Aprender a mirar

Parece lógico que la mayoría de nosotros somos capaces de ver las cosas que nos rodean, pero no sabemos mirarlas bien y desentrañarlas en su totalidad.La pintura me ha dado la oportunidad de aprender a mirar y este aprendizaje conlleva muchos años, no es fácil.
 

 

Paisaje de Tierra de Campos

Paisaje de Tierra de Campos

Ante un paisaje un cambio de luz, un momento del día que representar en un cuadro, es cuando empiezas a escrutar la totalidad al detalle, por ejemplo, una montaña a simple vista puede parecer algo trivial o normal en un paisaje pero cuando se empiez a pintar se pueden apreciar todos los detalles de cada parte que conforma una montaña y es cuando se puede apreciar la belleza de cómo están compuestas las cosas, lo mismo ocurre con un ser vivo, es entonces cuando te das cuenta de al complejidad de las cosas y que lo que nos parecía hasta ahora banal es bello.Este es uno de los encantos de la pintura.

 
 

Paisaje de la Sierra de Guadarrama

Pero la cosa va más allá cuando además de pintarlo hay que interpretarlo, es decir si nos ponemos cinco pintores a pintar una misma cosa, cada uno lo interpretará de una manera, esto es que en la complejidad de lo que uno mira cada uno lo ve de una manera.

Anuncios

Invierno sobre la Hiruela

 

Paisaje al óleo de la Hiruela, nevado

Paisaje al óleo de la Hiruela, nevado

Recientemente he estado en un pueblo de la sierra norte de Madrid llamado La Hiruela y decidí pintar un cuadro al óleo del lugar nevado, cuando la nieve está empezando a derretirse en una tarde de invierno.
Me llamó la atención la luz azulada que las sombras proyectaban sobre el suelo asi como la luz que como un foco iluminaba las casas.