Monet y Pissarro caminos separados y unidos por el impresionismo.

Aunque el título de este artículo pueda extrañar lo cierto es que dos de los artistas más representativos del movimiento impresionista y grandes amigos fueron separados al final de sus vidas por el arte y el camino que cada uno decidió escoger.

Al comienzo del movimiento impresionista Claude Monet y Camille Pissarro tenían mucho en común acerca de la pintura y su modo de entender la pintura en aquellos años en los que estudiaban y pintaban el paisaje de Francia al aire libre. Sin embargo lo que parecía una amistad unida por el arte finalmente también por motivos artísticos se separaron.

Claude Monet

Claude Monet

Pissarro pensaba que había que evolucionar en el impresionismo y que había que realizar una pintura más moderna y con otros aires dándole la sensación de que se habían quedado estancados y criticaba duramente la pintura de Monet diciendo que no sabía pintar otra cosa y que su estilo no evolucionaba.

Camille Pissarro , El huerto en Éragny

Camille Pissarro , El huerto en Éragny

Fue entonces cuando Claude Monte inauguró la exposición de la serie de almiares y a la que acudió el propio Pissarro quedando absolutamente maravillado. Pissarro recomendó fervientemente a su hijo Lucien que visitara la exposición y dado que no pudo hacerlo su padre se enfadó con él diciéndole en una carta que rara vez podrá ver una exposición que merezca tanto la pena como esta.

Almiar, efecto de luz de tarde, Claude Monet

Almiar, efecto de luz de tarde, Claude Monet

Le costó un tiempo pero finalmente, Pissarro escribió una carta a Monet pidiéndole disculpas y mostrando su satisfacción por la exposición de los Almiares y dejando ver que quizás las series fueran en camino a seguir. Desde este momento Pissarro se ocupa de las series sobre todo de temas urbanos en París obteniendo el mayor éxito de toda su carrera, también recomendado por su médico ya que sufría problemas de vista y pintar al aire libre podría ser perjudicial al afectarle el sol de modo directo.

Camille Pissarro, Montmatre

Camille Pissarro, Montmatre

Monet continúa por otro lado con la series de la catedral de Rouen que tan reconocibles son para todo el mundo.

En muchas ocasiones como he comentado en este blog hay un camino marcado que hemos de seguir, no solo en la pintura sino también en cualquier labor que desempeñemos a lo largo de nuestra vida y a veces se toman senderos que nos hacen volver de nuevo al camino principal. Tomar el sendero equivocado para regresar es de personas sensatas y valientes.

El valor de una idea en nuestra pintura.

La idea, sólo una idea es lo que necesitamos para poder llegar a hacer y componer nuestra obra alrededor de la misma. Ahondar en esta idea es conseguir la chispa que necesitamos para componer nuestra obra en la disciplina que sea, bien pintura, escultura o cualquier otra disciplina artística.

Hace poco viendo la última película de Fernando Trueba, “El artista y la modelo” me confirmó algo que me rondaba la cabeza hace poco y que cuando estoy frente al lienzo pintando suelo pensar. En esta película hay una escena en la que el viejo artista le explica a su modelo que en la vida no hay mucho tiempo para tocar varias ideas y desarrollarlas en el campo artístico en la disciplina que sea, que cuando surge una idea hay que trabajar sobre ella y nada más.

Esto que parece una cosa simple, no lo es.

Fotograma de la película "El artista y la modelo"

Fotograma de la película “El artista y la modelo”

El proceso creativo de trabajar en una idea desde la cual se profundiza en ella es bastante lento. Si tomamos como referencia a algunos artistas pocos han sido los que han podido desarrollar bien más de una idea.

Por ejemplo a Sorolla los cuadros de la representación de España algunos de ellos para los paneles decorativos de la Hispanic Society le costaron unos cuantos años y parte de la salud. También a Van Gogh le costó encontrar su idea para poder desarrollarla en su pintura pero acabó haciéndolo costándole la vida y a Cézanne igual desarrollando contra viento y marea su obra siendo honesto con su trabajo y con su idea hasta el extremo.

