en donde el color tiene una importancia vital y el modo de colocar el color capturando una impresión primera del paisaje. Obteniendo la luminosidad propia de la zona que es lo que nos hace viajar a través de la pintura hasta ese lugar.

El color situado pensando mucho para que tenga esas transparencias en el mar y esos matices de color de los diferentes tonos de verde y azul que hay en el lugar. La pincelada se combina vertical en el cielo y horizontal en las zonas de mar y tierra mezclándose entre si.

En el cuadro de la izquierda se aprecia unos tonos más oscuros y todo el color del cuadro está más contrastado a diferencia del cuadro de la derecha con colores más claros. Se puede utilizar como referencia el pino de la parte izquierda o el cielo. Es interesante ver el resultado a la vez, dos miradas del mismo lugar con matices en ambos cuadros.

 

Anuncios

De qué está compuesto un cuadro

A menudo cuando estoy frente al lienzo o frente al papel realizando un nuevo cuadro me suelo hacer una pregunta: ¿de qué está lleno un cuadro? ¿de qué cosas está compuesto un cuadro aparte de cosas materiales como pintura y trazos?
El oficio de artista es muy diferente a cualquier otro trabajo y aunque se pueda pensar que es algo sencillo, divertido o evasivo (que a veces lo es) en realidad es un trabajo muy duro y esto nunca se sabe hasta que uno dedica parte de su vida a el arte. Es decir es muy distinto si nos dedicamos a pintar por afición los fines de semana o los ratos de ocio que dedicarle dedicación plena de modo profesional. La cosa cambia mucho.

 

Paisaje de flores en Gallecs, Barcelona

Paisaje de flores en Gallecs, Barcelona, Rubén de Luis 2015

Pero volviendo al comienzo de este comentario, decía que cuando estoy frente al lienzo, pasa el tiempo y con el multitud de pensamientos, reflexiones, recuerdos, posibles vivencias futuras y la vida que hemos vivido pasa por nuestra cabeza hacia adelante y hacia atrás.

Camille Pissarro , El huerto en Éragny

Camille Pissarro , El huerto en Éragny, 1896

Es curioso porque luego cuando termino el cuadro en el que he trabajado y pasa el tiempo y lo vuelvo a mirar me lleva de modo instantáneo a lo que pensaba mientras lo que pintaba y a lo que vivía mientras trabajaba en el de modo que de alguna manera el lienzo se llena de este tipo de cosas también lo cual no deja de ser curioso y cuando visito una exposición o un museo me lleva a pensar lo que pasaba por la mente del artista en ese momento ya que la mayoría de las veces poco tiene que ver con la pintura en la que se trabaja sino pensamientos y reflexiones ajenas al arte.