El valor de una idea en nuestra pintura.

La idea, sólo una idea es lo que necesitamos para poder llegar a hacer y componer nuestra obra alrededor de la misma. Ahondar en esta idea es conseguir la chispa que necesitamos para componer nuestra obra en la disciplina que sea, bien pintura, escultura o cualquier otra disciplina artística.

Hace poco viendo la última película de Fernando Trueba, “El artista y la modelo” me confirmó algo que me rondaba la cabeza hace poco y que cuando estoy frente al lienzo pintando suelo pensar. En esta película hay una escena en la que el viejo artista le explica a su modelo que en la vida no hay mucho tiempo para tocar varias ideas y desarrollarlas en el campo artístico en la disciplina que sea, que cuando surge una idea hay que trabajar sobre ella y nada más.

Esto que parece una cosa simple, no lo es.

Fotograma de la película "El artista y la modelo"

Fotograma de la película “El artista y la modelo”

El proceso creativo de trabajar en una idea desde la cual se profundiza en ella es bastante lento. Si tomamos como referencia a algunos artistas pocos han sido los que han podido desarrollar bien más de una idea.

Por ejemplo a Sorolla los cuadros de la representación de España algunos de ellos para los paneles decorativos de la Hispanic Society le costaron unos cuantos años y parte de la salud. También a Van Gogh le costó encontrar su idea para poder desarrollarla en su pintura pero acabó haciéndolo costándole la vida y a Cézanne igual desarrollando contra viento y marea su obra siendo honesto con su trabajo y con su idea hasta el extremo.

Sólo son algunos ejemplos de lo que significa desarrollar una idea en nuestra obra. Quizás lo que más cueste sea encontrarla, algo de lo que hablaba recientemente y que se convierte en lo que se conoce normalmente como estilo o motivo a representar, tal y como decía el sabio escultor de la película de la que hablaba al principio ” la cuestión es encontrar una idea y trabajar sobre ella, lo demás es perder el  tiempo”.

Anuncios

12 comentarios en “El valor de una idea en nuestra pintura.

  1. Y cuando consigues que tu idea empiece a ser física en tu obra también se le llama “innovar”.
    Y sin embargo hay una larga historia de trabajo, a veces, con frustraciones detrás.
    Pero el artista es paciente, inteligente y confía que llegará la inspiración y se entregará hasta los límites de su corazón.
    Por esto se avanza en el arte por la constancia, paciencia y el amor a la creación.
    Te felicito por tus reflexiones.

  2. me ha encantado! solo añado que tanto la obra artística como el artista tienden a ser cambiantes, no os sucede que empiezas a pintar algo con una idea y cuando lo terminas no tiene nada que ver con la idea inicial?aun asi comparto que es un trabajo dificil trabajar en una sola idea sobretodo cuando se tienen tantas en mente 😉 un saludo!

    • En efecto Antón!! la cosa no es tan simple como parece, por eso ya no se lo que me gusta y lo que no, es decir antes veía algunas obras de ciertos periodos artísticos que de primeras decía: “esto no me gusta” pero cuando indagas y estudias un poco la idea entonces acaba por gustarte 🙂 ¡un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s