Sólo son algunos ejemplos de lo que significa desarrollar una idea en nuestra obra. Quizás lo que más cueste sea encontrarla, algo de lo que hablaba recientemente y que se convierte en lo que se conoce normalmente como estilo o motivo a representar, tal y como decía el sabio escultor de la película de la que hablaba al principio ” la cuestión es encontrar una idea y trabajar sobre ella, lo demás es perder el  tiempo”.

Dos retratos al óleo de dos niñas por encargo

Retrato al óleo de Irene, Oleo sobre lienzo, 61X50 cms

Retrato al óleo de Irene, Oleo sobre lienzo, 61X50 cms

Hoy presento dos retratos al óleo de dos niñas que he realizado en los últimos meses. Recientemente he terminado la pareja y tiene sentido verlos juntos. Se trata de los retratos de dos hermanas que he realizado por encargo para una persona que me lo pidió y utilizando unas fotografías como referencia los he pintado.

Se trata de dos  cuadros con una composición de medio cuerpo. En el primer cuadro la niña mira hacia un lado con un fondo verde algo amarillo y que hace que la composición sea muy bonita. Hay un efecto de desenfoque del fondo de arbustos imitando a la imagen de la que está pintada. Los detalles en rosa del vestido hace que contraste con los labios.

Retrato al óleo de Lucía, Oleo sobre lienzo, 61X50 cms

Retrato al óleo de Lucía, Oleo sobre lienzo, 61X50 cms

En el siguiente cuadro otra niña, la hermana de la niña anterior corre hacia nosotros sonriente. Es algo más pequeña de edad por lo que se aprecia la inquietud de la infancia mientras que en el anterior cuadro a pesar de que también es una niña de corta edad se puede apreciar más tranquilidad Los colores del vestido son algo diferentes siendo los detalles en azul muy claro al igual que el fondo de un verde más oscuro.

Retratos al óleo de dos niñas realizado por encargo

Retratos al óleo de dos niñas realizado por encargo

Para finalizar añado una imagen de los dos cuadros juntos que creo que tiene mucho sentido el poder verlos así ya que de este mod se puede ver el estilo y el acabado de los dos cuadros a modo de una pequeña serie.

Dos cuadros en acuarela de Mallorca, luz del Mediterráneo

Cala S`Amarador, Mallorca, acuarela sobre papel

Cala S`Amarador, Mallorca, acuarela sobre papel

El Mediterráneo posee una luz muy bonita y desde luego ofrece a los artistas grandes posibilidades para pintar ya que son muchos los motivos que salen a nuestro paso cuando para pintar algún cuadro. En este caso presento hoy unas acuarelas de dos lugares de Mallorca de los alrededores de Santanyi al sur de la isla. Se trata de dos calas tomadas desde diferentes puntos de vista. El primer cuadro ofrece una visión de esta bonita cala pero observado entre los pinos de este modo ofrece un contraste de luces y sombras en la propia copa de los árboles así como en el agua cristalina y transparente de  tonos azulados y turquesas ofreciendo un ambiente de tranquilidad a todo el cuadro. Con pinceladas en diferentes direcciones ofrece esta acuarela una composición entera y bien consistente ofreciendo la luz de Mallorca en las copas de los árboles que son los que en este caso ofrecen todo el aporte lumínico a la acuarela. Realizar este tipo de cuadros en acuarela no deja de tener un componente alto de dificultad debido a que hay que realizar las pinceladas a la primera, es decir pensando primero bien lo que se va a realizar para luego pintarlo ya que en acuarela caben pocos errores.

Calò des Sivinar, Mallorca, acuarela sobre papel

Calò des Sivinar, Mallorca, acuarela sobre papel

El siguiente cuadro es de otra vista de otra cala del mismo lugar pero la composición de esta acuarela es totalmente diferente ya que en este caso no hay fuertes contrastes de luces y sombras sino que la luz ilumina la escena por igual resaltando las zonas de las rocas y las transparencias del agua del mar que se mezclan en una suerte de verdes, amarillos, azules de todo tipo creando ese mar tan característico de las Islas Baleares y en este caso de Mallorca. Los colores rojizos y ocres de las rocas destacan en este trabajo que en tonalidades y valores de color es similar al anterior pero no en iluminación de modo que podría decirse que hay partes que son complementarias pero otras no.

Esto es en resumen algunas cosas que he tenido en cuenta a la hora de pintar estos dos lugares tan bonitos utilizando acuarelas.